Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis volcánica | La evolución del proceso eruptivo

La ceniza del volcán convierte la calidad del aire en La Palma en «extremadamente desfavorable»

La presencia de pequeñas partículas multiplica por cinco el nivel recomendado para la salud

Rayos volcánicos y terremotos, así se comporta el volcán de La Palma Agencia ATLAS / EP

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Rayos volcánicos y terremotos, así se comporta el volcán de La Palma Alberto Castellano

La alta concentración de ceniza expulsada por el volcán de La Palma ha tiznado el cielo del Valle de Aridane. La estación de Los Llanos registró durante los dos últimos días que la calidad del aire es «extremadamente desfavorable» debido a la alta cantidad de partículas menores de diez micras (PM10) relacionadas con la fina arena volcánica. Este episodio «puede» estar relacionado con «una intensa desgasificación» , según indicó Carmen López, directora del Observatorio Geofísico Nacional. Y es que a las seis de la mañana de ayer se llegó a detectar cerca de 250 micrómetros, una cifra que multiplica por cinco a la recomendada, que está en 50. Esta situación puede provocar importantes daños a la salud en personas con problemas de respiración o cardiopatías, así como población con edad avanzada y menores de edad.

El Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca) del Gobierno de Canarias, que hoy cumple 50 días desde su activación por el proceso eruptivo, recalcó en su informe diario que los habitantes del municipio de Los Llanos de Aridane deben utilizar mascarillas FFP2 si van a salir a la calle, así como evitar hacer actividades físicas en el exterior. Asimismo, a las personas inmunodeprimidas se les recomienda permanecer en sus viviendas y que sólo salgan en caso de necesidad. En el resto de municipios de la Isla, la calidad del aire mejoró en las últimas horas de forma considerable, por lo que las indicaciones se reducen al uso de los citados tapabocas para personas con problemas de salud. Por su parte, el Ayuntamiento de Tijarafe anunció anoche que el colegio y la escuela infantil de este municipio situado al noroeste de la Isla permanecerán hoy cerrados para proceder a realizar las labores de limpieza.

Esta situación se produce por una combinación de factores: la gran cantidad de ceniza emitida por los diferentes conos emisores, la escasa fuerza del viento y la inversión térmica, que se sitúa en 800-1.000 metros, con tendencia a bajar hoy a 600-800, por lo que es probable que dificulte aún más las condiciones atmosférica. Así, el Pevolca indicó que el viento podría trasladar la fina tierra que sale por el penacho hacia el resto de islas del Archipiélago en «pequeña concentración» al rolar el viento al este. Carmen López ya apuntó que es probable que los aeropuertos de La Palma y La Gomera registren problemas con la operatividad. Ya a última hora de la tarde de ayer, las aerolíneas Binter y CanaryFly cancelaron las últimas conexiones con la Isla Bonita por la presencia de arena volcánica. Esta alta emisión de cenizas llegó acompañada de una disminución de explosiones audibles, como aseveró López.

La científica recalcó asimismo, que durante la última semana se viene registrando una tendencia descendente de la emisión de dióxido de azufre (SO2), que ayer alcanzó las 4.999 toneladas. Este parámetro, que hace una semana emitía hasta 50.000 toneladas diarias, es uno de los que puede señalar la etapa en la que se encuentra el volcán. «Es uno de los signos que te está dando la dinámica de la erupción», declaró López. «Cuanto más baje es mejor noticia para nosotros como variable que indicaría alguna otra cosa», aseveró el director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, quien recalcó que, en cualquier caso, la emisión de SO2 es «muy notable todavía». Y es que la cifra tiene que situarse entre las 100 y 400 toneladas para atisbar el final del proceso volcánico.

Otro de los factores que es calificado como positivo es la sismicidad. «El número sigue siendo elevado, pero está disminuyendo», recalcó Morcuende, quien puntualizó que sobre todo han bajado aquellos que están a una profundidad mayor de 20 kilómetros. «Estamos viendo que casi todo [el magma] se mueve en 10-11 kilómetros, en una profundidad intermedia», dijo Morcuende. Entre las 00.00 y las 20.30 horas de ayer, las diferentes estaciones sísmicas de la Isla detectaron hasta 173 terremotos, el máximo de ellos con una magnitud 4,4, una intensidad IV (sentido en gran parte de la Isla) y a una profundidad de 38 km a las 20.24 horas. Morcuende incidió en que no hay eventos superficiales, «lo cual es importante para no tener mayores problemas» ya que puede estar relacionado con la posible apertura de un nuevo centro emisor. Otro dato positivo es la deformación, que mantiene un patrón estable sin elevación alguna.

Mientras tanto, la lava continúa brotando de las diferentes bocas y prosigue su camino hacia el mar por la cara sur. La situación es complicada, sobre todo ante la posibilidad de que en las próximas horas la nueva colada surgida durante el fin de semana a las faldas de Montaña Cogote acabe por dejar sin utilidad una de las dos vías de acceso a la localidad turística de Puerto Naos que quedan abiertas, el denominada Camino Marta, tras sepultar un tramo de la LP-211. El director técnico del Pevolca explicó que el material volcánico candente estaba en la tarde de ayer «encima» de esta última carretera.

En caso de que sea enterrada, la única forma de llegar al citado barrio llanense sería mediante un camino estrecho que parte del club de tenis Valle Aridane, que cuenta con un sólo carril utilizado hasta ahora como bajada y que quedaría para ambos sentidos. Esto complicaría el traslado de los agricultores para regar sus fincas y de los técnicos que, por ejemplo, pusieron en marcha las desalinizadoras para la actividad agrícola. «Nos quita el 50% de posibilidades que tenemos de mover personal y mover maquinaria», declaró Morcuende.

Ante esta situación, la Armada estudiará esta semana las condiciones de la costa de Tazacorte para el traslado mediante lanchas de los trabajadores desde el puerto de este municipio hasta diferentes puntos desde los que poder acceder a las plantaciones. Esta medida, solicitada por el Cabildo de La Palma, reduciría notablemente los desplazamientos de los agricultores que residen en el norte del valle y que en la actualidad tienen que realizar un trayecto en coche hasta Puerto Naos que se puede alargar hasta la hora y media. El Buque de Acción Marítima (BAM) Tornado zarpará hoy desde el Arsenal de Las Palmas de Gran Canaria con un equipo que está previsto que mañana empiece a reconocer los fondos.

La destrucción de los accesos a Puerto Naos también genera más problemas para una futura reconstrucción de la zona ya que obligaría al Gobierno de Canarias a crear una nueva carrera para llegar a la localidad turística. Esta lengua de lava, denominada número 11, además vuelve a amenazar a más de un centenar de viviendas de los barrios de La Majada y Las Norias, este último después de que el pasado fin de semana se librara de la destrucción provocada por otro frente que rozó la urbanización turística. Este último brazo continúa alimentando a la fajana de Las Hoyas, formada por el volcán de San Juan de 1949, y se situaba en la mañana de ayer a 150 metros de la costa tras ampliar la anchura de las coladas a los 3,1 kilómetros.

En cuanto a la superficie afectada, esta aumentó ayer hasta las 967 hectáreas (4,2 más), según el programa europeo Copernicus. De ellas, 281 son de cultivos, de las que 158 son plataneras, 58 viñedos y 23 aguacateros.

Compartir el artículo

stats