Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Universidad | Apertura oficial del curso 2021-2022 en la ULPGC

Serra destaca el papel de la ULPGC en la crisis volcánica y en la pandemia

El rector teme que los centros privados resten calidad a la universidad pública e insta al Gobierno canario a fijar reglas «éticas» para evitar «conflictos de interés»

Acto de apertura ayer del curso 2021-2022 en la ULPGC, presidido -de izquierda a derecha-, por Lluís Serra, Ángel Víctor Torres, Rosa María Aguilar, Jesús León Lima e Inmaculada González. | | ANDRÉS CRUZ

El rector de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Lluís Serra Majem, puso ayer en valor la contribución de numerosos investigadores de la ULPGC para dar respuesta desde los comités científicos a las crisis del Covid-19 y la volcánica en La Palma, destacando la rentabilidad de la Universidad como «inversión» de futuro.

Serra apela a la «unidad» de todos para impulsar la proyección social de la Universidad

decoration

«En momentos como el que vive La Palma, o como en la pandemia que estamos dejando atrás, se ve la verdadera fuerza de las instituciones universitarias públicas, que han dedicado largos años a la investigación, para dar respuestas cuando se las requiere. También se demuestra que los magros recursos que se dedican a fomentar la I+D universitaria desde las administraciones públicas y por financiadores privados deben verse como lo que son: una inversión de futuro en lugar de un gasto».

«En las crisis, se ve la verdadera fuerza de las universidades públicas, para dar respuestas»

Lluís Serra Majem - Rector de la ULPGC

decoration

Así lo manifestó durante su intervención en el acto oficial de apertura del curso académico 2021- 2022 de la ULPGC, celebrado ayer en el Paraninfo de la sede institucional, en el que estuvo acompañado en la mesa presidencial, por el presidente del Gobierno canario Ángel Víctor Torres -que puso en valor el papel de la ciencia en las crisis, señalando como ejemplo el haber podido contar con una vacuna en tiempo récord, en el mismo año del confinamiento-; así como la rectora de la Universidad de La Laguna Rosa Aguilar, el presidente del Consejo Social Jesús León Lima y la secretaria general de la ULPGC Inmaculada González.

«La calidad docente e investigadora depende de una adecuada financiación»

Lluís Serra Majem

decoration

Serra destacó ante los presentes, miembros de la comunidad universitaria, así como autoridades del ámbito político, académico, militar, religioso, social y cultural, su temor a que la inclusión de las universidades privadas en Canarias resten calidad docente a las universidades públicas. Aseguró al respecto, que mantener la calidad docente e investigadora depende de una adecuada financiación de las universidades públicas «pero también del mantenimiento de unas reglas de juego claras», en referencia al significativo aumento de universidades privadas en el mapa universitario español.

La principal preocupación viene dada ante la posibilidad de que los centros privados compitan con las universidades públicas por recursos particularmente escasos en el tejido productivo canario. «Es el caso de los puestos para prácticas de estudiantes, poniendo así indirectamente en riesgo nuestra calidad docente. Es evidente que estas universidades cuentan con apoyos sociales, económicos y mediáticos, pero no podemos ni debemos consentir que estos apoyos se expresen desde nuestra propia institución, para lo que será necesario establecer códigos de comportamiento ético y evitar conflictos de interés en la toma de decisiones».

«Que nuestra voz sea escuchada en la toma de decisión sobre la política de I+D+i en Canarias»

Lluís Serra Majem

decoration

Como ejemplo, citó el nuevo grado de Medicina en Canarias que pretende implantar una universidad privada. «Esto no solamente perjudicaría a las universidades públicas, sino que crearía problemas de inequidad en el acceso al grado más demandado por los jóvenes, y presionaría aún más los escasos recursos disponibles, como son los puestos para hacer prácticas y la atención de formadores cualificados y motivados. Además, contrasta con la solución socialmente solidaria que están negociando las universidades públicas canarias con la Consejería de Sanidad, para el aumento en el número de plazas de Medicina en 50, para contribuir a un mejor sistema canario de salud».

