Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Volcán de La Palma | Medidas de las administraciones públicas

Los afectados por el volcán de La Palma solicitan un plan de reconstrucción de sus pueblos

Una plataforma pide al presidente Sánchez volver a los lugares engullidos por la lava

La colada norte muestra su curso destructivo a vista de dron Vídeo: Agencia Atlas | Foto: Agencias

Ya son más de 6.200 las personas desplazadas de sus hogares en La Palma, de las que 800 han perdido sus domicilios, engullidos por la lava, según datos comparados con el Catastro. La mayoría de los afectados ya comienza a expresar una exigencia común: un plan integral de reconstrucción para rehacer sus vidas en la misma zona o una cercana a la destruida por el volcán. Por eso se han unido en una plataforma a través de la que van a canalizar sus peticiones.

Son conscientes de que el volcán está produciendo una catástrofe económica y humana «de dimensiones que no somos capaces aún de evaluar», explican. Se han perdido 1.500 edificaciones, así como empresas, carreteras, colegios, centros de salud, centros comunitarios y explotaciones agrícolas y ganaderas, barrios enteros y «una comunidad construida de generación en generación» en El Paso, Los Llanos de Aridane y Tazacorte. Lamentan, sin embargo, que junto con las viviendas «se está perdiendo la forma de vida de muchos palmeros».

«Para nosotros una casa no son muros y puertas; es ese pequeño espacio personal en el mundo al que hemos dedicado gran parte de nuestra vida». Esto defienden los integrantes de la plataforma, que recuerdan que algunos grupos de viviendas pertenecían a una misma familia, ampliándose los inmuebles con las nuevas generaciones.

La plataforma trasladó ayer estas y otras peticiones al presidente español, Pedro Sánchez, y al presidente canario, Ángel Víctor Torres, en un encuentro que tuvo lugar en la Casa Principal de Salazar de Santa Cruz de La Palma. No solo les reclamaron el plan integral de reconstrucción, que permita a los vecinos volver a la zona en la que vivían, a pesar de haber quedado sepultada por metros y metros de lava y picón, sino también acceder a ayudas para reconstruir sus casas equivalentes al valor de mercado de lo perdido.

Indemnizaciones

Los miembros de la plataforma reivindican apoyo económico y laboral suficiente hasta que puedan recuperar por completo el nivel de vida que tenían antes de la erupción del volcán. Insistieron en la recuperación de los barrios destruidos, con las infraestructuras de las que disponían, «de forma que no se produzca un desarraigo con la consiguiente emigración», aclaran.

Los damnificados temen el desarraigo de tener que rehacer sus vidas en otros lugares de la Isla

decoration

También reclamaron especial atención a los vecinos que, por sus circunstancias personales, no quieran volver a la zona que habitaban. Para estos casos solicitan una vivienda en el municipio al que pertenecen, con una cuantía equivalente al valor de mercado de la que tenían, así como una compensación «justa por lo perdido». Y lo mismo para las personas que perdieron explotaciones agrarias o ganaderas, de forma que puedan reiniciar sus negocios, en el mismo sitio si es posible, y si no en otro lugar, facilitando terrenos con la calificación que lo permita. En esa misma línea la plataforma de afectados pide indemnizaciones para las personas que hayan perdido otro tipo de negocios, especialmente los relacionados con el turismo, como apartamentos o viviendas vacacionales.

La plataforma no se olvidó de los pescadores afectados por el cese de la actividad en la costa de Tazacorte ni de los dueños de las empresas del sector industrial, también castigados por la lava que está causando destrozos en el polígono del Callejón de la Gata, en Los Llanos de Aridane.

Por último, requieren la cancelación de todas las hipotecas y préstamos que hubiera sobre los bienes afectados, así como un plan de refuerzo de la sanidad palmera en materia de salud mental y psicológica, «porque con los recursos disponibles en la Isla es imposible atender los problemas que se derivarán de las consecuencias de esta tragedia».

Por último, solicitaron a los responsables políticos un plan de infraestructuras públicas y privadas que «garantice la recuperación lo antes posible de las carreteras, redes de riego y embalses, colegios o centros de salud» devastados por el avance de las coladas de lava.

Uno de estos vecinos afectados es Juan González. Su casa fue destruida poco después de la erupción, que comenzó el domingo 19 de septiembre. Su dirección estaba en el Camino de Las Vinagreras de Todoque. Del encuentro con Sánchez y Ángel Víctor Torres sale con «fuerzas y esperanzas para el futuro». Además, González agradeció la empatía y la confianza mostrada por los presidentes nacional y canario, quienes garantizaron que se implicarán en «la reconstrucción de nuestras vidas». «Nosotros queremos participar en nuestro futuro. Ahora, nos queda trasladar a nuestros vecinos esa esperanza», aseguró González.

Otra de las asistentes a la reunión con Sánchez y Torres fue Fátima Ramos. Esta mujer palmera subraya la necesidad de que ese plan de reconstrucción «incluya diferentes soluciones adaptadas a las circunstancias de cada afectado». Señala Ramos que los representantes públicos dieron «su compromiso» de ayudar en todo lo que sea posible.

Hoy concentración

«Notamos su afán por estar a nuestro lado, al lado de los afectados. Dijeron que nos querían escuchar y saber lo que queremos. Y se lo dijimos de forma directa, que es como mejor se entienden las cosas», detalló Ramos. «Torres y Sánchez nos adelantaron que llegarán más fondos y nosotros lo que hemos pedido es que la tasación del bien desaparecido corresponda al valor del mercado y que podamos mantener nuestra idiosincrasia como pueblo, como comunidad». «Decidimos vivir en ese lugar y queremos seguir allí. No será igual, eso está claro. Pero queremos volver al mismo lugar que abandonamos», concluyó Fátima Ramos.

Otro grupo de vecinos, que prefiere permanecer al margen de las plataformas organizadas para defender los derechos de los afectados en La Palma, plantea la primera movilización pública. A pesar de no querer asociarse, esos vecinos están gestionando una reunión de todos los afectados de los distintos barrios de los municipios de El Paso y Los Llanos de Aridane. Este encuentro se celebrará en la Plaza de España aridanense, que dicen «es la única plaza que nos queda después de que nuestros barrios hayan desaparecido». La cita será hoy jueves, a las 19:00 horas. El objetivo es «vernos las caras y al menos darnos ánimos unos a otros».

Compartir el artículo

stats