Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Los científicos investigan si la vitamina D reduce la mortalidad en pacientes con Covid-19

Varios estudios avalan la eficacia de los suplementos, pero los facultativos del Archipiélago señalan que aún no hay evidencias

¿La vitamina D puede ayudar a evitar el contagio? Shutterstock

El consumo de suplementos de vitamina D para disminuir el riesgo de infección por Covid-19 o de desarrollar un cuadro menos grave de la enfermedad genera dudas entre los facultativos de las Islas. Lo cierto es que ya hay diversas investigaciones que respaldan estas afirmaciones y que además ponen de relieve la influencia de esta vitamina –que en realidad es una hormona– en el sistema inmunitario. De hecho, un estudio presentado recientemente en la reunión anual de la Sociedad de Endocrinología demuestra que los pacientes que presentan niveles bajos de esta sustancia y que son hospitalizados por la infección por SARS-CoV-2 pueden reducir el riesgo de mortalidad o de precisar ventilación mecánica si reciben semanalmente un suplemento de vitamina D de al menos 1.000 unidades. “En estadística hay una trampa. Y es que una cosa es asociación y otra causalidad, que es cuando se puede demostrar inequívocamente que una cosa está producida por la otra, por lo que no se puede afirmar aún que el covid se trata con vitamina D”, manifiesta el doctor Manuel Sosa Henríquez, especialista en Medicina Interna y responsable de la Unidad Metabólica Ósea del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria.

Según indica el experto, esta sustancia no es inocua y ya la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha alertado de los peligros de la hipervitaminosis. En el caso de la vitamina D, lo ideal es presentar 30 nanogramos por mililitro de sangre. Por debajo de este nivel se considera que existe una insuficiencia, mientras que si es inferior a los 20 nanogramos habría una deficiencia. Cuando el parámetro se sitúa por encima de 60, en cambio, es cuando se habla de hipervitaminosis. “Esto hace que se incrementen los niveles de calcio en sangre, lo que puede ser muy perjudicial para la salud”, señala el especialista del Hospital Insular.

Cabe recordar que la producción de esta vitamina también está asociada al grado de exposición solar. Por tanto, para presentar unos niveles óptimos, el profesional recomienda tomar el sol diez minutos cada día antes de las 11.00 horas o después de las 17.00, sin hacer uso de cremas protectoras. “Hay una población específica a la que se le podría prescribir el consumo de suplementos si fuera necesario, pero habría que estudiar cada caso. Lo que sí hay que tener claro es que es mejor producirla de forma natural que tomar una pastilla”, aclara el internista.

Sobre estas líneas, el doctor Julián Tamayo, especialista en Endocrinología en el Hospital Perpetuo Socorro de la capital grancanaria defiende la necesidad de desarrollar estudios a gran escala para concluir si, en realidad, puede llegar a ser beneficioso para los enfermos con coronavirus recibir suplementos de vitamina D para presentar un mejor pronóstico. “Normalmente, la vitamina D contribuye al buen funcionamiento de las defensas y a reducir la inflamación. Sin embargo, se trata de una medida adicional como puede ser la actividad física, pero de momento no es un recurso preventivo que se pueda aplicar a todos los pacientes”, apostilla el doctor.

Asimismo, el endocrino se muestra contundente al decir que la suplementación “debe estar siempre indicada por un profesional” y, en ningún caso, se debe realizar por cuenta propia.

Compartir el artículo

stats