Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Volcán de La Palma | La erupción golpea también a los servicios de emergencias

Los rescatadores rescatados de la lava del volcán de La Palma

Desalojan el Parque de Bomberos que cubre las emergencias en el Valle de Aridane

La colada avanza hacia el mar entre plataneras tras pasar por el sur la montaña de La Laguna (15/10/2021) La Provincia | Involcan

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

La colada avanza hacia el mar entre plataneras tras pasar por el sur la montaña de La Laguna (15/10/2021) Ramón Pérez

La gran evacuación del barrio de La Laguna incluyó el desalojo forzoso del Parque de Bomberos que cubre las emergencias que se producen en el Valle de Aridane.

Los rescatadores, evacuados. El Parque de Bomberos de La Laguna, en el municipio de Los Llanos de Aridane, fue desalojado a raíz de la activación del Plan de Emergencia - Nivel 2 por parte del Gobierno de Canarias. Los profesionales que llevan varias semanas ayudando a los vecinos a trasladar sus enseres también han tenido que abandonar su casa a toda velocidad, ante la amenazante llegada de la colada que cruzó en diagonal el polígono industrial del Callejón de la Gata.

Este aviso provocó un gran zafarrancho con el objeto de recoger sus pertenencias y herramientas de trabajo. El jefe de bomberos de dicho recinto, Germán Pérez, se lamenta por la impotencia que supone ver avanzar a este «monstruo», que «nos hace a todos vulnerables», sostiene, una vez han tenido que reorganizarse en otro punto de Los Llanos.

Traslado a un colegio

Como unos vecinos más, los 17 bomberos que tienen como sede el Parque de La Laguna tuvieron que ser también evacuados, recogiendo no solo sus enseres personales, sino también todo lo necesario para seguir desarrollando su labor al frente de la emergencia. Desde el colegio XXV Años de Paz, en el centro de Los Llanos de Aridane, proseguirán cumpliendo con sus servicios en la comarca.

Ahora el parque, cuyas instalaciones fueron reformadas hace menos de cinco años, están abandonadas a su suerte en el barrio de La Laguna, justo al lado del colegio, y a pocos metros de la iglesia y entre muchísimas viviendas. Toca rezar para que, tras el avance de la lava, se pueda volver a un cuartel que ayer presentaba un aspecto fantasmal.

1.500

metros cuadrados de cuartel

  • Las instalaciones de los bomberos de La Laguna ocupan una superficie de 1.500 metros cuadrados, mientras que las instalaciones del cuartel tienen 300 metros cuadrados.

La evolución de las coladas ha provocado que «nos hayamos tenido que rescatar a nosotros mismos», destaca Pérez, agradeciendo la colaboración de la empresa de transportes Arente, que, con el préstamo de un camión, permitió mover todo el material para continuar desarrollando su labor diaria.

Además, todos los vehículos de intervención fueron trasladados y siguen manteniéndose activos en la prestación de servicios. Lo mismo ocurre con una lancha de salvamento, que fue trasladada al puerto de Tazacorte.

El jefe de los Bomberos muestra su incertidumbre ante la actual situación, añadiendo que ahora «toca esperar a ver cómo evoluciona la erupción», pero manteniendo la esperanza de que el camino que tome la riada de fuego a su paso por el barrio de La Laguna haga el menor daño posible y les permita volver a «casa». De todas maneras, recalca que, ante las actuales circunstancias, «no te puedes confiar hasta que todo termine».

17

bomberos en la unidad

  • Ocho vehículos (cuatro autobombas, un vehículo nodriza, una autoescalera, un vehículo de rescate y uno de mando) y una lancha conforman los medios de este parque.

Los mencionados bomberos palmeros no han perdido la moral por esta circunstancia. «Quieren seguir trabajando donde sea» y, sobre todo, continuar colaborando con todos los vecinos en la labor que desarrollan de acompañamiento, escolta y protección a quienes siguen retirando enseres de sus domicilios en las áreas de evacuadas y amenazadas por el avance de la lava.

También mantienen la tarea de seguir a los agricultores en sus labores de mantenimiento de las plantaciones de plátanos en la zona de costa, e incluso, «cuando podemos», añade Pérez, ayudan en la limpieza de tejados y en los servicios diarios que «siguen ocurriendo». En dicha labor también se están esforzando los integrantes de la Unidad Militar de Emergencia (UME) desplazados a la Isla Bonita. El responsable del cuartel subraya que ahora se habla menos de eso, «pero seguimos atendiendo» accidentes de tráfico e incendios en viviendas, además de los «trabajos especiales» designados por el Puesto de Mando Avanzado, en los que también participan, en diferentes turnos, el total de efectivos del Cuerpo de Bomberos de La Palma.

Germán Pérez deja claro que sus hombres, a pesar del revés que han tenido que solventar en las últimas horas, «están a disposición de los vecinos para lo que haga falta», destaca el bombero, «siempre echando una mano a los vecinos», aunque pone de relieve que esta emergencia es «otra historia diferente» a cualquier otra. Lo peor, lamenta Pérez, es «enfrentarse a algo contra lo que no puedes luchar», lo que, señala, se convierte en «muy frustrante». Por eso hace hincapié en que «no hay nada que hacer para evitar el daño», y alaba que «el mejor trabajo que se ha hecho desde días antes es mantener a la gente informada y localizada para actuar cuando llegó el momento».

Compartir el artículo

stats