Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ciudad que abrazó la República

Un retrato inédito de Rafael Guerra del Río preside una exposición en Santa Ana que conmemora el 90 aniversario de la proclamación de la II República

30

Exposición sobre II República en Las Palmas de Gran Canaria

14 de abril de 1931. Los principales periódicos de la época, El Liberal, LA PROVINCIA y El País, relatan en sus crónicas que pasadas las cinco de la tarde unas 7.000 personas marcharon por Triana en dirección al Campo España portando banderas rojas y republicanas. En la manifestación se sucedieron los gritos de “¡Viva la libertad!”, al tiempo que se lanzaron cohetes al aire. El ambiente era de júbilo mientras se sucedían los rumores de que el rey Alfonso XIII había abdicado. Al frente de la comitiva iba el exdiputado Rafael Guerra del Río, quien finalmente daría un discurso que anticipaba los cambios políticos y sociales que estaban a punto de dar un vuelco a la Historia de España.

30

Exposición sobre II República en Las Palmas de Gran Canaria

Un cuadro inédito de Rafael Guerra del Río, natural de la capital grancanaria y miembro del Partido Republicano Radical, preside la exposición Así se recibió la II República en Las Palmas de Gran Canaria. Una muestra que permanecerá en las Casas Consistoriales hasta el próximo 24 de abril. Fotografías antiguas y documentos custodiados por el Archivo Histórico Provincial conforman este breve recorrido por la ciudad que abrazó la República hace, justamente hoy, 90 años.

“La idea es vislumbrar cómo era la ciudad de la época”, explica Juan José Laforet, cronista oficial de Las Palmas de Gran Canaria. Una manera de “contextualizar”, precisa, el ciclo de conferencias que durante toda la semana ha programado el Ayuntamiento capitalino en el patio principal de las Casas Consistoriales con motivo del 90 aniversario de la proclamación de la II República. Además, frente al noble edificio de la plaza de Santa Ana el Consistorio ha organizado otra muestra; bajo el nombre La República tiene nombre de mujer, pretende realzar el papel de las mujeres durante el régimen democrático que imperó en España entre 1931 y 1939.

En un principio, el retrato de Rafael Guerra del Río tenía como destino las dependencias del Cabildo Insular, pero realmente ha permanecido desde los años 30 custodiado por la familia del abogado y político republicano; una obra que ha sido cedida temporal al Ayuntamiento, señala Adrián Santana, historiador. A la izquierda está custodiado por una fotografía de su hermano, Domingo Guerra del Río, primer alcalde de la capital durante la II república, aunque permaneció en el cargo apenas un mes, pues murió de manera repentina en mayo del 31. Mientras, a la derecha se encuentra el retrato de Nicolás Díaz Saavedra, quien sucedería en el cargo al fallecido hasta 1932.

“Rafael Guerra del Río y Bernardino Valle fueron los encargados de proclamar la República en la ciudad”, destaca Laforet. Tras recibir la confirmación del cambio de gobierno por telegrama, el primero de este dúo de políticos acudió a la plaza de Santa Ana con la intención de designar a los miembros del nuevo Ayuntamiento. El libro de actas de aquella sesión constituyente está expuesto en la muestra y ha sido cedido por la Secretaria General del Pleno.

Un documento, este último, en el que se puede constatar la designación del nuevo alcalde, el republicano Domingo Guerra del Río, y sus nueve tenientes de alcalde, todos de la coalición republicano socialista. Además, aprobaron modificar el nombre de dos plazas de la ciudad: Santa Ana pasaría a la llamarse “de la República”, y San Bernardo “de Pablo Iglesias”.

La muestra cuenta además con ejemplares de los tres principales diarios de la época: LA PROVINCIA, El Liberal y El País -no confundir este último con la actual cabecera madrileña-. “Existieron otros periódicos en la época, de índole partidista sobre todo, pero estos eran los principales, donde la mayoría de la gente se informó de la llegada del nuevo régimen”, indica Laforet. Y es que los tres rotativos están expuestos por la crónica de aquel 14 de abril. Además, el público puede ver en una de las páginas los resultados de las elecciones municipales del 12 de abril de 1931, donde los monárquicos ganaron en casi todos los distritos de la capital, con la excepción de La Isleta y Santa Catalina, donde lo hicieron los republicano socialistas.

El pleno constituyente del Ayuntamiento renombró Santa Ana como plaza de la Libertad

decoration

Una serie de fotografías completan la muestra. Por un lado, la populosa playa de Las Canteras, junto a esta, una imagen del viejo Campo España, un rudimentario campo de fútbol donde Guerra del Río pronunció aquel mitin memorable de 1931, apunta Laforet. También exponen una imagen de un colegio de La Isleta, “para remarcar el afán por construir escuelas de la República”, indica Adrián Santana; y una foto de familia política a las puertas de la Casa del Pueblo de este mismo barrio portuario, con el diputado Franchy Roca al frente.

La plaza de Santa Ana también se ha vestido para la ocasión y cuenta con una exposición de 10 paneles sobre el papel de la mujer en la República. Una muestra que destaca figuras como las de Clara Campoamor, Federica Monteseny o Blanca Ascanio Moreno. Esta última, natural de Vallehermoso, fue conocida como “la maestra roja de La Gomera”; maestra en su pueblo y sindicalista, difundió la cultura, educó especialmente a las obreras y participó en la sublevación de 1937 contra el general Franco en Vallehermoso. Fue condenada a muerte y tras ser indultada se exilió en Venezuela.

Compartir el artículo

stats