«La implantación en la privada de Medicina crearía problemas de inequidad en el acceso al grado»

Lluís Serra Majem

decoration

En el ámbito académico, el rector destacó la apuesta por la vuelta a las clases presenciales en el presente curso 2021-2022 -«hemos sido la universidad pública española que ha liderado este retorno a clase»-, y el comportamiento «responsable y ejemplar» de los estudiantes. Y desde el punto de vista de la investigación y la transferencia de conocimiento, Serra Majem reivindicó el papel de la ULPGC como mayor agente de innovación, producción científica y tracción tecnológica de las islas orientales. «Buscaremos que este rol sea reconocido, garantizando así que nuestra voz sea escuchada en los procesos de toma de decisión sobre la política de I+D+i en Canarias», y añadió que «las instituciones científicas estamos llamadas a ser un elemento tractor de primera fila, junto con los empresarios y otros agentes sociales, en la creación de un nuevo tejido productivo basado en el conocimiento. Buena prueba de esto es que ya estamos creando empleo directo e indirecto de muy alta calidad».

“Los recursos en investigación universitaria son una inversión de futuro en lugar de un gasto»”

Lluís Serra Majem

decoration

Destacando el objetivo del equipo de gobierno de la ULPGC de trabajar desde la empatía y el rigor, Serra apeló a la unidad y el compromiso de todos los miembros de la comunidad universitaria para impulsar la imagen externa y la proyección social de la ULPGC. «Demos cauce a los debates y a la necesaria discrepancia en los ámbitos pertinentes y empujemos todos en la dirección del progreso la Universidad de Las Palmas; no nos prestemos a críticas poco meditadas que puedan minar el prestigio de la institución».

El rector hizo también un llamamiento a las instituciones públicas para que Canarias deje de estar en las últimas posiciones de inversión en I+D, «y que el denodado esfuerzo que está haciendo el Gobierno de Canarias en aumentar las partidas destinadas a Educación (un 5% de incremento) tengan una repercusión proporcional en la financiación de las universidades públicas», al mismo tiempo que pidió una mayor implicación de los Cabildos en aspectos como el apoyo a estudiantes e investigadores en formación. «Somos conscientes de que los problemas que nos aquejan no solo dependen de la financiación; plantillas envejecidas y en algunos casos desmotivadas, falta de técnicos en los laboratorios y de administrativos, y una carga de gestión burocrática que les sustrae a todos de lo que deberían ser sus funciones principales. Todos estos aspectos deben llevarnos a una profunda reflexión para buscar la forma de resolverlos. No me gustaría que se fueran de aquí con la idea de que les estamos pidiendo dinero ni privilegios. Les ofrezco compromiso y nuestra ayuda y colaboración», indicó a los responsables políticos, haciendo hincapié en el objetivo de remar junto con la Universidad de La Laguna «para mejorar nuestra presencia en los órganos de decisión de políticas docentes y de investigación», concluyó.

La Palma, en el corazón del acto

La Palma estuvo muy presente en la apertura del curso 2021- 2022 de la ULPGC celebrada ayer. El rector, Lluís Serra abrió su intervención con un recuerdo a las personas que sufren las consecuencias de la erupción, y arrancó el aplauso de los presentes hacia los que colaboran para disminuir los efectos de esta tragedia, entre los que se incluyen numerosos científicos universitarios. Igual que lo empezó, Serra concluyó su discurso con un cariñoso mensaje a La Palma y a todos los damnificados, entre los que se encuentran miembros de la comunidad universitaria. «En este momento todos somos La Palma. Comprometámonos en intentar aliviar su sufrimiento». También el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, tuvo palabras de aliento con La Palma al final del acto, apuntando que «las dos universidades canarias se han colocado del lado de los universitarios palmeros» y les aseguró que «podrán continuar con sus estudios superiores aunque hayan perdido todos sus recursos». El guiño musical lo pusieron las cantantes Thania Gil y Raquel Amagashe acompañadas por el cuarteto Ocho Islas, que cantaron Palmero sube a La Palma e Isla Bonita. | M. J. H.

Compartir el artículo

stats