Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio ambiente

Los fondos de la vergüenza: la ría de Vigo esconde 4.150 kilos de basura

Mariscadores a pie en la zona intermareal y buzos en la zona sublitoral con el apoyo de barcos de artes menores retiraron 1.185 elementos de vidrio, goma, metal, plástico, textil, cabos o aparejos de pesca en varias jornadas

Dos trabajadores transportan en una embarcación residuos hallados en el fondo marino.

Más de 4.150 kilos. Es la cifra de residuos recogidos en la ría olívica en el marco del proyecto de limpieza llevado a cabo en 2020 y 2021 por la Cofradía de Pescadores de Vigo, “Mar limpo, mar vivo”, una iniciativa puesta en marcha por la Consellería do Mar con la financiación del Fondo Europeo Marítimo e da Pesca (FEMP) y la colaboración de la Autoridad Portuaria –también participan otras cofradías de Galicia–. En total, mariscadores a pie en la zona intermareal y buzos en la zona sublitoral con el apoyo de barcos de artes menores –unas 15 personas– retiraron 1.185 elementos de vidrio, goma, metal, plástico, textil, cabos o aparejos de pesca en varias jornadas.

"La limpieza de los fondos marinos es una inquietud que tenemos desde hace un tiempo"

decoration

“Estamos muy contentos con el proyecto. La limpieza de los fondos marinos es una inquietud que tenemos desde hace un tiempo, lo habíamos hablado en la cofradía porque hay zonas que están muy sucias. Queríamos organizar algo y justo apareció esta posibilidad de la mano de la Consellería. La acogida fue realmente buena. Es una idea estupenda que apareció en un momento en el que, precisamente, lo necesitábamos”, explica Iago Soto, el patrón mayor de la cofradía viguesa, antes de señalar que le sorprendió la gran cantidad de neumáticos que esconde el mar, así como la presencia notable de elementos de hierro o planchas de madera.

Una vez retirados los residuos por parte de los participantes, son transportados al Puerto de Vigo, donde, con la ayuda de la Autoridad Portuaria, se realiza el depósito y envío a la empresa autorizada para su tratamiento. Los residuos son descargados, se pesan y se categorizan: se separan en diferentes categorías -metales, plásticos, maderas, gomas, etc.-. “Una de las características del proyecto es que los mariscadores retiramos la basura del fondo marino aprovechando las mareas bajas. Dedicamos más de 5 horas en cada jornada de trabajo, normalmente, por las mañanas”, indica el patrón mayor de la Cofradía de Pescadores de Vigo.

Como explica Soto, esta fórmula permite eliminar la basura de la ría, que, además de ser contaminante y, por ende, peligrosa para la salud, interrumpe las labores de pesca y perjudica al sector: un fondo más limpio facilita la reproducción del marisco. A través de este proyecto, el gremio, a su vez, comunica a la sociedad su voluntad de ser parte de la solución a un problema que afecta a todos los ciudadanos y difunde un mensaje contundente para concienciar.

Material encontrado en la zona intermareal de la playa de O Areíño.

“Es un proyecto pensado para llevarlo a cabos en días laborables porque la idea es que, en vez de ir a trabajar, vamos a limpiar el mar y se nos compensa: la Consellería hizo un cálculo de lo que se gana de media en el sector por día. Esto es muy interesante. En muchos proyectos de voluntariado, vas un par de veces, pero no puedes perder tantos días de trabajo. Con el proyecto “Mar limpio, mar vivo”, no buscamos ganar dinero, en absoluto, sino contribuir a la mejora del medioambiente y facilitar nuestras labores; es algo muy útil”, reflexiona Soto, a la vez que deja claro que no se trata de retirar la basura de las playas, como se realiza en ciertas actividades de voluntariado, sino de los fondos marinos.

Un submarinista transporta restos de residuos en la zona sublitoral.

Datos de la campaña

De los 4.156 kilogramos de residuos marinos recogidos, una parte importante, 1.300 kg, se correspondieron con aparejos de pesca. El segundo material con más peso: la goma –553 kg–. Y el tercero: el plástico –405,5 kg–. En cuanto al número de elementos recogidos, destacan los plásticos –583 ítems de 1.185 en total–; detrás, se posicionan los artículos textiles –289– y los de vidrio/cerámica –118 elementos–.

Elementos retirados de la ría olívica en una de las salidas.

La campaña continúa. El pasado 22 de octubre, los mariscadores de la Cofradía de Pescadores de Vigo limpiaron la zona intermareal de la playa de O Areíño. Fue la primera salida de la segunda edición del proyecto “Mar limpo, mar vivo”. Retiraron plásticos –como un tenedor– o latas de cerveza, entre otros elementos, lo que llevó a la entidad a mandar un mensaje de concienciación en sus redes sociales: “Cuando vayáis a la playa, no os olvidéis de llevar una bolsa y recoger todo lo que encontréis”.

Compartir el artículo

stats