Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus | Situación sanitaria en Canarias

Los brotes vuelven a entrar en cárceles, residencias y hospitales

La prisión de Juan Grande registra un foco de coronavirus que afecta a 76 personas | El brote del Insular ya suma 17 contagios entre pacientes y sanitarios

Un brote de coronavirus detectado en el centro penitenciario de Las Palmas II. La Provincia

Un brote de coronavirus detectado en el centro penitenciario de Las Palmas II, que afecta a 76 personas que se encuentran asintomáticas, ha llevado a poner en cuarentena a este espacio situado en la localidad grancanaria de Juan Grande. Según informó ayer el delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, el foco se originó entre unos internos que no quisieron recibir la vacuna contra el Covid-19. «En el centro penitenciario, el 100% de los funcionarios está vacunado y el 90% de los internos, también. Los que no lo están es porque se han negado a recibir la vacuna, y ahí ha empezado el brote», detalló.

En base a las palabras del delegado, el centro está siguiendo de forma estricta los protocolos y, durante la jornada del miércoles, se realizaron más pruebas para averiguar si hay un mayor número de personas aquejadas de la infección por SARS-CoV-2. «Estamos bajo la coordinación de expertos en materia de Sanidad que nos dicen qué pautas hay que seguir. Esto también da la oportunidad de reflejar la importancia que tiene que la gente se vacune», indicó Pestana No se habían detectado brotes en estos espacios desde mayo.

Teniendo en cuenta los datos que maneja la Consejería de Sanidad, el Archipiélago ha registrado 260 focos del patógeno en la última semana, con 1.179 cuadros clínicos vinculados. Además, el producido el pasado fin de semana en el ala sur de la séptima planta del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria, dedicada a Oncohematología, ha incrementado en número de casos asociados y ya afecta a diez pacientes y a siete sanitarios. Desde el centro señalan que algunos de los trabajadores no habían recibido los sueros contra el virus.

El Archipiélago agrega 800 contagios del patógeno en 24 horas

decoration

Lo mismo ha ocurrido en el ya notificado en la residencia de Los Olivos, en Gran Canaria, que suma 36 contagios entre los residentes y nueve entre los trabajadores. Según fuentes consultadas por este periódico, durante la tarde de ayer, siete usuarios del centro fueron trasladados a un hospital. Hasta la pasada semana, los últimos contagios en residencias habían sido notificados en febrero y fueron detectados en un centro de Telde.

Del total de nuevos brotes, 118 se han producido en Gran Canaria; 108 en Tenerife; 14 en Fuerteventura; nueve en Lanzarote; ocho en La Palma; y tres en La Gomera. Por ámbito en el que se han registrado, hay que decir que 116 son de origen familiar; 105 se enmarcan en el contexto social; 26 en el entorno laboral; cinco en el de colectivos socialmente vulnerables; tres en el deportivo; dos en el educativo; dos en el sociosanitario y uno en el sanitario.

En general, todos tienen menos de una decena de cuadros asociados, a excepción de ocho. Entre los brotes sociales más numerosos destacan dos en Fuerteventura, con 14 y 10 casos; uno en Gran Canaria, con nueve infecciones; uno en Lanzarote, con ocho; y otros cinco brotes con siete (tres de ellos en Gran Canaria, uno en La Palma y otro en Tenerife).

En cuanto a los focos laborales de mayor magnitud, Sanidad informó de uno producido en una empresa de cuidados a domicilio en La Palma, que aúna 12 contagios; uno con nueve positivos en una oficina de Gran Canaria; otro que computa siete afectados en la misma isla y que tuvo lugar en un hotel; otro originado en un centro de estética, también en Gran Canaria, y que tiene siete casos asociados; y uno con seis aquejados en un restaurante de Fuerteventura. Asimismo, en centros penitenciarios, además del registrado en la prisión de Juan Grande, se han notificado otros dos brotes en cárceles de Tenerife y La Palma, con cuatro y tres casos vinculados, respectivamente.

También destaca por su magnitud un brote familiar con varios domicilios implicados y que afecta a 12 personas en Tenerife. Por lo que respecta a los educativos, uno se ha registrado en Gran Canaria y cuenta con 14 casos, mientras que otro tuvo lugar en Lanzarote y aglutina seis.

Los tres brotes deportivos, en cambio, se han producido en Tenerife. Uno de ellos afecta a seis personas vinculadas al waterpolo; otro se ha producido en un gimnasio y tiene cinco positivos; y otro, con tres casos, está relacionado con la natación.

Los nuevos focos sociosanitarios también han acontecido en su totalidad en Tenerife, si bien uno tiene ramificación familiar y concentra 11 casos en el Centro de Discapacidad San Miguel; otro, producido en el Mirador de Ifara, computa cinco casos; y otro, en la residencia Davida, tiene un cuadro asociado. En las Islas continúan en seguimiento 39 brotes antiguos.

Durante la última jornada, la comunidad autónoma sumó 800 contagios del patógeno y dos decesos asociados a los efectos del microorganismo. Los fallecidos, un hombre de 67 años y una mujer de 90 en Gran Canaria, sufrían patologías previas y permanecían en régimen de ingreso hospitalario. Según confirmó la Consejería de Sanidad, una de estas muertes está vinculada al brote notificado en la residencia de Los Olivos. Fuentes consultadas por este periódico garantizan que la víctima había completado la pauta vacunal.

Nuevos casos

Por Islas, Tenerife agregó ayer 375 detecciones a su estadística; Gran Canaria 362; Lanzarote diez; Fuerteventura 35; La Palma 12; El Hierro tres; y La Gomera tres. En total, hay 14.893 cuadros activos en la región –226 más que los constatados hasta el martes–.

Desde el último balance, se han emitido 564 altas epidemiológicas. No obstante, en los hospitales canarios hay 465 personas en una cama de agudos –14 menos que en las 24 horas previas– y 91 en una de críticos –una más–.

Ahora mismo, la incidencia acumulada en los últimos siete días se sitúa en 240,35 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que la de las últimas dos semanas es de 498,59 cuadros sobre el mismo número de habitantes.

Vacunarse en dos países


Recibir la primera dosis de la vacuna en un país y la segunda en otro se puede convertir en un calvario para acceder al certificado Covid. Es el caso de Enrique Marquina, con residencia en Gran Canaria durante siete meses, y el resto del año vive en Suecia. Se vacunó de la primera dosis en Maspalomas y, de la segunda en Suecia el 31 de mayo, donde le dieron un papel en el que constaba la pauta inyectada y le comentaron que el certificado Covid debía solicitarlo en Canarias . El 1 de junio comunicó a su médico de cabecera la inmunización final en Suecia. Sin embargo, al solicitar el certificado sólo le sale la primera dosis. El 3 de julio viajó a Noruega para asistir a un congreso, pero le impidieron la entrada en el país porque el certificado refleja una sola dosis y aún sigue luchando porque se le reconozca la segunda. | LP

Compartir el artículo

stats