Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La autocompasión frena los trastornos emocionales por la Covid

Investigadoras de la ULPGC detectan niveles altos de ansiedad, estrés y depresión en el 30% de la población durante el confinamiento

Población en las ventanas durante el confinamiento.

Población en las ventanas durante el confinamiento.

Tres investigadoras de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y un catedrático de la Universidad de La Laguna (ULL) han realizado un trabajo que han titulado ‘Pandemia por la COVID-19 y Salud Mental en una Muestra de Población en España: El Papel de la Autocompasión’. Se ha encontrado un aumento considerable en la ansiedad, depresión y estrés en población española. Además, se han identificado factores de riesgo que contribuyen a este incremento, como ser mujer y convivir con niños.

El trabajo está firmado por María Elena Gutiérrez Hernández, Luisa Fernanda Fanjul Rodríguez y Alicia Díaz Megolla, de la ULPGC, junto a Wenceslao Peñate Castro, de la ULL.

Durante el confinamiento por la pandemia se midieron diversos parámetros en una muestra de 917 participantes en toda España. Se halló que un 30% de los españoles sufría niveles altos de ansiedad, depresión y estrés. El estímulo para realizar este estudio fue investigar qué medidas preventivas se pueden adoptar en futuras catástrofes.

La autocompasión es la actitud de poner atención y cuidado de uno mismo, y ha resultado ser un factor protector frente a los trastornos psicológicos. Se analizaron otras condiciones que pudieran aumentar el riesgo de ansiedad, depresión y estrés. Entre ellos, aparte de los ya nombrados, el ser estudiante, atravesar situaciones laborales precarias (ERTE, paro…), trastornos psiquiátricos previos y haber sufrido síntomas físicos recientes. El miedo subjetivo a contraer la COVID-19 generaba más ansiedad y depresión. Al contrario de lo que uno podría pensar, cuanta menor edad mayor repercusión psicológica. Aunque el riesgo de muerte disminuye entre los jóvenes, éstos ven paralizadas sus oportunidades de labrarse un futuro (académicas, laborales…).

Si bien el aumento de trastornos mentales durante la pandemia ya había sido investigado, nunca se había analizado el rol protector de la autocompasión. En esta última década muchos profesionales de la Salud Mental (psiquiatras, psicólogos…) se han formado para mejorar la autocompasión, siendo la meditación autocompasiva uno de los instrumentos utilizados. Este abordaje se podría implementar en los servicios de salud mental. Al ser un abordaje que se hace en formato grupal, llegando así al mayor número de personas, resulta ser más económico que los tratamientos individualizados.

Este trabajo ha sido publicado en la revista International Journal of Environmental Research and Public Health, considerada de las primeras en su campo.

Compartir el artículo

stats