Las medidas de restricción específicas para Semana Santa en Canarias estarán vigentes desde las 00.00 horas del viernes 26 de marzo hasta las 24 horas del 9 de abril, ha anunciado este jueves el consejero de Sanidad, Blas Trujillo, tras la celebración del Consejo de Gobierno.

No se podrá viajar entre islas, con independencia de los niveles de alerta epidemiológica en que esté cada una, a no ser que se disponga de una PCR o de un test de antígenos con resultado negativo, con el fin de reforzar la protección frente a la Covid-19. La movilidad en el Archipiélago se permitirá en las excepciones acordadas, pero en caso contrario será necesario disponer de una prueba de infección negativa, que no pagará el Ejecutivo regional, aclaró Trujillo.

Entre islas se podrá viajar por turismo en Semana Santa si se cuenta con una PCR o un test de antígenos negativo.

En el caso de los pasajeros procedentes de la Península también deberán contar con una PCR negativa y podrán regresar los residentes en las islas, como los estudiantes, una de las excepcionalidades establecidas por el Consejo Interterritorial de Salud de cara a la Semana Santa, en la que Canarias y Baleares no tendrán cierre perimetral y sí el resto de comunidades autónomas.

Los controles en puertos y aeropuertos de la comunidad autónoma canarias se incrementarán durante la Semana Santa para vigilar el cumplimiento de las medidas durante esas vacaciones, dijo Trujillo.

Reuniones

En relación al número máximo en Semana Santa de personas no convivientes en encuentros familiares y sociales y en espacios de uso público y privado cerrados o al aire libre, las modificaciones que se introducen en relación a la regulación actual, implican que en los espacios de uso público cerrados o al aire libre no se podrá superar el número máximo de personas que se indica salvo que se trate de convivientes.

Las islas que se encuentren en los niveles 1 y 2 de alerta tendrán un máximo de 4 personas, salvo que se trate de convivientes

En ese sentido, las islas que se encuentren en los niveles 1 y 2 tendrán un máximo de 4 personas, es decir, tendrán la misma regulación en ese aspecto que en el nivel 3. Si el grupo está formado por convivientes y no convivientes no se podrá sobrepasar el número máximo de personas establecido en cada uno de los niveles.

Asimismo, se añade que la permanencia de personas en espacios de uso privado se limitará a convivientes en todos los niveles de alerta.

Libre circulación de personas

Sobre la libre circulación de personas en horario nocturno se ha acordado que el nivel de alerta 1 se equipare al 2, es decir, entre las 23.00 y las 06.00 horas, mientras que en el nivel de alerta 2 el toque de queda será el mismo que el 3, fijado entre las 22.00 y las 06.00 horas. Las actividades esenciales quedan fuera de esos controles horarios, como hasta ahora.

Restauración y ocio

Los locales de restauración como terrazas, bares y cafeterías tendrán prohibido el consumo fuera de la mesa o del espacio asignado en barra a cada cliente y el servicio de bebidas alcohólicas a clientes que no ocupen previamente una mesa asignada.

Tampoco se permitirán las actividades que propicien aglomeraciones y que impidan mantener la distancia de seguridad interpersonal y un uso incorrecto de mascarillas, tales como la celebración de fiestas, bailes, karaokes, concursos, conciertos o música ambiental que inviten a bailar o a cantar.

Además, en los niveles 1 y 2 durante la Semana Santa se deberán cumplir los siguientes requisitos: la ocupación máxima por mesa se establece en 4 personas tanto en espacio interiores como al aire libre. En la actualidad, en el nivel 1 se autorizan 10 personas en exteriores y 6 en interiores y en el nivel 2, 6 en el exterior y 4 en el interior.

En los niveles 1 y 2 la ocupación máxima por mesa se establece en 4 personas tanto en espacio interiores como al aire libre

En el nivel 1 los establecimientos tendrán que cerrar antes de las once de la noche y en el 2 antes de las diez de la noche, con la excepción del servicio de comida a domicilio, que se podrá mantener hasta las doce de la noche.

Al igual que en los puertos y a los aeropuertos, se incrementará la vigilancia en los medios de transporte terrestres.

Por último, en relación a los eventos populares y en consonancia a lo establecido en el Consejo Interterritorial de Salud entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, las fiestas, verbenas y otros actos no están permitidos, como las procesiones u otro tipo de evento que pueda incitar a la reunión descontrolada de personas o que supongan situaciones que dificulten o imposibiliten el cumplimiento de las medidas preventivas generales, detalló Trujillo.

Fiestas, verbenas y procesiones, entre otros eventos, estarán prohibidos

Cambio de niveles

Gran Canaria sube del nivel 2 reforzado actual al 3 de alerta por coronavirus, indicó Trujillo. Aunque el crecimiento de nuevos contagios diarios por Covid en Gran Canaria es “amortiguado, sin embargo, es alcista y es necesario atajarlo”, manifestó.

Al nivel 3 suben también las islas de Tenerife y Fuerteventura, que como Gran Canaria están en el 2 reforzado. El incremento de casos en estas dos últimas islas es mayor que en Gran Canaria, aunque en el caso de Fuerteventura preocupa la presión hospitalaria que ha llevado a poner en marcha el plan de contingencia en el Hospital General de Fuerteventura.

Esta medida en Gran Canaria, Tenerife y Fuerteventura entrará en vigor a las 00.00 horas del lunes 22 de marzo.

Blas Trujillo explica que Fuerteventura y Gran Canaria pasan a nivel 3 de alerta por coronavirus Acfi Press

Entre las novedades del nivel 3, los gimnasios podrán permanecer abiertos con el 33% de aforo, el uso de mascarilla, una separación de 2 metros y grupos no superiores a 4 personas, incluido el monitor.

En lo que respecta a Lanzarote, seguirá en el 2 y si continúa de manera satisfactoria, “en poco tiempo descendería al 1”, indicó el consejero de Sanidad. En el 1 se mantienen La Palma, La Gomera y El Hierro.