La vacuna contra el Covid-19 sigue frenando los contagios y las muertes en las residencias de mayores, pero aún se registran fallecimientos. Así, durante la pasada semana se produjeron once muertes, cuatro de ellas en Cataluña, que es la región que registra la cifra más elevada. Son datos de la semana del 3 al 9 de mayo, según el informe que comenzó a publicar el Imserso a principios de marzo y que se actualiza cada viernes con la información aportada por las comunidades autónomas. Además de los cuatro ancianos fallecidos en Cataluña, se han registrado dos defunciones asociadas al virus en País Vasco; otras dos en Castilla-La Mancha; una en Aragón; otra en Castilla y León; y una en la ciudad autónoma de Melilla.

De acuerdo al informe, también en una semana los contagios han subido hasta los 71 en la residencias de ancianos, una cifra que se eleva a 75 si se añaden a esas residencias los centros de personas con discapacidad y otros alojamientos de servicios sociales.

Ocho fueron las comunidades autónomas en las que no hubo un solo caso de coronavirus la pasada semana en las residencias de mayores: Asturias, Baleares, Canarias, Comunidad Valenciana, Extremadura, Murcia, Navarra y La Rioja, además de en Ceuta y Melilla. Por el contrario, se registraron 22 en Madrid; 15 en Cataluña; ocho en Aragón; ocho en Cantabria, seis en Castilla y León; cinco en Galicia; cuatro en Castilla-La Mancha; dos en Andalucía; y uno en País Vasco.

No obstante, los datos difieren en gran medida de los anotados en enero, antes de que se empezara a administrar la segunda dosis de la vacuna, pues se diagnosticaron 4.916 cuadros clínicos. Ya en febrero eran 202 los casos positivos, descendiendo a 111 en la última semana del mismo mes y hasta los 75 actuales en todos los centros residenciales.

En lo que va de año, han contraído la infección 18.636 personas en residencias, de las que 16.929 corresponden a centros de mayores. El número de fallecidos desde el 1 de enero del presente ejercicio anual hasta el 9 de mayo es de 3.893 (20,9% de tasa de letalidad) en todos los centros residenciales, de los que 3.794 fallecieron en los de mayores.

Asimismo, si se contabilizan los fallecimientos desde el 14 de marzo de 2020, cuando entró en vigor el primer estado de alarma, las muertes en todos los centros que tiene en cuenta el Imserso son 30.238. De esta cifra, 29.588 corresponden a residencias de mayores. 

Por otro lado, cabe resaltar que la variante india continúa sumando casos en España. De hecho, el brote de Covid-19 detectado en el carguero Emerald Leader, fondeado en Vigo y actualmente en cuarentena, es también de esta cepa

Cepa india

Los resultados fueron confirmados por el Servicio de Microbiología del Hospital Álvaro Cunqueiro tras secuenciar las muestras. Además, según comunicó el Servicio Gallego de Salud (Sergas), el jueves ingresó en el Vithas de Vigo otro de los tripulantes del carguero, por lo que ya son cinco los hospitalizados, uno de ellos en intensivos, por un foco que, de momento, ha generado diez positivos. En el hospital están ingresados, además, ocho tripulantes del buque gemelo del Emerald Leader: el Prometheus Leader, que ya ha finalizado la cuarentena y se encuentra atracado en el Puerto de Bouzas para continuar su ruta hacia Bélgica con una nueva tripulación, algo que hará de forma inminente.

Este barco con bandera de Singapur llegó al Puerto de Vigo procedente de Southampton el pasado 27 de abril, tras detectarse a bordo un brote de coronavirus. Cuatro días después, el Servicio de Microbiología del Hospital Álvaro Cunqueiro confirmó la presencia de la variante india, concretamente de la B1.617 subvariante 2.

Al cabo de unos días, llegó el Emerald Leader, buque de la misma armadora pero con bandera de Bahamas, el cual permanecerá fondeado hasta que Sanidad Exterior levante la cuarentena.