La Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro, Ashotel, ha pedido este miércoles al Gobierno central que modifique la norma sobre el uso obligatorio de la mascarilla en playas y piscinas e informe "con transparencia" donde se producen los contagios de Covid-19.

"Hacer obligatorio ahora el uso de mascarillas en zonas de confluencia de los pocos turistas que tenemos, como las playas de Canarias, nos parece algo extemporáneo, que no tiene sentido, salvo que se demuestre que es en estos lugares donde se producen los mayores contagios", afirma en una nota el presidente de Ashotel, Jorge Marichal, quien añade que esta medida "es desincentivadora de cara a los próximos meses, en los que el sector turístico ha puesto sus esperanzas para la remontada, una vez que poco a poco toda Europa se vaya vacunando".

Por ello, "exigimos al Gobierno que explique realmente el por qué de esta medida y, si tiene justificación, la acataremos, pero si no es así, lo que pedimos es su retirada, porque está haciendo muchísimo daño a la imagen de este país, a la economía y, por ende, al sector turístico", explica Marichal.

Además, insiste en la necesidad de ser eficaz en la aplicación de medidas en aquellos ámbitos donde se están produciendo mayoritariamente los contagios y que, opina, "según la información que tenemos, no son precisamente las playas o los montes de las islas".

Además, recordó que los establecimientos alojativos no son focos masivos de contagio por las medidas de control sanitario que se implementan.

A Ashotel también le resulta "extraño" que a estas alturas de pandemia --un año después de declarado el estado de alarma-- se tomen medidas como esta.

"Entendemos que el Ejecutivo central, a través de los datos de las autoridades sanitarias, debe conocer perfectamente dónde están los focos de contagio con datos contrastados. No parece lógico, por tanto, que ahora se quiera actuar en espacios públicos como las playas o abiertos al público, como los establecimientos alojativos en sus zonas comunes, cuando parece que ahí no están los problemas de mayor incidencia acumulada", comenta Marichal.

En esa línea, insiste en pedir "rigor y coherencia en las medidas que se adopten, ya que con ellas se genera más incertidumbre de cara a la próxima fecha de reactivación del sector, que es el verano".

Por todo ello, exige que se haga efectivo el anuncio realizado por el propio Gobierno de España acerca de que "matizará" el proyecto de ley de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria durante el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud que se celebra esta tarde.