Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud
Loreto Gómez Candidata a la presidencia del COF

Loreto Gómez: «Queremos que el Colegio vuelva a recuperar la confianza de los colegiados»

Loreto Gómez Guedes, ayer, en su farmacia de Lomo Blanco. | | JOSÉ CARLOS GUERRA

Loreto Gómez Guedes, ayer, en su farmacia de Lomo Blanco. | | JOSÉ CARLOS GUERRA

Loreto Gómez regenta desde hace más de 30 años su farmacia en Lomo Blanco. Mañana también aspira a convertirse en la presidenta del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Las Palmas.

¿Por qué ha decidido presentarse como candidata a la presidencia del COF de Las Palmas?

Esto fue un proceso a base de tener conversaciones y analizar la realidad del Colegio y de los compañeros, pues vemos que desde hace unos años el comentario mayoritario era que no nos sentíamos representados por el Colegio, que el Colegio no nos aportaba nada y que el pago de cuota, más que una inversión, era un gasto obligatorio. Entonces, nos dimos cuenta también de que, a pesar de toda esta realidad que nos transmitían, nadie iba presentando una alternativa a la gestión que había y, bueno, pensamos que para cambiar la situación había que arremangarse y presentarse y comprometerse con el Colegio y todos sus miembros, independientemente de la modalidad que ejerzan.

Es la primera vez que habrá una mujer presidenta, ¿por qué cree que se ha tardado tanto?

Yo creo que es un reflejo de lo que está pasando en el mundo y en todos sitios. Las mujeres vamos asumiendo responsabilidad en órganos de gestión en los que a lo mejor antes hacíamos un poco de dejación porque dábamos prioridades a otras cosas y estamos en un gremio mayoritariamente femenino y es normal que el equipo directivo refleje esa realidad, pero no como algo reivindicativo ni necesario, sino como un proceso natural en el que todos y todas somos iguales y vamos compartiendo intereses.

¿Cómo valora la gestión de la junta saliente?

El presidente saliente y su equipo han gestionado el Colegio lo mejor que han sabido y podido, hay que agradecerles el tiempo, el esfuerzo y la dedicación durante estos nueve años, pero estamos a unas horas de las elecciones y el actual presidente, que está en funciones desde hace un año, ya no se presenta. Entonces no creo que deba ser valorado por mí como candidata, sino por el colectivo que va a votar en unas horas.

¿Qué alternativa ofrece su programa?

El punto principal del equipo que encabezo es recuperar la imagen del Colegio, tanto de forma externa como interna, pero principalmente interna por eso que contaba antes. Tenemos un programa encaminado a prestar mejores servicios, a tener mejores canales de comunicación, apostar por la transparencia y el diálogo. Hay retos importantes como solucionar el problema creado por la nueva sede o recuperar el papel que nos corresponde como sanitarios. Luego, hay que tener en cuenta la realidad insular, y también tenemos una sociedad que va cambiando a pasos agigantados y entonces nos vemos con la venta de medicamentos online. También reafirmar el papel de los farmacéuticos de hospital, de Salud Pública, de analítica, porque parece que los únicos que estamos visibles somos los que estamos en la calle. Y bueno, hemos elaborado 45 puntos para concretar todos estos aspectos y los hemos ido compartiendo con los colegas de profesión.

¿Cuáles diría que son los puntos fuertes y débiles del COF de Las Palmas?

El principal punto fuerte es el potencial para unificar datos y criterios, para crear sinergias y para convertirse en una herramienta útil para la profesión y para las personas que la ejercemos. La principal debilidad en este momento es el desapego que muchos de sus miembros sienten.

«Muchos compañeros han sentido que les ha faltado apoyo durante la pandemia»

decoration

¿Y sus puntos débiles y fuertes como posible presidenta?

Diría que mi principal fortaleza es el equipo con el que me presento y la claridad del trabajo que hay que hacer y, a ver, que llevo 30 años como profesional. Mi debilidad, a lo mejor, es mi exceso de compromiso, que a veces me obsesiona.

¿Qué cosas sí o sí diría que tienen que cambiar dentro del órgano colegial?

Para empezar, la manera de comunicarse con los colegiados y la transparencia de los actos del Colegio, pero también hay que optimizar los recursos, analizar y catalizar las realidades de la profesión, tener una mayor implicación social, mejorar la gestión con la administración, coordinarnos con universidades y promocionar campos de investigación, defender los intereses del colectivo y la profesión. Debemos afrontar el presente y el futuro con una mirada innovadora y tratando de resolver problemas y de no darlos, pero también anticiparnos a ellos.

El Colegio es una entidad activa, ¿qué proyectos le gustaría abordar de salir elegida?

Nos gustaría seguir en esta línea, pero nos gustaría mucho más poder mejorarla. Por un lado, participación activa en los órganos de gestión y de decisión regional y nacional. Los consejos y comisiones tienen que tener voz que expresen las necesidades de Canarias y la realidad de los profesionales. Y luego, cuestiones como la administración de medicamentos que se recetan en farmacia hospitalaria o comunitaria. Aquí necesita siempre de la participación activa de profesionales farmacéuticos. El otro punto es que estamos en la sociedad y debemos enriquecerla como colectivo, tenemos una ONG, que es Farmacéuticos solidarios, a la que tenemos que apoyar y promover becas de participación y de investigación y participar en inclusión social.

Los farmacéuticos han estado en primera línea de pandemia, ¿cree que se reconoce su trabajo como se merece?

Creo que la sociedad sí nos reconoce, pero en realidad, quien puede tener un poco de cuenta pendiente con el colectivo es el Colegio. A nuestro juicio debería haber sido más defensor y galante de la seguridad de los farmacéuticos. Muchos han sentido que les ha faltado apoyo, los que trabajan en farmacia hospitalaria, en Salud Pública, en farmacias turísticas… Ha sido una situación compleja y nueva, eso está claro, pero el colegio podía haber hecho un poco más de faro.

¿Qué retos diría que existen de cara a esta nueva etapa?

En realidad es lo que decía antes, mejorar la manera de comunicarnos, la transparencia en las acciones, las gestiones con la administración, defender los intereses del colectivo, unificar criterios. Y bueno, a modo de resumen, que el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Las Palmas recupera la confianza de los colegiados.

Compartir el artículo

stats