Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Volcán de La Palma

La erupción del volcán de La Palma se estabiliza con escaso avance de la lava y menor sismicidad

La colada arrasa 93,4 hectáreas de cultivos, entre ellas 35,6 de plataneras | Los temblores se localizan a más de 10 kilómetros de profundidad y bajan su intensidad

Se estabiliza la actividad del volcán de La Palma Agencia ATLAS | EFE

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Se estabiliza la actividad del volcán de La Palma Isabel Durán

La erupción del volcán de Cumbre Vieja en La Palma pasa por una fase de estabilidad, con una colada que avanza lentamente y un descenso de la actividad sísmica registrada en la isla. El material magmático que emana del interior de la tierra se mantiene canalizado sobre la lengua de lava que desemboca en el mar, gracias a la aparición de tubos volcánicos que lo evacuan cerca de la costa, lo que evita que se produzcan nuevos daños materiales en terrenos que se mantienen fuera de la zona afectada. No obstante, este periodo de sosiego está lejos de ser una situación consolidada, ya que la naturaleza de un proceso eruptivo es cambiante y, en cuestión de segundos, puede producirse un giro de las circunstancias.

Después de 18 días de actividad volcánica, la lava ha arrasado un total de 421,93 hectáreas del Valle de Aridane, 1,81 más que en la última jornada y 153,93 más que hace una semana. El 21,13% de la superficie afectada por el paso de la colada (93,4 hectáreas) se dedicaba a diferentes cultivos como el plátano (35,6 hectáreas, unas 73 fanegadas), la viña (32,9 hectáreas) o el aguacate (6,7 hectáreas). La lengua lávica ha alcanzado un ancho máximo de 1.250 metros. Durante las últimas horas, la lava amagó con expandirse hacia el norte de la montaña de Todoque y hacia el Camino de la Gata, pero se paralizó en ambos enclaves, al igual que ocurrió con la colada que emanó hacia el norte tras el colapso del edificio volcánico el domingo. Los datos sobre el número de edificaciones afectadas no se han actualizado debido al reducido avance del material magmático, con lo que el Plan de Emergencia Volcánica de Canarias (Pevolca) mantiene la cifra de las viviendas arrasadas por la lava en 605 y las fincas agrícolas en 58.

Los centros de emisión del cráter principal continúan activos, así como los situados en los laterales del cono, y no se descarta la aparición de nuevos focos en el entorno de la erupción. Además, desde el lunes se observa una zona de fisuras situada 100 metros al noroeste de la boca principal, por las que emanan gases y mantienen muy alta la temperatura del suelo. La morfología del cono sigue viviendo etapas de crecimiento, por la acumulación de lava y cenizas, y decrecimiento, cuando colapsa por el peso del material acumulado. Como es habitual en las erupciones fisurales de carácter estromboliano, se están alternando fases efusivas, en las que emanan grandes cantidades de magma, y fases explosivas de intensidad baja y moderada. Según el Índice de Explosividad Volcánica (VEI, por sus siglas en inglés), el volcán de Cumbre Vieja mantiene un valor de 2, sobre una escala máxima de ocho.

La sismicidad se ha anclado en la zona en la que se detectó mayor actividad en los días previos al nacimiento del volcán y la población de Fuencaliente y Villa de Mazo ha podido sentir varios temblores. El número de sismos constatados se ha reducido en las últimas horas y también se han moderado sus magnitudes. La sacudida más intensa que se produjo ayer fue de 3,7 y se percibió con intensidad III en Fuencaliente. El nivel de sismicidad actual indica que es posible que se produzcan más temblores sentidos, pudiendo originar pequeños derrumbes en zonas de pendiente. El director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, quiso tranquilizar a la población de los municipios afectados por la actividad sísmica y apuntó que no se han detectado problemas significativos de deformaciones en el terreno y que solo se han confirmado deflaciones de la tierra, un aspecto que calificó de positivo.

Personal de la ULPGC realiza mediciones cerca del volcán. | | EUROPA PRESS

Ceniza en el aeropuerto

La preocupación de los equipos científicos del Pevolca se centra ahora en la meteorología. Está previsto un descenso de la altura de inversión térmica, que pasará de los 1.200 a los 900 metros, y un incremento de la estabilidad en niveles bajos de la atmósfera. Estos factores, unidos al régimen de brisas predominante en la costa oeste, son condiciones desfavorables desde el punto de vista de la calidad del aire. Las vertientes este y norte de la isla serán las más perjudicadas por la caída de cenizas, con lo que la operatividad del Aeropuerto de La Palma se puede ver afectada. Ante esta circunstancia, la compañía aérea Binter ha cancelado de forma temporal los vuelos programados para hoy con La Palma.

