Ecovidrio, entidad sin ánimo de lucro encargada de gestionar el reciclado de envases de vidrio en España y el Gobierno de Canarias, en colaboración con la Asociación para la Conservación de la Biodiversidad Canaria, han puesto en marcha la campaña Respetemos lo nuestro. Recicla vidrio. El objetivo de esta nueva iniciativa es concienciar a la población de que, con un gesto tan sencillo como es depositar el vidrio en los contenedores verdes habilitados para ello, contribuimos a preservar las especies en peligro de extinción del Archipiélago canario.

Esta campaña ha contado con la colaboración y certificación de la Asociación para la Conservación de la Biodiversidad Canaria (ACBC). Una asociación que surge, precisamente, a consecuencia de la necesidad de paliar el deterioro que sufre la naturaleza canaria, de los problemas de conservación de múltiples especies y de la degradación de sus hábitats.

En la presentación de la iniciativa celebrada estuvieron presentes el viceconsejero de Lucha contra el Cambio Climático del Gobierno de Canarias, Miguel Ángel Pérez Hernández y el gerente de Ecovidrio para Canarias, Jorge Peña.

Tal y como afirmó el viceconsejero Miguel Ángel Pérez, «Canarias es el mayor punto caliente de biodiversidad de la Unión Europea. Tenemos más de 400 especies endémicas y eso nos hace ser importantes en el mapa de la biodiversidad».

El gerente de Ecovidrio Jorge Peña, resaltó que «se trata de una campaña de concienciación para que los ciudadanos se den cuenta de lo importante que puede llegar a ser un pequeño gesto individual como es depositar un envase de vidrio en el contenedor verde, ya que con ello ayudan a mejorar las condiciones del medioambiente».

La comunidad autónoma de Canarias registró durante el primer trimestre del presente año la mayor tasa de rupturas matrimoniales del Estado: 6,4 casos (entre nulidades, separaciones y divorcios) por cada 10.000 habitantes, un punto más que la media nacional (5,4). según datos difundidos ayer por el servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial.

La segunda comunidad con mayor número de rupturas matrimoniales en el periodo de referencia fue la Comunidad Valenciana, con 6,3; Cantabria y Murcia, con 6; Baleares y Cataluña, con 5,8, y Andalucía, con 5,7. Todas ellas superaron la media nacional.

658 divorcios o separaciones fueron en Las Palmas y 722 en Santa Cruz de Tenerife

Las tasas más bajas del trimestre se dieron en Madrid, con 4,3 rupturas por cada 10.000 habitantes; Castilla y León, con 4,4, y País Vasco, con 4,7.

Siempre según los datos estadísticos del órgano de Gobierno de los jueces, durante el primer trimestre de 2021 en las islas se registraron un total de 1.380 rupturas matrimoniales, un 11,7% más que en el primer trimestre del año anterior, cuando se computaron 1.235 casos entre nulidades, separaciones consensuadas y no consensuadas y divorcios consensuados y no consensuados.

Los 1.308 procesos de ruptura matrimonial registrados entre enero y marzo de 2021 corresponden a 658 casos en Las Palmas y 722 en Santa Cruz de Tenerife.

En los partidos judiciales capitalinos (Las Palmas de Gran Canaria y Santa Cruz de Tenerife) se computaron en el periodo de referencia 232 rupturas matrimoniales y 158, respectivamente.

En el ámbito del Estado, los distintos tipos de demanda de disolución matrimonial presentadas ante los órganos judiciales mostraron un comportamiento desigual durante el primer trimestre de 2021. Así, mientras las demandas de separación y las de divorcio consensuadas tuvieron un incremento interanual medio del 9,7%, los divorcios no consensuados se mantuvieron estables y las separaciones no consensuadas disminuyeron un 14,4 %. Si se toman en consideración todos los tipos de demanda de disolución matrimonial, en el periodo analizado se produjo un aumento interanual del 5,7%.

Según los datos recogidos por el servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial, entre el 1 de enero y el 31 de marzo de 2021 se presentaron 15.048 demandas de divorcio consensuado; 9.290 demandas de divorcio no consensuado; 723 de separación consensuada y 304 de separación no consensuada. En todo el trimestre se presentaron 22 demandas de nulidad, una menos que hace un año.

Todas las demandas de modificación de medidas, tanto matrimoniales como no matrimoniales, aumentaron en el primer trimestre de 2021, especialmente las consensuadas, que se colocaron en niveles muy superiores a los del primer trimestre del pasado año.

Las demandas de modificación de medidas consensuadas, de las que se presentaron 3.496, mostraron un incremento interanual del 21,4 %; las demandas de modificación de medidas no consensuadas, en total 8.439, aumentaron un 7,4% respecto al mismo trimestre de 2020.

Las modificaciones de medidas de guarda, custodia y alimentos de hijos no matrimoniales consensuadas, de las que se presentaron 6.456, tuvieron un importante incremento interanual (34,2%) y las no consensuadas, 7.006, de un 11,5%.