Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Igualdad

Comunicadoras más ‘vivas’ que nunca

La Asociación de Mujeres Canarias del sector celebró ayer su tercer aniversario con numerosas representantes y las homenajeadas Herminia Fajardo y Amelia Tiganus

Comunicadoras más ‘vivas’ que nunca | LEANDRO BETANCOR FAJARDO

Comunicadoras más ‘vivas’ que nunca | LEANDRO BETANCOR FAJARDO La Provincia

La lluvia fina que amenazaba con calar el patio del Castillo de Mata se tornó ayer en símbolo de lo que homenajeaba el encuentro en este marco: mujeres refugiando a otras mujeres dentro del mismo paraguas, mujeres en pie bajo un techo colectivo donde sus voces volaban más alto, pero, sobre todo, más lejos, porque se conjugaban en primera persona del plural. “La posibilidad de un nosotras”, manifestó la periodista Luisa del Rosario, presidenta de Vivas. Asociación Mujeres Canarias de la Comunicación, en su discurso inicial. “Eso es lo que debemos celebrar hoy: la construcción de nuestro propio camino, que nos entreteje a todas, pero sin usurpar la voz propia y valiosa de cada una de nosotras”.

Fundada el 21 de abril de 2018 a escala regional, Vivas se fraguó en la estela de las históricas movilizaciones feministas del 8M de ese año, integrada por mujeres profesionales de la comunicación procedentes de distintos medios, gabinetes o áreas del sector, con el compromiso común de implementar y afianzar la perspectiva de género en todas las formas de comunicación y sacudir los sesgos, estereotipos y dinámicas machistas en aras de un panorama informativo más igualitario, plural y diverso.

Este año, Vivas celebra su tercer aniversario con el convencimiento de que hoy los medios de comunicación en Canarias son un poco mejores que hace tres años, por redirigir la mirada hacia la visibilización y difusión de la contribución de las mujeres a la sociedad, así como por un mayor cuidado en el tratamiento del lenguaje, de las informaciones sobre violencias machistas y una representación más equilibrada entre voces de expertas y expertos. Y esto se debe en gran parte a la acción movilizada por Vivas, cuyo cambió comenzó a perpetrarse en el interior de cada una de sus integrantes, tal como revelaron las distintas intervenciones reunidas en el vídeo-homenaje a un recorrido iniciado en un sótano en Guanarteme, que se oficializó en la Casa de Colón, atravesó la crisis por Zoom y celebró su consolidación en un castillo, más vivas que nunca. “Muchas coincidimos en que estar en Vivas nos ha ayudado a crecer profesionalmente y a ser conscientes de que la perspectiva feminista en nuestro sector es posible, porque sabíamos que era necesaria, pero no sabíamos que era posible llevarla a cabo”, remachó Del Rosario.

Comunicadoras más ‘vivas’ que nunca

Comunicadoras más ‘vivas’ que nunca Nora Navarro

Y en homenaje a una trayectoria periodística y feminista de referencia en el Archipiélago, Vivas distinguió a la periodista y activista Herminia Fajardo Feo como socia honorífica, quien declaró al recoger su diploma que “las mujeres estamos obligadas a estar siempre ojo avizor ante las desigualdades” y “es muy importante el trabajo que las mujeres en comunicación podemos hacer”. Además, este acto también tuvo como protagonista a una referente internacional del activismo feminista, Amelia Tiganus, experta en trata y violencia sexual que presentó ayer su nuevo cómic, titulado Amelia. Historia de una lucha (Serendipia Editorial, 2021), coescrito junto con la guionista Alicia Palmer e ilustrado por el dibujante Roberto García Peñuelas. Esta creación artística ve la luz en virtud de una campaña de crowfunding, con el objetivo de utilizarse como herramienta didáctica en institutos y centros educativos a partir de la historia de la propia Amelia, desde su pasado de explotación sexual en redes de trata a su presente de sanación y lucha feminista, como refleja la portada dual del libro.

“Para mí ha sido un reto enorme verme y reconocerme en las imágenes de este cómic”, expresó Tiganus, quien destacó sobre el proceso creativo la importancia de eliminar “la pornificación de la violencia contra las mujeres” porque “antes del capitalismo ya estaba el patriarcado”. Su trayectoria de superación, resiliencia y activismo contra la esclavización sexual y comercialización del cuerpo de las mujeres y niñas la erige en referente de la lucha por la abolición de la prostitución. “Gracias a las mujeres valientes que me han visto como igual estoy aquí”, declaró Tiganus. “Todas las mujeres necesitamos referentes, y las supervivientes de prostitución también. Pero yo quiero que cuenten conmigo como experta, porque hoy les hablo como Amelia, como la niña que fui y que reconocí en este cómic. Ahora lo más importante es seguir trabajando y sostenernos. Felicidades, Vivas: necesitamos más periodistas comprometidas juntas para que la realidad sea nombrada en clave de igualdad, justicia y libertad, siempre en ese orden”.

A la salida del castillo, la lluvia persistía en su descarga, pero las Vivas se arrancaron con su tradicional versión feminista del Bella Ciao. Luego, a medida que amainaba, muchas bailaron entre las luces de neón violeta de la obra de arte que preside el castillo, y que dice: alas.

A la izquierda, en la imagen principal, un numeroso grupo de representantes de Vivas. Asociación de Mujeres Canarias de la Comunicación, en el Castillo de Mata. Sobre estas líneas, las activistas feministas Begoña Vera Guanche (integrante de Vivas) y Amelia Tiganus (a la derecha), durante el acto. A la izquierda, la portada del cómic ‘Amelia. Historia de una lucha’. |

Compartir el artículo

stats