Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Volcán de La Palma

Pasarela de ministros sobre las cenizas del volcán de La Palma

Diez de los 22 miembros del Gobierno de Pedro Sánchez han visitado La Palma en los últimos 43 días | El presidente ha viajado en cinco ocasiones desde que entró en erupción el volcán de Tajogaite

Los Reyes visitan La Palma

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Los Reyes visitan La Palma Jorge Dávila

Casi la mitad de los ministros de Pedro Sánchez ha visitado La Palma en los últimos 43 días, exactamente, diez de los 22 ministros que componen la cúpula de su Gobierno tras la reforma que hizo efectiva en el último verano. El presidente fue el primero en aterrizar en la Isla Bonita –la misma tarde-noche en la que entró en erupción el volcán de La Palma–, horas después de cancelar un viaje oficial a Nueva York para asistir a la Asamblea General de las Naciones Unidas (19 de septiembre). Entre él y su círculo de confianza se produjo el desembarco en el aeropuerto de Mazo de Pablo Casado, presidente del Partido Popular y líder de la oposición.

Pedro Sánchez

Pedro Sánchez se comprometió a no dejar de lado a la Isla tras participar en la primera reunión del Pevolca. «Canarias contará con todo el apoyo del Estado para hacer frente a esta situación», dijo delante de Ángel Víctor Torres, presidente del Gobierno de Canarias, cuando las coladas de lava iban camino de Todoque (Los Llanos de Aridane). Este compromiso lo selló mucho antes de que Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo se metiera en un charco al calificar la erupción de un «espectáculo maravilloso». Sobra decir que estas palabras no sentaron nada bien.

Pablo Casado (PP) pidió dos días antes de que Alberto Garzón (Ministro de Consumo) e Ione Belarra (Ministra de Derechos Sociales) visitaran la zona cero de la mayor crisis volcánica que se ha registrado en España en las últimas cinco décadas, y tres después de la llegada de Pedro Sánchez, que se «abrieran líneas de crédito y financiación inmediatas».

Ione Belarra

La petición del referente de los populares casi coincidió en el tiempo con el compromiso público de Alberto Garzón, coordinador federal de Izquierda Unida, para mediar en la suspensión del pago de los recibos (agua, luz, teléfono...) por parte de los vecinos que habían perdido sus casas arrasadas por las coladas. Sí. Uno de los miembros de la alianza de gobierno de Pedro Sánchez declaró a pie de volcán «que habría que liberar de estos pagos» a los que se habían quedado sin nada. Esta reflexión vio la luz al mismo tiempo que el cocinero asturiano José Andrés –el ganador del Premio Princesa de Asturias a la Concordia donó los 50.000 euros del galardón y otros 50.000 de su patrimonio personal a los damnificados– preparaba casi un millar de raciones solidarias en el Nuevo Almacén de Los Llanos y en las horas que siguieron a la visita del Felipe VI y la reina Letizia.

Pedro Sánchez, que en el último mes y medio ha hecho méritos suficientes para pedir una hoja de residente en el Valle de Aridane, permanecía al lado de Ángel Víctor Torres en los momentos más críticos de la crisis volcánica, los que coincidieron con los primeros desalojos masivos –durante este proceso más de seis mil personas han tenido que abandonar sus casas– en los municipios de El Paso, Los Llanos de Aridane y, por último, en Tazacorte. Sánchez, que ya había anunciado un Plan Especial de Reconstrucción, ha viajado hasta en cinco ocasiones a La Palma en las últimas seis semanas.

Tras los ministros del ala ubicada a la izquierda del PSOE (Belarra y Garzón) le tocó el turno a la grancanaria Carolina Darias, responsable de la cartera de Sanidad, que estuvo en la Isla Bonita en dos ocasiones –el 25 de septiembre y el 8 de octubre–, la segunda vez para ratificar el envío de 400.000 mascarillas FFp2 a los afectados por la erupción del volcán de Tajogaite. Entre estas dos visitas, la vicepresidenta segunda y máxima responsable del Ministerio de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, declaró en Madrid (es uno de los doce altos cargos que aún no ha viajado a La Palma) que «se garantizaría la máxima protección de los ERTE con un plan de empleo especial»: a mitad de octubre se habían beneficiado de esta medida extraordinaria 65 empresas palmeras y más de medio millar de trabajadores.

El día que las primeras coladas de lava entraron en contacto con el mar a través de los acantilados de la playa del Perdido, el 28 de septiembre, coincidieron La Palma en los preparativos de la cumbre Canarias-Estado los ministros Félix Bolaños (Presidencia), Isabel Rodríguez (Política Territorial) y Fernando Grande-Marlaska (Interior).

Nadia Calviño

La ministra de Defensa, Margarita Robles, certificó el 10 de octubre, tres días antes del cuarto desplazamiento oficial de Sánchez a La Palma, que la Unidad Militar de Emergencia (UME) «permanecerá en la Isla hasta que acabe todo». La única vicepresidenta que conoce en vivo la magnitud de esta catástrofe, al menos desde el punto de vista institucional, es Nadia Calviño, quien recorrió las zonas afectadas el pasado 18 de octubre.

Diana Morant Jorge Dávila

Dos días más tarde de que la titular de Asuntos Económicos y Transformación Digital empezara a hacerse una idea del caos que preside el Valle de Aridane, la que tomó el puente aéreo Madrid-La Palma fue Diana Morant (Ciencia e Innovación Tecnológica), que se interesó por el trabajo que desarrollan los integrantes de la comunidad científica que monitorizan el volcán.

Luis Planas, responsable de Agricultura, Pesca y Alimentación, se presentó en el aeródromo de Villa de Mazo 39 días después del comienzo de la erupción y con el sector platanero pidiendo aguas por señas.

Luis Planas

Mañana, por último, regresa a La Palma Fernando Grande-Marlaska.

Fernando Grande-Marlaska

Compartir el artículo

stats