Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus | Investigación

Un estudio de un corticoide del doctor Jesús Villar logra un premio Negrín

El hospital y la Fundación Juan Negrín conceden su máximo reconocimiento a esta investigación que abrió una vía para reducir la mortalidad en pacientes con covid

Carmen Negrín, presidenta de honor de la Fundación Juan Negrín, junto al doctor Jesús Villar, durante la entrega de premios.

Carmen Negrín, presidenta de honor de la Fundación Juan Negrín, junto al doctor Jesús Villar, durante la entrega de premios. LP/DLP

Una investigación sobre los beneficios de la dexametasona en los pacientes aquejados de síndrome de distrés respiratorio agudo (SDRA) recibió el pasado viernes, 9 de julio, el máximo reconocimiento en la edición 2021 de los Premios Anuales de Investigación Sanitaria que entrega el Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, junto con la Fundación Juan Negrín. Y es que el estudio, liderado por el doctor Jesús Villar, jefe de grupo del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Respiratorias (Ciberes), ha servido para impulsar el desarrollo de otros ensayos que han avalado los buenos efectos de este corticoide en los enfermos que precisan soporte de ventilación mecánica como consecuencia de los efectos del coronavirus y que experimentan esta complicación.

Hay que recordar que el estudio dirigido por el facultativo se llevó a cabo entre 2014 y 2019 en 15 hospitales de la Península. En él fueron incluidos 277 pacientes ingresados en las áreas de intensivos por este proceso inflamatorio, que puede ser desencadenado por neumonías o sepsis –infecciones generalizadas–, y que dificulta la respiración. Los resultados fueron prometedores, pues en el grupo al que se le administró el corticoide durante diez días, por vía intravenosa, se logró reducir la mortalidad en un 15%. «La reducción es elevada, ya que la mortalidad de este síndrome tiene una media de un 40%. Hay que tener en cuenta que estamos hablando de pacientes que requieren ventilación mecánica para poder mantener la oxigenación», apunta el doctor grancanario.

La iniciativa llevó a Reino Unido a iniciar un ensayo con enfermos graves con coronavirus

decoration

La investigación, titulada Tratamiento con dexametasona para el síndrome de dificultad respiratoria aguda: un ensayo controlado aleatorizado multicéntrico, fue publicada el 7 de febrero de 2020 –antes de la declaración de la pandemia mundial de coronavirus– en la prestigiosa revista The Lancet Respiratory Medicine. Poco tiempo después, el doctor Villar comenzó a recibir llamadas de profesionales de diferentes centros nacionales e internacionales para plantear inquietudes. «Coincidiendo con el momento en el que empezaron a llenarse las unidades de cuidados intensivos de pacientes con Covid-19, contactaron conmigo centros españoles, europeos e, incluso, americanos. De hecho, desde Reino Unido, mostraron interés por hacer otro ensayo clínico con este corticoide», detalla el investigador.

Fue entonces cuando el Imperial College decidió realizar un estudio denominado Recovery, que comenzó en marzo y concluyó en junio del pasado año. La investigación contó con la implicación de 176 hospitales de Escocia, Gales, Inglaterra y el norte de Irlanda y reunió a más de 6.000 pacientes con cuadros clínicos graves de covid. A finales de junio, los resultados evidenciaron una clara reducción de las defunciones. «Automáticamente, empezó a recomendarse la administración de la dexametasona, pero ya los hospitales españoles que participaron en el primer estudio la estaban utilizando. Además, los buenos resultados llevaron a paralizar el resto de ensayos con corticoides», enfatiza el doctor Villar.

La dexametasona demostró sus buenos efectos y logró disminuir las defunciones

decoration

Posteriormente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) constituyó un grupo de expertos, en el que se encuentra el facultativo, para evaluar todos los ensayos con corticoides en enfermos con coronavirus que se habían interrumpido. «Concluimos que los corticoides disminuyen la mortalidad y, el 2 de septiembre, los resultados fueron publicados en la revista americana JAMA. Ese mismo día, la OMS lanzó sus guías de recomendaciones y tratamientos, en las que se aconseja administrar corticoides, preferiblemente dexametasona, para tratar a los enfermos afectados por el coronavirus que se encuentran en estado crítico», detalla el responsable del Ciberes, quien además agrega que la recomendación «continúa vigente».

Efecto antiinflamatorio

Hay que señalar que los corticoides son sustancias con potentes efectos antiinflamatorios y antifibróticos y, aunque en la actualidad no existe una terapia específica para el manejo del Covid-19, los enfermos que precisan cuidados intensivos por las complicaciones provocadas por el microorganismo reciben un tratamiento convencional que incluye ventilación mecánica, en los casos más graves, y corticoides sistémicos. «El covid produce una intensa inflamación en los pulmones y en otros órganos. Además, eventualmente, estos pacientes desarrollan fibrosis pulmonar que, si no se resuelve, puede llevarlos a la muerte», explica el experto del Negrín.

Pero, ¿por qué ha sido la dexametasona la protagonista de la mayoría de los estudios y no otros corticoides? El profesional es contundente al respecto. «Es un medicamento muy barato y juega con más ventaja porque es el corticoide que más se les ha administrado a los pacientes con SDRA», indica, si bien la metilprednisolona y la hidrocortisona «son también muy utilizados».

«Este premio sirve de inspiración para continuar estudiando», dice Jesús Villar

decoration

Para el especialista en Medicina Intensiva, el hecho de recibir el galardón no solo es motivo de «orgullo», sino una razón para seguir investigando. «Este premio sirve de inspiración para continuar estudiando. Sin duda, la labor investigadora nos servirá para averiguar si los corticoides pueden llegar a ser igual de efectivos para tratar otras infecciones graves y salvar vidas», subraya.

Los premios de investigación sanitaria nacieron con el propósito de apoyar los estudios científicos, reconocer la actividad de los profesionales e impulsar también a los jóvenes a publicar sus artículos. «En este caso, la figura de fisiólogo de Juan Negrín se ve reflejada en mi estudio. El fundamento de los corticoides en la insuficiencia respiratoria aguda grave por covid es un razonamiento puramente fisiológico, por lo que, de alguna forma, hace honor a la especialidad de Juan Negrín», destaca el facultativo del hospital de referencia del área norte de Gran Canaria.

Asimismo, Villar pone de relieve la importancia de desarrollar investigaciones e invertir más recursos en esta materia. «Investigar para lograr disminuir el sufrimiento humano requiere mucho dinero, aunque, a día de hoy, sigue siendo más barato investigar que tratar. Por eso, si queremos avanzar, es necesario destinar más recursos» , valora.

Un impulso a la Ciencia

El director del Servicio Canario de la Salud (SCS), Conrado Domínguez, y el presidente del Patronato de la Fundación Juan Negrín, José Medina, firmaron en junio de 2019 un convenio de colaboración para convocar los Premios Anuales de Investigación Sanitaria del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín. Sin embargo, la irrupción de la pandemia de coronavirus se tradujo en la suspensión de la convocatoria en la edición de 2020, por lo que este año se ha celebrado la primera. La Fundación aporta 3.000 euros a estas distinciones. Cabe resaltar que, además del doctor Jesús Villar, en la categoría Clínico-epidemiológica ha sido reconocido con el segundo premio el doctor José Carlos Rodríguez Gallego, del Servicio de Inmunología, mientras que en la categoría Residentes, el galardón fue para el doctor Juan Francisco López-Rodríguez, del Servicio de Hematología. | LP/DLP

Compartir el artículo

stats