La erupción volcánica en Cumbre Vieja afecta ya a 434 hectáreas de terreno mientras que la colada principal ha superado ya los 1,2 kilómetros de ancho. En rueda de prensa, el director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, explicó que el derrumbe del cono volcánico a última hora de la tarde del domingo ha producido un enorme aporte de lava muy fluida y un aumento "por picos" de la explosividad, un comportamiento que sigue estando dentro de la pauta que se establece para una erupción estromboliana. Asimismo, se ha constatado la existencia de tubos volcánicos cercanos a la costa que ayudan a evacuar la lava al mar.

El Comité Director del Pevolca ha acordado reforzar los trabajos de monitorización y vigilancia tras la aparición de lavas más fluidas, que podrían dar lugar a cambios de dirección de las coladas, obligando a tomar nuevas medidas de protección civil.

No obstante, desde el Pevolca se ha querido lanzar un mensaje de tranquilidad ante el incremento de la actividad sísmica que se viene registrando desde la pasada noche porque, en principio, no tiene por qué aparecer ninguna otra nueva boca eruptiva como consecuencia de esa sismicidad.

La anchura máxima de la colada es de 1.250 metros, 300 metros más que ayer, mientras que la fajana alcanza ya una superficie de 32,7 hectáreas y está siendo vigilada por barcos científicos para medir los niveles de CO2 y de ácido clorhídrico en la zona.

Los últimos datos recopilados por el sistema Copernicus elevan las edificaciones destruidas por las coladas hasta las 1.046 a las que se suman 108 infraestructuras parcialmente dañadas. A esto se suman 37 kilómetros más de carreteras y vías dañadas (cuatro kilómetros más en cuatro horas) por las coladas y hasta 4.819 hectáreas afectadas por la deposición de cenizas. 

Calidad del Aire


El Índice Nacional de Calidad del Aire (ICA) del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico ofrece desde este lunes información en tiempo real sobre la calidad del aire en La Palma que incluye datos de las estaciones de medición de la red nacional de vigilancia, así como de las unidades móviles que ha instalado el Gobierno de Canarias cerca del volcán de Cumbre Vieja.

Los impactos principales de las emisiones volcánicas sobre la calidad del aire son los niveles de partículas en suspensión y dióxido de azufre. Además, la llegada de la lava al mar provoca además una columna de vapor tóxico con ácido clorhídrico y pequeñas partículas de cristales volcánicos. | Europa Press

Ceniza

La última actualización del departamento de Seguridad Nacional apuntaba que la ceniza afecta principalmente a la vertiente sur de La Palma y no se descarta que partículas más finas de ceniza puedan alcanzar la isla de El Hierro.

Además, ante la merma en la calidad del aire en zonas próximas a la colada se decidió este domingo el desalojo del personal científico y de emergencias, así como de los vecinos que fueron a recoger enseres de sus viviendas.

No obstante, las calidades del aire en zonas no evacuadas cercanas a la emisión del volcán se encuentran dentro de los niveles de normalidad.

El nuevo delta volcánico de La Palma sigue ganando terreno al mar Agencia ATLAS | Foto: EFE

En cuanto a la prestación de servicios básicos, el suministro eléctrico y de telecomunicaciones opera con normalidad aunque el abastecimiento de agua potable y de riesgo se ha visto afectado en algunas localidades de El Paso y Los Llanos de Aridane.

Con el fin de garantizar el riego de las plantaciones afectadas, se instalarán dos plantas desaladoras portátiles en el área de Puerto Naos que llegan este lunes a La Palma y entrarán en funcionamiento en las próximas semanas.

Asimismo, se ha trasladado desde la Península un buque cisterna con capacidad para 30.000 metros cúbicos que permitirá aumentar el caudal de agua para riego.

Así evolucionan las coladas del volcán de La Palma Agencia ATLAS | Foto: EFE