Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El exjefe de Contabilidad del Recinto Ferial de Santa Cruz de Tenerife se enfrenta a 8 años de prisión

La Fiscalía provincial imputa al trabajador por falsedad documental y malversación de 145.304 euros públicos | El proceso queda pendiente de la apertura del juicio oral

Exterior del Recinto Ferial de Tenerife.

Exterior del Recinto Ferial de Tenerife.

La Audiencia Provincial ha emitido un auto en el que admite las pruebas presentadas por la Fiscalía para imputar al exjefe de Contabilidad del Recinto Ferial, Ignacio José Castillo Melo, ya jubilado, por “falsificación de documento y malversación de caudales”. En concreto, por apropiarse durante once años de 145.304 euros de las cuentas de la empresa del Cabildo. El Ministerio público solicita para él, en unas conclusiones dictadas en agosto de 2019 aunque admitidas ahora, la pena de ocho años de prisión. Además, pide “la inhabilitación para el ejercicio de funciones públicas por veinte años, la especial durante el tiempo de condena para el ejercicio del derecho a sufragio pasivo –presentarse como candidato en procesos electorales– y el abono de las costas”. El proceso queda ahora pendiente de la apertura del juicio oral y de fijar una fecha para la vista.

Asimismo, el fiscal propone en el ámbito de responsabilidad civil la condena al imputado, cuyo cargo exacto era Jefe de Administración y Contabilidad del Recinto Ferial a “indemnizar a la Institución Ferial de Tenerife SAU con esa cantidad de 145.304 euros, más los intereses legales”. La cuantía, según refleja el auto, “deberá compensarse con los 6.051 euros, el 25% del premio de jubilación, que el acusado, durante la instrucción del caso, aceptó le fueran retenidos por la Institución Ferial el 17 de junio de 2016 para cubrir posibles irregularidades contables”.

Thank you for watching

Por último, la Fiscalía plantea que se abra “la correspondiente pieza de responsabilidad civil y se requiera al acusado para que afiance el importa reclamado, o en caso contrario, se acuerde el embargo de sus bienes para cubrir dicha cantidad”.

‘Modus operandi’

La Fiscalía cifra el montante de lo malversado en 145.304 euros. Ignacio Castillo fue Jefe de Contabilidad del Recinto Ferial “entre el 22 de septiembre de 2005 y el 17 de junio de 2016”, fecha en la que se jubiló. Pero era personal laboral de la empresa como administrativo desde 1989. El fiscal argumenta que “ejercía todo el control sobre el dinero efectivo que se ingresaba sin ser fiscalizado”. Eso le permitió, “abusando de su cargo”, frase que se repite varias veces en el texto, apropiarse de fondos públicos mediante la creación de asientos ficticios en la contabilidad de la empresa y el desvío de dinero no justificado. La primera cantidad apropiada de forma indebida “como un beneficio injusto” fueron 11.122 euros correspondientes a embargos ordenados por el Juzgado de Familia por una deuda con su exmujer que endosó a la Institución Ferial en lugar de descontarlo de su nómina como fingió hacer. En realidad el acusado, “mendazmente”, según relata el fiscal de manera literal, registró asientos ficticios –dos durante este primer período– en la contabilidad de la empresa pública del Cabildo. Lo que habría hecho es desviar dinero de la caja para derivarlo a sus gastos personales. Incluso llegó a devolver una parte El segundo apoderamiento es de mucho mayor valor y ascendió a 124.508 euros ocultos en una cuenta contable que simulaba pertenecer a la Tesorería de la empresa. Contabilizó 118.420 euros como “pagarés pendientes de cobro” y otros 6.088 como “15 vales no justificados que en realidad no existían”. El tercer apoderamiento que recoge el fiscal en su escrito asciende a 9.219 euros “en vales de caja a nombre del acusado”. En total 73 por u importe que “nunca justificó ni reingresó a la institución”. Por último, el acusado se habría apoderado de otros 354 euros “para el pago de impuestos personales” en 2010. Le encargó a un subordinado que pagara al Ayuntamiento de Santa Cruz los tributos municipales con dinero de la Institución Ferial. El rodaje de un quad y un turismo, así como el IBI de un domicilio y un garaje.

Con jurado

El Ministerio Público propone al Juzgado de Instrucción Número 5 de Santa Cruz de Tenerife “la apertura del juicio oral ante el Tribunal del Jurado” a Ignacio Castillo; es decir, con un jurado formado por ciudadanos. La malversación de caudales públicos conlleva la posibilidad de esta figura jurídica. La Fiscalía solicita recoger el testimonio en el juicio de casi una decena de testigos. Entre ellos, estaría Carlos Alonso, expresidente del Cabildo y del Consejo de Administración de la Institución Ferial, para “ratificar la certificación del carácter público de la sociedad Institución Ferial, sólo en el supuesto de que el certificado sea impugnado expresamente en el escrito de la defensa”. Además, el fiscal pide llamar a tres peritos para que presenten sus respectivos informes y la aportación de un total de 22 pruebas documentales.

Compartir el artículo

stats