Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Enfermedad

La agotadora espera de un asturiano con varios tumores por un fármaco: “Es angustioso”

F. G. R., de 71 años, aguarda el visto bueno de la Comisión de Uso Racional de Medicamentos | “En otras regiones lo dan”, dice su mujer

La agotadora espera de un gijonés con varios tumores por un fármaco: “Es angustioso”

Cinco meses lleva esperando por un medicamento especial un gijonés de 71 años afectado por varios tumores y que ya le obligó a someterse a un trasplante hepático en 2012. “Es un tratamiento que los médicos nos han dicho que da muy buenos resultados y que en otras comunidades autónomas se está aplicando en situaciones parecidas”, explicó este domingo a La Nueva España, diario perteneciente al mismo grupo editorial que este periódico, la esposa del enfermo.

El paciente, F. G. R., comienza esta misma tarde un ciclo de radioterapia en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Su situación, según su familia, “es muy delicada”, por lo que “no entendemos tanta tardanza cuando las especialistas que llevan a mi marido tienen tan claro que la que proponen es la única solución viable para salvarle la vida”.

En el trasfondo de esta situación se sitúa la Comisión de Uso Racional de Medicamentos y Productos Sanitarios del Principado (CURMP). Esta entidad es la responsable de analizar las solicitudes que realizan los médicos para prescribir, a un paciente concreto, tratamientos que aún no están aprobados por el Ministerio de Sanidad y estandarizados en el territorio nacional.

Como en tantos otros casos, lo que solicitan los médicos que llevan a este enfermo es un fármaco para lo que se denomina “uso compasivo”. Al profano en medicina puede resultarle chocante, pero en este ámbito pueden surgir discrepancias entre especialistas. De manera que, lo que unos ven claro, otros no lo ven tanto o lo consideran improcedente. En este tipo de tiras y afloja puede haber, al menos, dos circunstancias relevantes. Por una parte, el precio de los medicamentos nuevos suele ser elevado, por lo que se mira con lupa el balance coste-efectividad. Por otra parte, está ese factor que tantas y tan variadas discordias genera: la desigualdad entre comunidades autónomas. Cada una tiene su comisión de uso racional de medicamentos, y lo que una da por bueno otra lo rechaza.

Existe ese factor que tantas y tan variadas discordias genera: la desigualdad entre comunidades autónomas; porque cada una tiene su comisión de uso racional de medicamentos, y lo que una da por bueno otra lo rechaza.

decoration

En el caso de F. G. R., los médicos propusieron aplicarle “Regorafenib” en octubre de 2020, pero la CURMP rechazó la petición. Como alternativa, el pasado diciembre plantearon darle “Lenvatinib”, y a día de hoy siguen sin respuesta. “Mientras tanto, la situación de mi marido se deteriora; esto es desesperante”, indica su mujer.

La intrincada historia clínica del enfermo gijonés tiene su génesis hace medio siglo. En 1970, resultó gravemente herido en un accidente de tráfico a las afueras de Oviedo. La realizaron varias transfusiones de sangre y empezó a sentir molestias de origen difuso. En 1991, en un reconocimiento médico de su empresa, le detectaron una hepatitis C que los facultativos achacaron a las transfusiones recibidas dos décadas antes.

“Ahí empezó el calvario, con controles y más controles, y malas noticias, una tras otra”, relata su mujer, quien destaca que su marido “siempre fue fuerte y llevó una vida sana”.

La hepatitis fue degenerando en cirrosis. En 2004 comenzó a ser tratado con “Interferón”. En 2012, le practicaron un trasplante de hígado, pero “la hepatitis C seguía en la sangre”, señala su esposa. En 2015 le dieron el tratamiento curativo de la hepatitis C, gran revolución de aquel momento, y el efecto fue favorable.

Pero la alegría duró poco. En 2018 empezó con tumores en el hígado y en octubre tuvieron que quitarle un segmento del órgano que le habían implantado. En 2019, surgieron otros tres tumores en el hígado y los médicos hubieron de practicarle una radioembolización para aplicarle el tratamiento necesario.

En la primavera de 2020 hicieron acto de aparición más tumores, esta vez en un riñón y en una vértebra. En junio inició un tratamiento y en octubre se verificó que no estaba dando resultado. Fue el momento en el que los médicos optaron por solicitar a la CURMP una alternativa terapéutica aún no aprobada en España. La primera petición fue denegada; y la segunda aún no ha sido respondida. “Nos dicen que no es cuestión de dinero, y nos lo creemos, pero esta espera es angustiosa. Y nos aseguran que hay más gente en esta misma situación”, enfatiza, entre la angustia y la indignación, la esposa de F. G. R

Compartir el artículo

stats