Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Violencia vicaria

Pedro Sánchez promete a la madre de Anna y Olivia que habrá medios para la búsqueda

El presidente del Gobierno español mostró a Beatriz Zimmermann sus condolencias, las de todo el Ejecutivo y las de la Casa Real en una llamada en la noche del miércoles

Buque ‘Ángeles Alvariño’ frente a Santa Cruz de Tenerife. | | ANDRÉS GUTIÉRREZ

Buque ‘Ángeles Alvariño’ frente a Santa Cruz de Tenerife. | | ANDRÉS GUTIÉRREZ

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, mantuvo una conversación telefónica durante la noche del miércoles con la madre de las niñas Anna y Olivia, Beatriz Zimmermann, para ofrecerle su apoyo en estos momentos tan duros y para mostrar su compromiso para que se continúe con la búsqueda de los cuerpos de la menor y la de Tomás Gimeno. La llamada se produjo a las 22:00 horas, según la información ofrecida durante la mañana de ayer por el portavoz de la familia, Joaquín Amills, en declaraciones al Programa de Ana Rosa, en Telecinco.

Sánchez mostró a Zimmermann sus condolencias, las de todo el Ejecutivo y también las de la Casa Real, según Amills, quien añadió que el presidente se comprometió con la mujer a poner todos los medios necesarios con el fin de encontrar los cuerpos de Anna y de Tomás.

Además, Sánchez le reconoció a la progenitora que hay problemas técnicos con el robot Liropus, que está trabajando al límite en la inspección de los fondos marinos frente a Santa Cruz de Tenerife, con una actividad muy continuada. Hoy se cumplen 20 días desde que el mencionado barco está en Tenerife para llevar a cabo el rastreo, de los que 18 ha estado operativo en el mar y dos atracado en el Dique Sur del puerto de Santa Cruz de Tenerife.

Joaquín Amills señaló que la mencionada conversación «tranquilizó» a la madre de las pequeñas. Según la información divulgada por parte del portavoz de la familia y presidente de la ong SOS Desaparecidos, hasta la mañana de ayer más de 50.000 personas habían firmado en la plataforma Change.org para que se mantengan las tareas de búsqueda en el mar de los mencionados cuerpos, con el objetivo de que el caso se esclarezca de forma absoluta, sin dejar resquicio a más conjeturas sobre lo que pudo hacer el padre de las pequeñas.

El propio Amills confirmó por la tarde, cuando se cumplían 24 horas del comienzo de la campaña, que un total de 173.000 ciudadanos se habían sumado a la iniciativa. Esa respuesta fue valorada por Joaquín como «impresionante» y «demuestra la solidaridad» de las personas contra un acto «tan cruel», así como que la sociedad «está pidiendo un basta ya y, sobre todo, encontrar el cuerpo de este asesino y poder quedar tranquilos, sobre todo Beatriz».

Fuentes del Gobierno del Estado explicaron a Efe que, desde el primer momento, se han puesto todos los medios disponibles para la resolución de este caso, que ha provocado una profunda conmoción en la sociedad española desde el pasado 28 de abril.

Una llamada del presidente del Gobierno canario, Ángel Víctor Torres, al ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, fue la que permitió que el barco Ángeles Alvariño continúe varios días más su labor de inspección para localizar a Anna y Tomás Gimeno, según la información adelantada ayer por parte de la Cadena SER.

Una de las novedades de ayer consistió en la sugerencia por parte del presidente del Cabildo de Tenerife, Pedro Martín, de la posibilidad de utilizar un submarino existente en el puerto deportivo de Radazul para continuar con las tareas de localización de los cadáveres de Anna y Tomás Gimeno en fondos situados frente a Santa Cruz de Tenerife.

Sin embargo, el propietario y director del proyecto del submarino Pisces VI, Scott Watters, manifestó a EL DÍA en la jornada de ayer que el mencionado instrumento todavía carece de las autorizaciones oportunas para poder realizar operaciones subacuáticas. Watters y un empleado suyo, el ingeniero Pierre Beltrán, explicaron que el citado instrumento «no tiene el proceso de certificaciones que permite hacer las inmersiones con seguridad».

En esa línea, Watters y Beltrán dijeron que «nos gustaría participar y ayudar» a la sociedad tinerfeña, pero, por el momento, el submarino mencionado no se halla operativo. El equipo que desarrolla el citado proyecto Pisces VI efectúa pruebas periódicas hasta lograr dicho permiso. Para Watters, se trata de «un proceso difícil y complicado», en el que la evaluación de las capacidades debe realizarse por una comisión internacional. Según Beltrán, les ha causado mucha tristeza el asesinato de las dos niñas y también «frustración» no estar en condiciones de ayudar en la investigación. En base a los datos que se conocen del Pisces VI, está previsto que tenga capacidad para hacer inmersiones a 2.180 metros de profundidad. Este proyecto fue presentado a mediados de febrero pasado por parte del Cabildo de Tenerife, a través del programa insular Why Tenerife.

Versatilidad

Una vez que se encuentre operativo y con las autorizaciones pertinentes, el submarino podrá ser utilizado en operaciones de carácter científico en colaboración con el Instituto Español de Oceanografía en Canarias (aunque todavía no se ha firmado contrato alguno), para la grabación de documentales de divulgación sobre la geología, la flora y la fauna de los fondos del Archipiélago, así como para inmersiones de carácter turístico.

Compartir el artículo

stats