La isla de La Palma está creciendo como consecuencia de la lava de su volcán en erupción que ha comenzado a acumularse en el lecho oceánico, ganándole terreno al mar y formando un delta que de momento suma unos 500 metros de ancho, una nueva formación que en las islas de la Macaronesia tiene un nombre que lo define a la perfección: "fajana".

En todos los archipiélagos de Macaronesia (Madeira, Azores o el archipiélago canario), que son de origen volcánico, el término "fajana" está muy extendido y se utiliza para describir los lugares que las coladas de lava le han ido ganando al mar y formando paisajes volcánicos muy característicos.

El nuevo delta o "fajana" que se está formando en La Palma tiene ya medio kilómetro de ancho y solo el primer día alcanzó una medida de 10 hectáreas (10.000 metros cuadrados tiene cada hectárea), extensión similar a 20 campos de fútbol (5.000 metros cuadrados por cada campo de fútbol).

Algunos investigadores, meteorólogos y divulgadores están ya empezando a utilizar ese vocablo para referirse al nuevo paisaje que va a dejar en la isla la erupción en Cumbre Vieja. Todo este terreno ganado al mar pasará a ser propiedad del Estado.

Muchas de las islas de los archipiélagos del Atlántico, la mayoría de las cuales comparten un origen volcánico, utilizan ese término para referirse a esos deltas, y precisamente en La Palma uno de los lugares más populares y atractivos son los piscinas naturales de "La Fajana", en el norte de la isla.

Frente a la nueva fajana que se está formando como consecuencia de la erupción se encuentra el buque "Ramón Margalef" del Instituto Español de Oceanografía, que se incorporó a las labores de investigación en la zona el pasado sábado, con tiempo para testar el mar antes de que fuera alcanzado por la lava y determinar con exactitud todas las variaciones que se han producido después.

El choque térmico de la lava incandescente con el agua salada está generando emanaciones y nubes que de momento se están dispersando con rapidez y sin causar problemas en la población gracias a los vientos alisios que soplan en la zona y que previsiblemente van a continuar durante los próximos días.

Desde el Margalef, los científicos a bordo están comprobando en tiempo real las anomalías que está registrando el océano, como la formación de esta gran fajana o la decoloración del agua en un perímetro mucho mayor.

Las imágenes del nuevo delta, captadas por algunos de los científicos e instituciones que están trabajando sobre el terreno, están ya inundando las redes sociales y permitiendo contemplar en directo, a través de las "ventanas" que algunos de esos centros de investigación y divulgación tienen abiertas, cómo crece la isla de La Palma.

19

Primer día de vertido al mar de la colada de lava del volcán de La Palma Agencias

A bordo del buque, el oceanógrafo Eugenio Fraile, responsable de la campaña que está haciendo en la zona el Instituto Español de Oceanografía, ha informado hoy a través de las redes sociales de las nuevas "batimetrías" (estudio de la profundidad) que están realizando los investigadores para determinar el crecimiento del delta de lava en el océano.

"La isla de La Palma crece" ha tuiteado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), mostrando una imagen de la plataforma de medio kilómetro de ancho que ha ganado al mar la colada, y que ha sido captada por el científico Manuel Nogales, del Instituto de Productos Naturales y Agrobiología del CSIC, un centro especializado en ciencias y tecnologías químicas, ciencias agrarias, biodiversidad y volcanología.

También los satélites del programa espacial europeo "Copernicus" están monitorizando y facilitando cuantiosa información e imágenes de lo que está ocurriendo en La Palma, tanto del camino destructivo que la lava ha seguido durante los últimos diez días como del espacio que ya le ha ganado al Atlántico.

El Instituto Volcanológico de Canarias (INVOLCAN) ha publicado también imágenes aéreas, que se están haciendo virales en las redes sociales y que están siendo utilizadas por numerosos medios de comunicación, que muestran el nuevo delta, o fajana, que se ha formado en La Palma.