Las dos coladas de lava que atraviesan el barrio de La Laguna, en Los Llanos de Aridane, se han unido en una sola y avanzan hacia el sureste para bajar por detrás de la montaña si bien no descarta que al intersecar una vaguada salten a otra cuenca y afecten a la carretera de la costa, motivo por el que en la noche de este miércoles fueron desalojados unos 150 vecinos de los barrios de Las Martelas, Marina Alta, Marina Baja, La Condesa y Cuesta Zapata --un centenar ya se había ido en días previos--. No obstante, el escenario más probable es que bordeé la montaña de La Laguna.

Así lo ha expuesto en rueda de prensa el director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, quien indicó que la llamada 'colada 7' está prácticamente detenida porque apenas recibe aporte de nuevo material y se encuentra a unos 120 metros del mar.

Un total de 416 personas evacuadas se encuentran ahora mismo en alojamientos turísticos, 375 de ellas en el hotel de Fuencaliente y 41 en el hotel Valle de Aridane.

Según los últimos datos del catastro, la erupción volcánica de Cumbre Vieja afecta a 1.196 edificaciones, de las que 963 corresponden a uso residencial, 124 son agrícolas, 57 industriales, 27 ocio y hostelería y 10 corresponde a centros públicos más otros 14 de otros usos.

En total, con datos de este miércoles, hay más de 825 hectáreas afectadas y 416 personas realojadas, 47 más que el día anterior, co 375 en el hotel de Fuencaliente y 41 en el de Los Llanos de Aridane.

Por otro lado, la calidad del aire es buena en la mayor parte de la isla, aunque continúan partículas en suspensión en los lugares más cercanos a la erupción. En este tipo de atmósferas, el uso de mascarillas FFP2 es recomendable y obligatorio en personas con el sistema inmunitario débil, señalan desde el Pevolca.

No se prevén centros de emisión en lugares alejados al foco principal de la erupción.