Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Homofobia

"Diagnóstico: conducta homosexual de alto riesgo": Teresa Bernadas gana el partido

Salut impulsa cambios después de que la excampeona del mundo de hockey denunciara el informe médico de un CAP de Vic

Teresa Bernadas.

Teresa Bernadas colgó los guantes este año tras 20 temporadas. La exportera catalana, que había ganado tres Mundiales y un Europeo con España y dos Copas de Europa de clubs, no podía imaginarse cuando lo anunció en abril que volvería a ser noticia unos meses después y por un tema totalmente distinto.

Todo empezó hace un mes con una visita ginecológica rutinaria. Como hacía tiempo que no iba le dijeron que le harían unas analíticas para revisar y actualizar datos. "¿Oye de paso me puedes hacer también todas las ETS?", preguntó. "Ah sí, así aprovechamos y lo miramos todo". Ningún problema. Su sorpresa fue cuando al no recibir la llamada sobre las analíticas decidió entrar en el portal de Salut de la Generalitat. "Si yo hubiera recibido antes la llamada en la que me dicen que todos los valores están ok probablemente no habría entrado en el portal y no habría visto ni el diagnóstico ese. Pero cuando me lo descargo y busco a ver si veo algún valor alterado me encuentro 'diagnóstico: conducta homosexual de alto riesgo'".

Se quedó de piedra, alucinando. "Ostras, ¿esto cómo puede pasar a día de hoy?". Lo comentó con su círculo cercano y también se sorprendieron aunque no lo hizo público, "un poco por vergüenza y porque sabes que si lo haces expones un poco tu vida privada a todo el mundo". Pero decidió dar el paso al ver cómo el 4 de octubre una chica de 19 años de Murcia compartía en redes que un ginecólogo le diagnosticó: "enfermedad: homosexual". "Si esta chica ha tenido el valor de salir y hacerlo público está claro que estas cosas siguen pasando. A mí me pasa esto pero tengo la suerte de tener un entorno totalmente tolerante, que en ningún momento gestionan mal mi homosexualidad, todo lo contrario. Si esto le pasa a alguien que no tiene ese entorno, que tiene una situación compleja, evidentemente esto le puede generar muchísimas cosas lo tenemos que denunciar para que esto no vuelva a pasar. Si no hubiera tenido la edad que tengo, 27, y no hubiera tenido el apoyo que rápidamente me hubiera brindado mi club (el Voltregà) hubiera sido una situación completamente diferente". Compartió la noticia de Murcia acompañándola del texto: "Situación parecida, en una consulta parecida, en una comunidad distinta. Diagnóstico: Conducta Homosexual de Alto Riesgo. La condición sexual de cualquier individuo no debería ser ningún diagnóstico".

Hace dos semanas, antes de tuitearlo, contactó con el bufete de abogados de València que lleva muchos temas LGTBI. "Entiendo que esto es un tema denunciable pero pienso que no sea una práctica relativamente normal, antes de hacer nada público y decir nada en redes. Me asesoro y me dicen que eso es intolerable, que viola en principio la ley 11/2014 y que viola los derechos LGTBI". Se puso entonces en contacto con la Xarxa Pública de Serveis d'Atenció Integral LGBTI de Catalunya y decidieron tramitar una denuncia administrativa; no contra la persona que la atendió (que recalca que fue en todo momento completamente profesional), sino al ver que es algo más de código interno, de lo que tienen que informar para determinadas pruebas.

Código desfasado

Después de que el fin de semana compartiera en redes el diagnóstico, este lunes tuvo una reunión en el CAP de Osona. La respuesta fue que cuando piden determinadas pruebas tienen que poner ciertos conocimientos del paciente y que usan una codificación a nivel internacional para dictaminar diagnósticos a través de enfermedades. "Lo que es curioso es que a día de hoy se trabaje aquí aún con el CIE-10 cuando hay ya un CIE-11, que es del 2018, donde ya evidentemente todas estas codificaciones de prácticas sexuales se han anulado, solo existen relaciones sexuales de riesgo para usar en algunos casos. Y todos los temas de conducta sexual desaparece. A día de hoy todo esto está muy desactualizado, está desfasado", explica.

"'¿A nadie le llama la atención que pongáis esto en el sistema y no os alarme a vosotros mismos?'" Teresa Bernadas

decoration

"Lo que me sorprende es que a día de hoy nadie hubiera puesto el grito en el cielo porque hubiera aún estas opciones en el sistema. Ellos lo ven dentro de un procedimiento que nunca es un diagnóstico sino una información que tienen que enviar para hacer una analítica. Pero la información que recibo es un diagnóstico de conducta homosexual de alto riesgo. En el diccionario diagnóstico es a través de una sintomatología dictaminar una enfermedad y una conducta es una actitud, un comportamiento en un momento dado. Evidentemente aunque también salgan las opciones de heterosexual o bisexual igualmente la homosexualidad no es una conducta. '¿A nadie le llama la atención que pongáis esto en el sistema y no os alarme a vosotros mismos?', les pregunté".

Teresa destaca que a raíz de esta reunión ya se han iniciado cambios y no solo en su caso para que se retirara este diagnóstico del historial. "Evidentemente se han hecho errores, los reconocen y ahora hay que buscar soluciones para que no le pueda pasar a nadie más. Ya se han movilizado, desde Salut este fin de semana ya se ha dicho que estos códigos se quiten. Desde el CAP de Osona ya se ha pedido que se capen todas estas opciones a nivel interno. En Salut los cambios son más lentos, las formaciones del personal son vitales".

No dar bola a los mensajes de odio

La exinternacional, mejor portera del Mundial 2016, reconoce estar "sorprendida y un poco agobiada" por la repercusión de su caso, agradece las muestras de apoyo recibidas e intenta no perder energías con los 'trolls'. "Agradecer el apoyo recibido e intentar que esta visibilidad generada por este caso sirva para que no vuelva a pasar. Las redes sociales tienen todo lo bueno y todo lo malo. Hay gente que te dará apoyo, que evidentemente ha sido la gran mayoría. A la gente que tiene comentarios despectivos, que valoran mi sexualidad, que valoran mi intimidad, que presuponen situaciones que no tienen ni idea, porque hay información que es completamente privada no hay que darle ni voz ni voto". Aunque le preocupa el crecimiento de los discursos de odios cree que la mejor manera de combatirlos es no darles fuerza. "Los discursos de odio, a día de hoy, cada vez están volviendo a crecer. Y no hay que darles ni un micro ni señalarlos para que la gente lo vea. Directamente ignorancia pura, ni caso, cualquier comentario que me ha llegado bloqueo y fuera. Prestarles atención es acabar cayendo en su propia trampa".

Compartir el artículo

stats