La ola de calor que desde hoy miércoles afecta a casi toda España tendrá su punto más álgido entre el viernes y el domingo próximos, cuando se podrían superar los 44 grados de día y los 25 de noche en algunas zonas y dispararse el riesgo de incendio y los índices de radiación ultravioleta.

Por ello, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido este miércoles en Canarias la "máxima prudencia y toda la colaboración" ante el riesgo de que se produzcan incendios durante la ola de calor en la que España está inmersa estos días.

También varias comunidades como Extremadura O Castilla-La Mancha han instado a evitar el uso de maquinaria agrícola o de otro tipo que pueda suponer un peligro de incendio, algo que también ha hecho Cataluña, donde la Generalitat ha prohibido, hasta el próximo lunes, las acampadas y las actividades deportivas en la montaña en las veinticuatro comarcas con mayor riesgo de fuego.

La ola de calor pone a Cataluña en riesgo extremo de incendio Agencia ATLAS / EP

"Nos encontramos ante un episodio muy adverso que aconseja extremar las precauciones" ante la ola de calor "más intensa, extensa y duradera de lo que llevamos de verano", ha indicado Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Se trata, ha dicho, de un "episodio de calor sofocante" que se prolongará, al menos, hasta el martes y que se dejará sentir en toda la península y Baleares, a excepción de Galicia, las regiones cantábricas y Canarias, aunque el archipiélago tampoco escapará de las altas temperaturas a partir del sábado próximo.

Tal y como anunciaban los pronósticos, la madrugada de este miércoles ha sido muy calurosa y los termómetros se han disparado en muchos puntos de España, de manera que en ciudades como Zaragoza, Madrid, Barcelona o Valencia a las seis de la mañana superaban los 22 grados y en Sevilla, Almería, Murcia o Palma de Mallorca se situaban por encima de los 24 grados a esa misma hora.

Las previsiones apuntan en los días más calurosos de esta ola de calor es muy probable que se produzcan noches "tórridas", aquellas en las que las mínimas no bajan de 25 grados, un fenómeno que, según la Aemet, ocurrirá en la cuenca del Ebro, zona centro y mitad sur peninsular, pero sobre todo en ciudades que generan "islas de calor urbana", dando lugar a temperaturas nocturnas mas elevadas que en su propio entorno.

Este miércoles se superan los 40 grados

De momento, hoy se superarán los 40 grados de máxima en zonas del este, centro y sur de la península y en puntos de Baleares, mientras que mañana jueves es probable que se alcancen los 42 grados en el noreste, sobre todo en el valle del Ebro e interior de Cataluña, en la depresión central de Lérida e incluso en los valles pirenaicos orientados al sur.

Será entre el viernes 13 y el domingo 15 cuando los termómetros se dispararán dando lugar, de acuerdo con la Aemet, a las jornadas "más álgidas" de esta ola de calor que se notarán sobre todo en el valle del Guadalquivir, con temperaturas que de día rondarán e incluso superarán los 44 grados y de noche es posible que alcancen los 27.

Esos tres días de calor asfixiante las temperaturas máximas y mínimas estarán entre 5 y 10 grados por encima de lo normal en estas fechas en la mayor parte de la península, excepto a orillas del Cantábrico y Balares, e incluso serán más de 10 grados superiores a lo habitual en puntos del noreste y de la mitad sur, todo ello "en plena canícula, el período habitualmente más cálido del año", han comentado desde la Aemet.

Entretanto en Canarias empezarán a subir los termómetros mañana, pero el viernes, el fin de semana e incluso en los primeros días de la próxima la ola de calor también se dejará notar allí y es probable que se superen los 35 grados de máxima y que haya mínimas elevadas en muchos puntos del archipiélago.

El domingo empezarán a bajar las temperaturas

Aunque existe "cierta incertidumbre" respecto al final de este episodio de calor sofocante, la Aemet ha indicado que es posible que no se produzca en todas las zonas a la vez, de manera que el domingo podrían empezar a bajar los termómetros en el tercio norte, pero en el resto de España no se notará ese alivio e incluso podría repuntar algo el calor en puntos del Mediterráneo y Baleares.

Los pronósticos apuntan a que el lunes 16 bajarán las temperaturas en amplias zonas del norte, oeste y del Mediterráneo, mientras seguirá el calor extremo en el valle del Guadalquivir y puntos del sureste hasta el martes, cuando podría darse por finalizada la ola de calor en general con temperaturas altas, pero "mas soportables y normales".

Alerta de nivel naranja

La Aemet recuerda que este miércoles mantiene activada la alerta de nivel naranja (riesgo importante) por calor, acompañado en ocasiones de tormentas "secas" con fuertes vientos y aparato eléctrico, en las comunidades de Andalucía, Aragón, Cataluña, Extremadura, Castilla-La Mancha y Navarra y el nivel rojo (riesgo extremo) en Aragón y Cataluña para la jornada de mañana jueves.

Advierte de que este episodio de calor intenso viene acompañado de polvo en suspensión africano que empeora la calidad del aire, aumenta el índice de radiación ultravioleta a niveles "muy altos o extremos" y dispara el riesgo de incendios en muchas zonas de España.

A la vista de estos pronósticos, la Dirección General de Protección Civil y Emergencias y diversas organizaciones han aconsejado extremar las precauciones para evitar los incendios forestales y en general recomiendan protegerse del sol, hidratarse y observar mayores cuidados hacia las personas mayores y los niños mientras dure este episodio de calor sofocante.