Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hallan antibióticos y otros medicamentos en microplásticos vertidos al mar

Un estudio de la ULPGC detecta hasta 10 compuestos fármacéuticos en plásticos de reducido tamaño recogidos en tres playas de Canarias

Hallan antibióticos y otros medicamentos en microplásticos vertidos al mar | LP/DLP

Investigadores de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria han dado un paso más en la investigación sobre el riesgo de contaminación marina por microplásticos, al indagar sobre la presencia de medicamentos en estos residuos. El grupo de Análisis Químico Medioambiental del Instituto de Estudios Ambientales y Recursos Naturales (Iunat) de la ULPGC, ha descubierto la presencia de hasta diez compuestos farmacéuticos, como antibióticos o anticonvulsionantes en plásticos de reducido tamaño vertidos al mar. El estudio forma parte del proyecto europeo Implamac dirigido a crear un observatorio sobre el impacto de los microplásticos y diferentes contaminantes en las playas de los archipiélagos de Canarias, Cabo Verde, Madeira y Azores.

Hallan antibióticos y otros medicamentos en microplásticos vertidos al mar

“El problema de los microplásticos es que debido a su pequeño tamaño pueden ser ingeridos por organismos marinos y bloquear sus vías respiratorias, pero además, se ha descubierto que los plásticos también pueden absorber muchos contaminantes. Lo primero que hicimos fue una revisión bibliográfica y vimos que todos los trabajos que se centraban en la absorción de contaminantes sobre microplásticos trataban de contaminantes prioritarios, que son los más conocidos -hidrocarburos, bifenilos policlorados..-, pero ninguno sobre contaminantes emergentes”, señaló Sergio Santana, investigador principal del proyecto en el que también trabajan Sarah Montesdeoca, María Esther Torres, Zoraida Sosa y José Juan Santana.

Los especialistas en Análisis Químico Medioambiental han diseñado un procedimiento analítico para la extracción y determinación de compuestos farmacéuticos ampliamente utilizados que se encuentren absorbidos en microplásticos. Dicho método ha sido probado con éxito en restos de microplásticos hallados en tres playas de Canarias, y los resultados ya han sido publicado en la revista internacional Chemosphere, de ciencias medioambientales.

“Se trata de un trabajo preliminar del proyecto Implamac que lidera la Universidad de La Laguna, y lo que hemos hecho es optimizar la metodología para poder analizar esos plásticos. El objetivo es chequear la presencia de compuestos farmacéuticos, de cremas solares y de hormonas. Este sería el primero de los artículos que corresponde a la optimización de la metodología para los fármacos, ya hemos enviado un segundo artículo en relación con los filtros solares, y estamos trabajando en el de las hormonas”, apuntaron los investigadores Sergio Santana y Sarah Montesdeoca.

Aunque en este caso sólo se analizaron muestras de tres playas de Lanzarote y de La Graciosa para comprobar la validez del método, hallaron en las mismas, además de cafeína y de nicotina, diez compuestos farmacéuticos, entre los que destacan por su frecuencia de detección, el antibiótico trimetoprima y el anti-convulsionante carbamazepina, además de antineoplásicos utilizados en el tratamiento del cáncer.

“Hemos realizado la metodología capaz de extraer los contaminantes de los microplásticos y después, con la ayuda del grupo de investigación Ecofisiología de los Organismos Marinos (Eomar) del Instituto Universitario Ecoaqua, que nos facilitaron las muestras de microplásticos recogidas en tres playas, lo aplicamos a las mismas y, efectivamente, descubrimos que estos microplásticos son capaces de absorber estos contaminantes”, apuntó Santana.

La metodología utilizada fue la extracción mediante ultrasonidos, seguida de su determinación por cromatografía líquida de ultra alta resolución con espectrometría de masas en tándem (Uhplc-MS/MS). Una vez validada, la aplicarán en el proyecto Implamac, de dos años de duración y financiado con fondos del Programa de Cooperación Territorial Interreg V España-Portugal, en el que se van a muestrear en torno a una veintena de playas de cada archipiélago de la región de la Macaronesia.

En concreto, el estudio de contaminantes emergentes absorbidos por los microplásticos, abre un campo de investigación de gran interés medioambiental ya que se trata de contaminantes muy persistentes y aunque se vierten a bajas concentraciones, su entrada en el medio es constante.

Depuradoras

Según indicó Sergio Santana, la puerta de entrada de estos contaminantes emergentes al medio marino, al igual que los microplásticos, suelen ser las estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR). “En principio, la principal fuente de entrada de estos contaminantes emergentes son las depuradoras, pero también pueden ser las principales fuentes de entrada de microplásticos, que se pueden formar de una bolsa que se vaya degradando con el tiempo, por ejemplo, pero también de manera directa. Según muchos autores, se cree que una de las principales fuentes son las lavadoras, porque la ropa que usamos es bastante sintética, y las fibras y demás salen por las depuradoras, incluso algunos cosméticos para exfoliar contienen microplásticos”, subrayó el investigador.

El proyecto Implamac, financiado en la pasada convocatoria del Programa europeo MAC 2014-2020 y liderado por la ULL, tiene como objetivo desarrollar un programa de monitorización de microplásticos y diferentes contaminantes en arenas y aguas de las playas de los cuatro archipiélagos de la Macaronesia -Canarias, Cabo Verde, Madeira y Azores-, que ponga de manifiesto el grado de contaminación existente y su evolución. Además, se llevarán a cabo estudios de la incidencia de microplásticos en algunos tipos de peces y de su efecto en las cadenas tróficas y en los ecosistemas.

El estudio también contempla contribuir a la mejora del conocimiento público en materia de contaminación por plásticos, incluyendo la sensibilización de la población, llevando a cabo importantes acciones de divulgación, formación y educación ambiental sobre los espacios marinos de los cuatro archipiélagos.

El grupo de investigación que dirige José Juan Santana Rodríguez, de Análisis Químico Medioambiental del Instituto de Estudios Ambientales y Recursos Naturales (Iunat) de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, es uno de los más especializados a nivel internacional en el estudio de contaminantes emergentes. En la foto superior, los investigadores que integran el citado grupo -Sergio Santana y Sarah Montesdeoca de pie, a la izquierda- y abajo, muestras de los microplásticos hallados en tres playas de Lanzarote y la Graciosa y analizados por los científicos del Iunat. |

Compartir el artículo

stats