Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISIS DEL CORONAVIRUS

El ocio nocturno regresa al ERTE en Gran Canaria

El presidente del sector ve la medida de cierre «ineficaz» | La Asociación de Bares y Restaurantes pide un toque de queda a medianoche para evitar fiestas ilegales

Las autonomías restringen el ocio nocturno ante el aumento imparable de contagios Agencia ATLAS

Israel Melián, presidente de la Asociación de ocio nocturno de Canarias, ve la medida de cierre por pasar al nivel dos, ineficaz y sin sentido. «La isla de Tenerife es la que más contagios tiene, duplicando a Gran Canaria y allí el ocio nocturno nunca se ha abierto, ha estado cerrado en todo este proceso. Si el culpable de los contagios es el ocio nocturno, ¿cómo es posible que Tenerife duplique a Gran Canaria? Al final son medidas que se toman para que la ciudadanía obtenga un culpable y no recaiga sobre los realmente responsables, que son los políticos, quienes han de promover que la vacunación vaya con más rapidez».

El ocio nocturno regresa al ERTE | QUIQUE CURBELO

El ocio nocturno regresa al ERTE | QUIQUE CURBELO Amalia García-Alcalde

Israel Melián, presidente de la Asociación de Ocio Nocturno de Canarias y propietario del Chester, señaló ayer que el cierre de los locales incluye «medidas que se toman para que la ciudadanía obtenga un culpable y no recaiga sobre los realmente responsables, que son los políticos, quienes han de promover que la vacunación vaya con mucha más rapidez». Todo ello, dicho porque regresamos a fase 2 en Gran Canaria por un aumento de Covid.

Así se expresaba Israel Melián en base a que Gran Canaria ha vuelto a subir a nivel 2 de alerta sanitaria, por el incremento de contagios por coronavirus, como anunció hace dos días el consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Blas Trujillo. Quedan limitados los encuentros a un máximo de seis personas, salvo que sean convivientes. El ocio nocturno vuelve a cerrar y la restauración finalizará sus servicios antes de las 24.00 horas. Las mesas deben tener un máximo de seis comensales en terraza y de cuatro en el interior del local. El aforo de las terrazas se tendrá que mantener al 75% y al 50% en el interior.

El ocio nocturno regresa al ERTE | YAIZA SOCORRO

El ocio nocturno regresa al ERTE | YAIZA SOCORRO Amalia García-Alcalde

Fermín Sánchez, presidente de la Asociación de Empresarios de Bares, Cafeterías, Restaurantes y Ocio Nocturno apuntó que «no nos queda otro remedio que dar otro paso para atrás» y continuó: «la mayor parte de los contagiados son jóvenes que no se sientan en un restaurante a comer porque tienen otras prioridades». Según Sánchez hay que evitar las fiestas ilegales, los botellones y reuniones en la playa.

Melián resaltó que el ocio nocturno cierra «al 100%». Todos los empleados de dicha actividad regresan al ERTE. Se trata de personas que vuelven a dejar de percibir sus ingresos para cobrar por el Estado. «Esta es la medida a la que se han visto sometidos durante 17 meses». El ocio nocturno supone lo que, comúnmente, se conoce como pubs y discotecas, cuya apertura es hasta las 3.30 horas, 5.00 o seis de la mañana «y ahora no pueden abrir ni tan siquiera con una limitación horaria».

Vuelven a cerrar sus puertas locales tales como el Chester, Treinta y Tantos, Fortuny, Copas, Urban, Altar, Bravia o Room, que se encuentran en esta tesitura desde marzo de 2020. «Hemos podido abrir durante tres semanas algunos de nosotros, pero muchos de los compañeros no lo hicieron porque al suponer solo dos horas de facturación era inviable el funcionamiento del negocio». Treinta y Tantos, Bravia, Kohana, Copas o Urban no abrieron, por ejemplo.

Son mayoritarios los locales que no se pusieron en marcha con respecto a los que sí, lo que también muestra que la medida es inútil «porque fuimos muy pocos quienes estuvimos operativos por la afluencia de clientes, con lo cual el cierre no va a cambiar nada». Las pérdidas de facturación de 2020 con respecto a 2019 son de un 85 y un 90%. Un sector muy sufrido, donde ya se barajan números en que más de un 50% de los locales no vuelvan a abrir sus puertas. «Por ejemplo, el Bravia ya está a la venta y Kohana ha devuelto sus llaves al propietario del inmueble porque han perdido todo y no les queda otra». Por el contrario, a los clientes se les envía a buscar ocio clandestino. «La prueba está en que hubo un contagio de más de 50 personas en un asadero, por lo que asistieron, entre 200 y 500», argumenta Melián. La alternativa a todo esto es que el ocio nocturno sea la solución y que ayude a que estos contagios se paren. «Hemos propuesto al Gobierno de Canarias abrir en nuestro horario normal, pero solo para personas que ya hayan recibido la vacuna y así se evitará el contagio en los locales. Además, así ayudamos a que la gente quiera vacunarse, supone un aliciente, porque han de acreditarlo al acudir a la discoteca», dice. Lo que no se debe es cerrar porque puede haber un bar con una ventilación precaria y funcionando en pésimas condiciones y una discoteca, no, con el aire suficiente para impedir la masificación y los contagios. «Por eso no se puede cerrar a golpe de voz, sino hacer las cosas bien. Lo que ha de evitarse es derivar a la gente a hacer botellón a las plazas, playas y otros lugares, sin medidas. Ahí es donde se están produciendo los problemas. No se ha denunciado infección en ocio nocturno», se explica Melián.

Fermín Sánchez, presidente de la Asociación de Empresarios de Bares, Cafeterías, Restaurantes y Ocio Nocturno, perteneciente a la FEHT, señaló, por su parte, que «no nos queda otro remedio que dar otro paso par atrás, volver a cerrar a las 24.00 horas y aforo al 50%». Han expuesto otras soluciones, «pero no sé qué interés tienen en que la hostelería siga pagando la ineficacia de algunas autoridades porque vemos que la calle está llena de botellones con gente que no respeta nada, con fiestas en las playas y en Vegueta, habiendo peleas, incluso, todos los fines de semana y la policía, aunque se denuncie ni aparece».

«De 167 brotes en Canarias en las últimas semanas solo tres han sido en establecimientos de ocio y hostelería». Además, la mayor parte de los contagiados son jóvenes «que no se sientan en un restaurante a comer porque tienen otras prioridades». «Hemos pedido datos a las autoridades sanitarias que demuestren que la hostelería es la culpable de los casos de coronavirus y no obtenemos una explicación. El ejemplo es Madrid, que no ha cerrado la hostelería y, sin embargo, tiene menos contagios que nosotros y otras comunidades muy restrictivas. Baleares lleva 16 meses con el ocio nocturno clausurado y hay que ver sus índices. En Gran Canaria cumplimos con las normas. No entiendo por qué hay que cerrar».

La policía está ahora investigando locales de hostelería «pero no lo hará el fin de semana de noche en Vegueta ni por Las Canteras a ver quién hace botellones o qué peleas hay. Los responsables de la policía miran para otro lado. No les vemos el pelo cuando los necesitamos». Sánchez propone controlar ese tipo de actos y de eventos, es decir, que se cumpla la ley. «Si un hostelero no la cumple, que se le sancione también». Desde la Asociación solicitan un toque de queda a las doce y media de la noche para evitar fiestas ilegales o privadas, botellones y reuniones en la playa «que son los focos de contagio de gente sin ética», concluye.

Compartir el artículo

stats