Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La novia de Tomás no sabía que se había llevado a sus hijas al leer la despedida

Tomás Gimeno

Tomás Gimeno

La magistrada titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Güímar informó ayer de que la actual pareja de Tomás Gimeno, buscado por el asesinato de sus dos hijas en Tenerife, no pudo intuir la tarde del 27 de abril que se estaba gestando un delito tan grave.

El martes se planteó que la mencionada mujer, que es directora de un centro de idiomas al que acudía Olivia dos veces a la semana, pudo saber que Gimeno había secuestrado a sus hijas y no avisó ni a la madre de las pequeñas ni a las fuerzas de seguridad.

El Tribunal Superior de Justicia de Canarias aclaró ayer que, en cuanto «a la carta que dejó el acusado dirigida a su actual pareja despidiéndose de ella, en la misma este no hacía referencia alguna a que tenía en su poder a las niñas, por lo que la destinataria no podía intuir que se estaba gestando la comisión de alguna acción ilegal».

La actual pareja de Gimeno recibió del empresario tinerfeño un estuche de lápices de colores cerrado en el momento en que su novio acudió al centro a recoger a Olivia. El hombre le pidió que abriera el paquete después de las 23.00 horas. Sin embargo, su novia lo hizo a las 17.20 horas. Y en el mismo halló 6.200 euros en efectivo, así como una carta de despedida. En dicho texto, según aclara la magistrada, nunca se hizo referencia por parte de Tomás a que se iba a llevar las niñas.

Cabe recordar que anteayer fue el abogado José Manuel Niederleytner, que representa a la madre de las pequeñas, Beatriz Zimmermann, quien, en declaraciones a LA PROVINCIA / DLP, solicitó prudencia al abordar la mencionada acusación contra la actual pareja de Gimeno. El letrado aseguró que, de ser ciertas las especulaciones, la jueza hubiera ordenado en su momento la detención de la citada mujer por un presunto delito de encubrimiento; algo que no ocurrió.

Compartir el artículo

stats