Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las zonas turísticas del sur y suroeste de Gran Canaria y Tenerife son "muy vulnerables" a los temporales marinos

Casi 300 episodios tormentosos entre 1958 y 2017 se localizaron en los municipios de San Bartolomé de Tirajana y Mogán (Gran Canaria) y Arona y Adeje (Tenerife), según una investigación de la ULPGC y la ULL

Consecuencia de los temporales en el sur de Gran Canaria.

Investigadores de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y la Universidad de La Laguna (ULL), han realizado un trabajo de investigación publicado en una revista internacional con el título Temporales marinos en áreas turísticas costeras de las Islas Canarias en el que se estudian los temporales entre 1958 y 2017 en los enclaves turísticos más importantes de Tenerife y Gran Canaria

En esta investigación se señala que los pequeños espacios insulares orientados al turismo costero son muy vulnerables a los temporales marinos, dada la fluctuación de este sector económico y el aumento de su exposición por una creciente litoralización. 

El trabajo está firmado por los investigadores Amalia Yanes Luque, José A. Rodríguez‑Báez, Pablo Máyer Suárez, Pedro Dorta Antequera, Abel López‑Díez, Jaime Díaz‑Pacheco y Emma Pérez‑Chacón, del Departamento de Geografía e Historia de la ULL y del Departamento de Geografía de la ULPGC

Los temporales entre 1958 y 2017 se localizaron en los municipios de Arona y Adeje (suroeste de Tenerife-SW) y en San Bartolomé de Tirajana y Mogán (sur-suroeste de Gran Canaria-S-SW) y para su análisis se emplearon datos de oleaje de Puertos del Estado (Nodos SIMAR-44, Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana de España). 

Áreas estudiadas

El estudio estadístico permite establecer un umbral de identificación de temporal marino a partir de una altura de ola significante (Hs) de 2,7 metros en Arona y Adeje y de 1,7 en San Bartolomé de Tirajana y Mogán. De la aplicación de ese umbral resultan 144 episodios en el suroeste de Tenerife y 154 en el sur-suroeste de Gran Canaria, de los que se examina su comportamiento, a partir, por un lado, de la duración, estacionalidad, tipo de oleaje y grado de severidad que los caracteriza.

Por otro, del estado de la atmósfera que concurre en su génesis por medio de los mapas sinópticos de Wetterzentrale. Por último, se realiza una primera valoración de los efectos de estos fenómenos tormentosos a través de las noticias de la prensa local sobre ahogamientos, daños en mobiliario urbano e infraestructuras portuarias y pérdidas de arena en las playas. 

Este trabajo destaca sobre todo por su utilidad para la gestión de los espacios litorales profundamente transformados por las actividades turísticas. Su novedad radica en la identificación y caracterización del comportamiento del oleaje extremal en las zonas turísticas seleccionadas (especialmente en lo referente a sus patrones específicos de comportamiento y la aplicación novedosa en Canarias del SPI Storm Power Index). 

Áreas de estudio general (marcado en rojo) de los temporales marinos en Gran Canaria y Tenerife. ULPGC/ULL

Gracias al estudio se han determinado los umbrales a partir de los cuales se puede hablar de temporal marítimo en las zonas de estudio, identificando las causas atmosféricas que los han generado. Otra de las aportaciones claves ha sido la identificación de la tipología costera y su relación con la localización de los daños producidos por los temporales, cuestión que se ha obtenido a través de la consulta de diversas fuentes históricas, especialmente la prensa.  Además, se ha profundizado en el conocimiento del comportamiento del oleaje en estas zonas litorales cuestión clave en un contexto actual de cambio climático y cambio global. 

Este trabajo ha sido publicado en la revista científica internacional Natural Hazards (Springer) que muestra trabajos de investigación centrados en todos los aspectos relacionados con peligros naturales, incluida la predicción de eventos catastróficos, la gestión de riesgos y la naturaleza de los precursores de los peligros naturales y tecnológicos. Así pues, la revista admite trabajos relacionados con el análisis de peligros tales como los atmosféricos, climáticos, oceanográficos, marejadas ciclónicas, tsunamis, inundaciones, nieve, avalanchas, deslizamientos de tierra, erosión, terremotos, volcanes, provocados por el hombre y tecnológicos, así como evaluación de riesgos.   

Actualmente la revista está indexada en JCR con un índice de impacto en 2020 de 3,102 (segundo cuartil en la categoría de Geosciences, multidisciplinary y también en el segundo cuartil de water resources). Asimismo, tiene un índice de impacto de 0,76 en SJR estando en el primer cuartil de las revistas catalogadas como Earth and Planetary Sciences. 

Gráfico de distribución de temporales en Gran Canaria y Tenerife. ULPGC/ULL

Compartir el artículo

stats