Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Presidenta del Colegio Oficial de Enfermería de Las Palmas

Rita Mendoza: “Necesitamos enfermeras gestoras que estén formadas y empoderadas”

Rita Mendoza, presidenta del Colegio Oficial de Enfermería de Las Palmas. | | ANDRÉS CRUZ

Rita Mendoza, presidenta del Colegio Oficial de Enfermería de Las Palmas. | | ANDRÉS CRUZ

Rita Mendoza tomó posesión como presidenta del Colegio Oficial de Enfermería de Las Palmas el pasado jueves. La líder de la plancha denominada Más Enfermería asegura que afronta esta nueva etapa con responsabilidad, y promete visibilizar la profesión para concederle el reconocimiento que merece. Otras de sus metas se centran en la lucha por una institución más democrática, mejorar las condiciones laborales del colectivo y modificar el perfil de las vocalías.

Después de dos años de lucha para poder participar en las elecciones al Colegio Oficial de Enfermería de Las Palmas, que llegó incluso a la vía legal, ¿como se siente tras haber tomado posesión como presidenta en esta institución?

No he tenido que celebrar nada, más allá de que ahora por fin se puede trabajar por un cambio en el enfoque del Colegio. Por tanto, el sentimiento que me domina es el de la responsabilidad.

Su plancha hubiera preferido que se celebraran los comicios. A pesar de que la cita con las urnas no pudo ejecutarse por circunstancias ajenas a su voluntad, ¿han notado el respaldo de los colegiados?

Desde que enviamos el comunicado el pasado lunes anunciando que los comicios no se iban a celebrar por la renuncia de la otra candidatura, nuestros teléfonos móviles no han parado de sonar y tenemos que cargarlos hasta tres veces al día. Además, nos han enviado numerosas notas de agradecimiento. Es evidente que queríamos llegar a las urnas y habíamos puesto muchísimo esfuerzo para que eso sucediera, pero nos sentimos muy respaldadas.

Ya ha adelantado que uno de sus propósitos es visibilizar la profesión. ¿Cómo espera cumplir esta meta?

Uno de los aspectos fundamentales pasa por tener una agenda de trabajo en la que la presencia de las enfermeras sea real y palpable. Todo aquello que afecte a la situación sanitaria de la provincia, o incluso de la comunidad, tendrá que contar con la visión de las profesionales. La otra vía se centra en comunicar todo lo que hacemos para que la población entienda por qué es importante contar con una enfermera.

En la actualidad, y teniendo en cuenta la labor tan destacada que desempeñan los enfermeros y enfermeras en esta pandemia, ¿cree que el colectivo tiene el reconocimiento que merece?

Sinceramente, creo que no es suficiente. Las personas solo son conscientes de lo que supone el cuidado cuando tienen a una enfermera en sus vidas. Es cierto que, durante la pandemia, el sistema y los usuarios se han dado cuenta de que sin la presencia de los enfermeros y las enfermeras no podríamos salir de esta situación. Hemos sido muy visibles en el hacer, pero, a día de hoy, seguimos sin estar presentes en las mesas en las que se toman decisiones. De hecho, con todo lo que hemos supuesto para todos los procesos y procedimientos en la gestión de esta crisis sanitaria, no hemos estado en el comité que asesora al Gobierno de Canarias.

Modificar los estatutos del Colegio es otro de sus objetivos. ¿Qué hace falta cambiar?

Precisamente, este es uno de mis propósitos principales y pienso dejarlo zanjado antes de que se cumplan los cuatro años de mandato. En concreto, la modificación que más me ocupa es la que hace referencia al tema de la democracia y la transparencia. En la actualidad, los plazos para que se convoquen elecciones y para que exista la posibilidad real de que los colegiados y colegiadas presenten alternativas son prácticamente imposibles de asumir. Es imprescindible que haya unos plazos normales para que todas las personas tengan la oportunidad de presentar su manera de entender la institución y que después sean los colegiados los que elijan, que es lo mínimo que debe contemplar una democracia. También, creo que es fundamental que nos centremos en la propia constitución de la junta para empezar a pensar en otros perfiles de vocalías. Hay que tener en cuenta que la visibilidad de la profesión también pasa por romper el techo de cristal. Para eso necesitamos enfermeras gestoras que estén bien formadas y empoderadas y que tengan una visión plural de la sociedad, algo que se puede trabajar desde el Colegio, por lo que sería muy positivo contar con una vocalía que vele por estas circunstancias.

“A día de hoy, seguimos sin estar presentes en las mesas en las que se toman decisiones”

decoration

¿Cómo espera contribuir desde el órgano colegial para mejorar las condiciones laborales del gremio?

La verdad es que barajo distintas perspectivas. Una de ellas tiene que ver con la visión preventiva. Siempre que exista una convocatoria, vamos a intentar abrir un diálogo con la Consejería de Sanidad para que haya colaboración en el trabajo diario. Además, quiero crear un observatorio de cuidados, que permitirá hacer un análisis de la situación real de los registros para conocer la ratio de enfermeras en los distintos centros. A partir de ahí, podemos empezar a hacer propuestas, que serán compartidas con la Consejería y con las distintas empresas que tengan que ver con el sector sanitario, con el fin de mejorar la oferta de los cuidados profesionales.

¿Qué otros retos destacaría para esta nueva etapa?

Tengo que decir que estaremos muy atentos a lo que nos cuenten los colegiados en las asambleas y a la visión técnica, ya que otra de mis intenciones es generar una estructura de empresa que se encuentre bien posicionada, tanto desde el punto de vista social como sanitario. A todo esto hay que sumar la intención de potenciar el uso de las tecnologías en el Colegio. Esto nos permitirá ser más ágiles y estar más cerca de los colegiados. El objetivo es que la mayor parte de los trámites no requiera desplazamiento. Hay que decir también que, hasta este momento, los colegiados de Lanzarote y Fuerteventura que han querido asistir a las asambleas han tenido que coger un avión o un barco para venir a Gran Canaria, por lo que vamos a trabajar para que desde las sedes de las islas no capitalinas existan los mismos derechos.

¿Cree que Más Enfermería se convertirá en un referente en la institución en materia de democracia?

No tengo ninguna duda al respecto. Creo que va a haber un antes y un después porque existe un compromiso. Afortunadamente, puedo presumir del talento del equipo con el que estoy trabajando y de sus valores. En ningún momento nos hemos metido con las personas ni con la propia institución. Cuando desestimaron nuestra candidatura en 2019, denunciamos lo ocurrido porque consideramos que no era lo correcto. Pero durante todo este tiempo, nuestros valores han esto siempre sobre la mesa. Ahora, comenzamos una nueva era que afrontamos con ilusión, alegría y muchas ganas.

Compartir el artículo

stats