El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, y Alejandra Susana Gyorko, en representación de la Asociación de Daño Cerebral Adquirido, junto a varios pacientes, familiares y asistentes, dieron lectura ayer al manifiesto con motivo del Día del Daño Cerebral Adquirido, promovido por la Federación Española, y que representa a 46 entidades y a más de 11.000 personas socias. El manifiesto solicita la creación de una Estrategia Nacional de Atención y de un censo de personas con daño cerebral; establecer un diagnóstico como categoría hospitalaria; incluir a la familia como beneficiaria para que reciba información, formación y apoyo psicológico; así como la consideración de las necesidades específicas en los planes de atención sociosanitaria.

Gyorko agradeció la colaboración y recordó que cada día, ocho personas en las Islas sufren un evento de salud que derivará en daño cerebral adquirido. De esas personas, algunas fallecen, otras quedan con pocas secuelas, pero la mitad, cuatro personas al día. «van a tener gravísimos problemas para toda la vida».

El presidente insular estuvo acompañado por el vicepresidente primero, Miguel Ángel Pérez, la consejera de Política Social y Accesibilidad, Isabel Mena, el consejero de Empleo y Desarrollo Local, Juan Díaz Sánchez, la consejera de Función Pública, Margarita González, y la consejera de Educación y Juventud, Olaia Morán. Los representantes del Cabildo acompañaron a la veintena de miembros de la asociación Adacea, mostrando así el respaldo del Grupo de Gobierno a esta iniciativa que puede afectar a cualquier persona de forma imprevista y que causa daños en el funcionamiento de la mente, el cuerpo, las emociones y el comportamiento.

Asimismo, Morales resaltó que, desde que tuvieron el primer contacto con la asociación en 2017, recabaron la colaboración del Cabildo para sacar adelante sus objetivos: formar, informar y concienciar para lograr una vida y un tratamiento digno para las personas que sufren esta enfermedad.