La Plataforma 5% para Educación quiere manifestar su profunda preocupación por las previsiones de inversión de la Consejería de Hacienda del Gobierno de Canarias donde no se contempla aumento en el área educativa en 2022, lo que significaría incumplir lo previsto en la Ley Canaria de Educación y lo comprometido por el propio gobierno en su programa de investidura.

Las previsiones realizadas en los planes presupuestarios plurianuales elaborados por el Gobierno de Canarias resultan muy preocupantes: «La previsión revisada es del 7% de incremento del PIB...» y «En relación con los gastos corrientes en bienes y servicios como educación, como regla general, se ha calculado el mantenimiento de créditos del 2021...»

Si el PIB crece un 7% y la inversión en educación se mantuviera, el gasto en educación en relación al PIB bajaría desde el 4,55 % actual al 4,25 % en 2022, incumpliendo los establecido en la Ley Canaria de Educación y el compromiso expresado en el Programa de investidura de este gobierno.

«Por supuesto, con estos números ni podría crecer significativamente la matrícula de Infantil 0-3 años, ni se podría mantener y ampliar las plantillas docentes actuales como es urgente y necesario, ni se podría profundizar en la atención a la diversidad, ni podría mejorar de forma significativa nuestra formación profesional y avanzar en la lucha contra el abandono escolar temprano», asegura la Plataforma en un comunicado.

«Esta previsión presupuestaria es el marco en el que se empiezan a elaborar los presupuestos del ejercicio siguiente y por tanto este acuerdo de Gobierno significaría en nuestro caso que se apuesta por rebajar, una vez más, el presupuesto de Educación en relación al PIB hasta el 4,25%. Esto representa 342 millones de euros menos de lo que correspondería con el 5% del PIB establecido en la Ley Canaria de Educación», agregan.

«Los datos y la experiencia del curso pasado han demostrado que el aumento de la inversión educativa, el aumento de las plantillas docentes y la disminución de las ratios, además de haber sido la mejor estrategia para la contención del Covid-19, ha mejorado la los resultados».