El cambio en el régimen de vientos propiciará un problema de partículas en suspensión que empeorará la calidad del aire. Hasta ahora se han apuntado concentraciones de partículas menores a 10 micras (PM10) y dióxido de carbono (CO2) pero, según aseguró la portavoz del Pevolca y directora regional del Instituto Geográfico Nacional (IGN), María José Blanco, «no ha supuesto un riesgo para la población». Asimismo, detalló que se está trabajando para recabar datos sobre la calidad del aire y en los próximos días se iniciará una campaña para medir el ácido clorhídrico (HCl) en las poblaciones potencialmente afectadas por el penacho marino, que se produce por el choque térmico de la lava con el mar. Desde el inicio de la erupción se ha reforzado la red de vigilancia de la calidad del aire en la isla gracias a la incorporación de dos estaciones móviles en Los Llanos de Aridane y El Paso, con las que se monitoriza el nivel de dióxido de azufre (SO2) y la presencia de PM10, los contaminantes principales emitidos por el volcán.

El penacho del volcán mantiene una «potente» emisión de SO2, pero en ninguna de las estaciones de medición se han superado los parámetros de riesgo para la población

decoration

El volcán emitió ayer 2.849 toneladas de SO2, aunque este valor «está subestimado» con respecto al real. Blanco precisó que esto se debe a la imposibilidad de circunvalar completamente el penacho volcánico. La emisión de CO2 asociada a la zona de Cumbre Vieja –medido el domingo– alcanza un valor de 1.650 toneladas diarias. El penacho del volcán mantiene una «potente» emisión de SO2 (5.849 toneladas diarias), pero en ninguna de las estaciones de medición se han superado los parámetros de riesgo para la población. El proceso eruptivo, señaló Blanco, puede mostrar episodios con un pulso de actividad freatomagmática y la altura medida ayer de la columna de cenizas y gases fue de 3.000 metros.

Uno de los peligros derivados de la erupción es la acumulación de ceniza en el techo las viviendas próximas a la boca emisora. Cuando terminan las labores relacionadas con salvaguardar la vida de personas y animales, las dotaciones de bomberos de Gran Canaria realizan tareas preventivas de limpieza en los techos y azoteas para evitar que colapsen por el peso del polvo volcánico, que ronda los 100 kilos por metros cuadrado, e inspeccionas las estructuras. Estos equipos pasan entre ocho y diez horas ininterrumpidas retirando ceniza y pueden llegar a perder entre uno y dos kilos cada jornada debido al esfuerzo y a la pérdida de líquidos a través del sudor. A esto se suma las complicadas condiciones bajo las que desempeñan su trabajo, por la lluvia de ceniza que irrita los ojos, la piel y las vías respiratorias, circunstancias que les obligan a trabajar protegidos con máscaras especiales.

La fajana que forma por la acumulación de la lava que llega a la costa ya tiene una extensión de 38 hectáreas y se expande en dirección norte-sur

decoration

La fajana que forma por la acumulación de la lava que llega a la costa ya tiene una extensión de 38 hectáreas y se expande en dirección norte-sur. El penacho marino se mantiene a lo largo del borde del delta lávico, produciendo nubes de vapor de agua y Hcl, que se concentran en un pequeño volumen alrededor del contacto. La afección de la fajana a la columna de agua del medio marino en algunos parámetros físico-químicos y biológicos alcanza profundidades de 250 metros y una distancia de 500 metros desde el frente del delta.

Desalojados

Morcuende informó de que actualmente 214 personas permanecen alojadas en el Hotel Princess de Fuencaliente, cinco más que en jornada anterior, lo que «obedece fundamentalmente a que ya empezamos a tener procesos de larga duración de relaciones con amigos o con familiares, por lo que estamos ante una cuestión estrictamente de relaciones personales».

Ayer llegaron a Puerto Naos las desaladoras portátiles que abastecerán de agua a los agricultores afectados por la rotura de los sistemas de riego y les permitirá mantener sus plantaciones hasta que se pueda restablecer el abastecimiento en la zona oeste de la isla. Para la instalación de estas complejas infraestructuras ha sido necesario trasladar un convoy formado por cuatro camiones con tracción cuatro por cuatro y una grúa especial para realizar la descarga de la mercancía. En la operación participó un equipo de diez personas, un dispositivo de limpieza para acondicionar los viales, permitir aprovechar las cunetas y evitar derrapes, y una escolta policial. Por su parte, el Ministerio para la Transición Ecológica ha confirmado el flete de un buque cisterna, que permitirá aumentar de forma sustancial el caudal de agua para riego y que se prevé que pueda llegar a la isla la próxima semana.

Compartir el artículo

stats