Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias es la comunidad donde menos crecen las defunciones de 2019 a 2020

El número de fallecidos se reparte casi de manera equitativa en ambas provincias | Enero marcó el mayor número de pérdidas, mientras junio fue el que menos

Imagen de archivo de un cementerio. | | MARÍA PISACA

Imagen de archivo de un cementerio. | | MARÍA PISACA

Canarias fue la comunidad autónoma en la que menos se incrementaron los fallecimientos en 2020, el año del impacto del coronavirus, con un una tasa de variación del número de defunciones del 4,2% (el más bajo del país), respecto a los valores de 2019, alumbrando unos registros totales de 16.146 decesos, lo que supone una tasa bruta de mortalidad de 7,3 defunciones por cada 1.000 habitantes, según los datos provisionales de las Estadísticas del Movimiento Natural de la Población (MNP), publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Por provincias, en Las Palmas se registraron 8.164, por las 8.252 muertes de Santa Cruz de Tenerife, siendo el mes de enero el que marcó el mayor número de fallecimientos, con 1.640, y junio el que menos, con 1.200.

En el conjunto del país, el pasado año, ciertamente infausto, perdieron la vida un total de 492.930 personas, el 17,7% más que en 2019, lo que supone el máximo registro desde 1941, en plena posguerra, con una mayor incidencia en el grupo de edad que va de los 75 a los 79 años, tanto en hombres como en mujeres, y una clara incidencia en los meses de marzo y abril respecto al año anterior, coincidiendo con el momento de eclosión de la pandemia. Específicamente, en enero de 2020 murieron 43.058 españoles, un 3,5 % menos que en 2019, y en febrero 37.737, lo que representó una bajada del 3,2%. Sin embargo, la situación cambió drásticamente con la irrupción del coronavirus. En el mes de marzo fallecieron 58.124 personas, un 56,8% más que doce meses antes, y en abril fueron 60.951, lo que significó un aumento del 78,2%. Una vez pasaron los peores momentos de la pandemia, el número de defunciones se volvió a estabilizar relativamente, de manera que mayo se cerró con 35.023 fallecimientos (3,4% más), junio con 30.698 (3,7% menos) y julio con 34.695 (3,4% más), unos valores que en el Archipiélago. Los mayores incrementos se dieron en la Comunidad de Madrid (41,2%), Castilla La Manchas (32,3%) , Castilla León (26%) y Cataluña (23,5%).

Por grupos de edad.

De acuerdo con los datos del INE, murieron 6.280 personas de más de 100 años (21,6% más),;35.859 de 95 a 99 años (+22,3%); 86.999 de 90 a 94 (+21%); 107.202 de 85 a 89 (+19%); 73.924 de 80 a 84 (+16,2%); 52.303 de 75 a 79 (+24%); 38.752 de 70 a 74 (+15,6%); 27.502 de 65 a 69 (+15%); 21.930 de 60 a 64 (+13,6%); 15.823 de 55 a 59 (+9,3%); 10.366 de 50a 54 (+4,7%); 6.038 de 45 a 49 (+4,2%); 3.559 de 40 a 44 (+10,8%); 1.945 de 35 a 39 (+4,5%); 1.213 de 30 a 34 (+11,6%) y 3.235 menores de 30 (-2,9%). Mientras tanto, parece que la pandemia no afectó a los más pequeños. La tasa de mortalidad infantil aumentó tan solo una centésima en el año 2020 y se situó en 2,66 defunciones por cada 1.000 nacidos vivos, con cifras similares a las de años anteriores, como el 2,65 de 2019, el 2,69 de 2018 o el 2,72 de 2017.

La tasa de fecundidad más baja.

La tasa de fecundidad es el número de hijos, en promedio, que se pronostica tendrá una mujer durante su edad reproductiva. La fecundidad es un sinónimo de la capacidad que tiene una mujer para dar a luz, entre los 15 y 49 años, tomando en consideración que después de los 35 años disminuye el potencial parar ser madres. Y precisamente, Canarias se sitúa a la cola del país en este indicador, con un registro de 0,88 hijos por mujer, frente a la media nacional del 1,18, una razón que explica la baja natalidad.

La natalidad.

El número de nacimientos disminuyó en 2020 en todas las comunidades y ciudades autónomas, siendo Melilla (-24%), el Principado de Asturias (-7,45) y Canarias (-7%), los territorios donde se registraron los descensos más acusados. A propósito, el director del Departamento de Geografía e Historia de la Universidad de La Laguna (ULL), José León García Rodríguez, afirma que «Canarias en tan solo dos décadas ha pasado de ser una región natalista a tener un modelo demográfico similar al de algunos países europeos, como los nórdicos, con tasas de natalidad menores desde hace 30 años. Sin embargo, el Archipiélago ha hecho el cambio a gran velocidad, de tal manera que ahora registra la tasa de natalidad más baja del país», sufriendo las consecuencias de la crisis económica, con tasas de paro elevadísimas ,de más del 30%.

Compartir el artículo

stats