Cientos de personas se agolpan en el muelle de Santa Cruz de La Palma para tratar de salir de la Isla. El cierre del aeropuerto de La Palma ayer, viernes, debido a la nube de cenizas que sigue expulsando el nuevo volcán de Cabeza de Vaca, en el municipio de El Paso, ha supuesto que la única opción para todas aquellas personas que han visto sus vuelos cancelados sea montarse en alguno de los barcos que salen del puerto de la capital palmera.

La gran demanda de pasaje ha llevado a las dos navieras que operan con La Palma a incrementar el número de barcos que cubren la ruta entre Santa Cruz de La Palma y el muelle de Los Cristianos, en el sur de Tenerife. Sin embargo, se están viviendo situaciones de colapso no solo en el muelle palmero, también en las líneas de teléfono habilitadas para poder comprar los billetes.