La actividad sísmica se ha reactivado en la mañana de este lunes en la isla de La Palma y se ha desplazado al sur, con 16 terremotos localizados en la zona norte de Fuencaliente, según recoge el Instituto Geográfico Nacional (IGN). Se da la circunstancia de que Fuencaliente está en el sur de La Palma, alejado de la zona de Cumbre Vieja. Estos nuevos episodios sísmicos coinciden con un aparente parón en el volcán de Cumbre Vieja, que ha dejado de emitir temporalmente lava, humo y ceniza, al mismo tiempo que se registra una importante caída del tremor volcánico. Sin embargo, pocas horas después la actividad en la boca principal del volcán se reactivó y volvió a expulsar lava.

El terremoto más intenso se ha localizado a las 06.05 horas y a una profundidad de 10 kilómetros, y en general, todos están por encima de magnitud 2 y a profundidades que oscilan entre los 9 y los 13 kilómetros.

Los científicos analizan esta paralización de emisiones en Cumbre Vieja y desde Involcan señalan que en las ultimas horas el tremor volcánico "ha casi desaparecido", lo mismo que la actividad explosiva estromboliana.

Esto ha ralentizado aún más el lento avance hacia el mar de la colada de lava, cuya precipitación se espera ocurra por la zona de Tazacorte, en el suroeste de La Palma, donde el domingo, debido a los movimientos sísmicos, se registró un desprendimiento de tierra en un acantilado. La caída del desprendimiento al mar cerca del Puerto de Tazacorte hizo pensar en un primer momento de confusión que se trataba de la llegada de la lava del volcán a la costa.

Desprendimiento en la costa de Tazacorte, en La Palma La Provincia