Un total de 22 denuncias han sido presentadas este fin de semana por fiestas no permitidas en pisos de Granada capital, donde siete de cada diez llamadas a la Policía Local se ha debido a servicios relacionados por ruidos en inmuebles habitados por estudiantes.

El concejal de Protección Ciudadana, César Díaz, ha informado este domingo en declaraciones facilitadas a los medios de que a lo largo de fin de semana se han controlado además a 200 establecimientos de hostelería.

En uno de ellos se ha presentado denuncia por encontrarse con las puertas cerradas aunque mantenía en su interior a personas consumiendo alcohol en horarios no permitidos y sin hacer uso de la mascarilla obligatoria, mientras que en otro se superaba el aforo permitido.

Asimismo, los agentes ha presentado 44 denuncias por no hacer uso de la mascarilla obligatoria, 14 por consumo de alcohol en la vía pública, 11 a establecimientos y otras 21 por incumplimientos de las restricciones horarias.