Los servicios de emergencia continúan pendientes de las últimas efusiones del volcán de la Cumbre Vieja, en la isla de La Palma, que los geólogos describen en algunos momentos como un auténtico tsunami de lava.

Así describe el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) en su cuenta de Twitter uno de los desbordes del canal lávico ocurrido en la tarde de ayer y que califican de "impresionante" por la velocidad del magma que manaba del volcán en ese momento.

Predomina la fase explosiva en la erupción y su actividad sigue en fase 2 en una escala de 0 a 8, ha asegurado este viernes María José Blanco, responsable del Centro Geofísico en Canarias del Instituto Geográfico Nacional (IGN), en la rueda de prensa del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca).

A su vez, ha indicado que se han producido desbordamientos puntuales de coladas de corto recorrido y perpendiculares al canal lávico actual.

Desde que comenzó la erupción, se han evacuado a 7.000 personas, 321 de las cuales están en un hotel de Fuencaliente. A corto plazo, ha anunciado Fernández, "no se prevén nuevas evacuaciones de la población debido a la ramificación de las coladas de lava", que seguirán en paralelo a la existente y sin amenazar el perímetro de seguridad. No obstante, todo dependerá de si se producirá o no un desvío de las coladas.

Los técnicos barajan que "los dos dedos" de la colada más activa se unan y vayan hacia el mar. De ese modo, esperan que no continúe en el barrio de La Laguna, el cual fue evacuado en los últimos días y donde el río lávico se adentró en el campo de fútbol y alcanzó el SPAR.

Los ramales de la colada situada más al norte de la inicial están a alrededor de un kilómetro de la costa. De llegar al mar, formarán una nueva isla baja o fajana si la orografía de la zona hasta alcanzar la costa es favorable, ha precisado Fernández.

A su vez, ha aseverado que se ha reducido hasta una velocidad de entre 20 y 30 kilómetros por hora, el avance de las coladas que anoche estaba en 250 kilómetros por hora, según la información aportada por los científicos.

En cuanto a la sismicidad, existe una alta probabilidad de que se produzcan sismos por encima de los 4,5 grados (esta madrugada se produjo uno cuya magnitud máxima se alcanzó en el municipio de Mazo con 4,5 grados) a las 07.02 horas y una profundidad de 36 kilómetros., y serán sentidos por la población, si bien tendrá su origen a, al menos, 30 kilómetros de profundidad.

La inversión térmica de los próximos días, ahora en 900 metros, podrá bajar hasta los 500 metros este fin de semana, por lo que se presagia un empeoramiento de la calidad del aire por la entrada de calima por el este, por lo que se aconseja el uso de mascarillas y permanecer el menor tiempo posible en el exterior, ha recomendado Rubén Fernández, director técnico del Pevolca. No se descartan nuevos confinamientos y que la nueva situación meteorológica pueda afectar a la operatividad del aeropuerto por la debilidad de los vientos, ha indicado Blanco.

El volcán ha cubierto hasta las 18.00 horas de ayer 696 hectáreas de terreno.

El último informe de situación del Departamento de Seguridad Nacional (DSN), fechado a las 06:00 GMT, señala que la erupción continúa comportándose como un mecanismo estromboliano: con fases de explosividad y efusivas.

Recuerda que existen dos grandes coladas. La primigenia, con poco aporte de lava en la actualidad, tiene tres brazos: dos al sur de la montaña de Todoque (uno es el que ha formado el delta lávico o fajana al caer sobre las aguas del océano) y un tercero situado por encima de la montaña.

La segunda, que es la que preocupa más en estos momentos a autoridades e investigadores, está al norte de la colada primigenia y se mueve en dirección noroeste con dos apéndices: uno, que presenta alta intensidad y un amplio recorrido, y otro que es el que atravesó ayer en diagonal el polígono industrial en el barrio de La Laguna.

La evolución de este último obligó al desalojo de 300 personas en las últimas horas, con lo que el número total de evacuados desde el inicio de la erupción se eleva a 6.800, de acuerdo con el IGNM que cita en su informe datos del Gobierno de Canarias, el Instituto Geográfico Nacional y el Cabildo de La Palma.

Respecto a la sismicidad, señala que, aunque detectado un incremento (24 terremotos durante esta madrugada), "no se está registrando sismicidad superficial significativa".

La calidad del aire es "razonablemente buena" y hasta el momento se mantiene la apertura y operatividad del aeropuerto de La Palma.

El buque cisterna Tomasso S, cedido por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y con una capacidad de 7.500 metros cúbicos, ha atracado este jueves en el puerto de Tazacorte, en la isla de La Palma.

El propósito es que el buque cisterna, junto con dos desaladoras portátiles que se están instalando en Puerto Naos, aporten agua de riego para las zonas de cultivo, mayoritariamente plataneras, que se quedaron sin suministro al romper la lava del volcán de La Palma la conducción que las abastecía.

La idea es garantizar el mantenimiento y supervivencia de las plantaciones, más allá de la producción actual, que se están viendo afectadas además por la ceniza del volcán.

Por otra parte, la Consejería de Educación, Universidades, Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias ha anunciado que el próximo lunes, 18 de octubre, se reanudarán las clases en los centros educativos de los municipios de Los Llanos de Aridane, El Paso y Tazacorte, medida que afecta a 4.606 alumnos y 583 docentes.