Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Volcán de La Palma | Problemas en el suministro del agua de riego

Nuevo revés para los agricultores de La Palma tras el parón de una de las desaladoras de emergencia

Los técnicos del Gobierno canario evalúan si la avería que reduce el caudal de agua para riego se localiza en una bomba impulsora

Las desaladoras de La Palma ya están a pleno funcionamiento

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Las desaladoras de La Palma ya están a pleno funcionamiento Ramón Pérez

Los agricultores de la costa de Los Llanos de Aridane, que dependen de la desalación de agua para mantener con vida las plantaciones de plátano dentro de la zona de exclusión creada por la erupción del volcán de Tajogaite, sufren otro revés con la avería de una de las desaladoras instaladas en Puerto Naos.

Este hecho lo confirmó el director general de Aguas del Gobierno de Canarias, Víctor Navarro, quien se refirió a que una de las dos infraestructuras portátiles «empezó con problemas de presión, filtros y, ahora, se ha decidido parar con el objetivo de verificar si tiene dañada la bomba».

La desaladora en revisión generó hasta que fue inmovilizada un caudal de 1.920 metros cúbicos al día, lo que sumado a los 850 del pozo y los 400 de la desaladora de un hotel cercanos y los 7.500 metros cúbicos que desembarca el buque cisterna días alternos, cubría las necesidades de los agricultores. «Ahora hay caudal, pero todavía no llegamos a las previsiones iniciales», comenta Navarro.

Entre las posibles causas de esta avería está el hecho de que aún no se hayan instalado mecanismos de control y sensorización de la red que abastece esta agua. Actualmente cada recurso aporta agua a diferentes presiones para que sean impulsadas por bombas, por lo que «mantener la presión dentro de la red es clave para que todo funcione», señala el director general. Con esos sensores, se auto regularán las presiones.

El equipo encargado de restablecer el funcionamiento de la desaladora ya se encuentra en la Isla, esperando desde el Gobierno de Canarias poder contar de nuevo con ella durante la próxima semana, y haciendo hincapié Víctor Navarro en que «aquí no descansa nadie y tenemos el foco puesto en esta infraestructura para ponerla en funcionamiento lo antes posible», subraya.

«Poca agua»

El sector agrícola reclama que de nada servirá en las plantaciones si la cantidad de agua que se suministra cada día se mantiene en estos niveles. Uno de esos agricultores afectados, Víctor Bonilla, lamenta que se continúan sumando gastos «para venir a mojar arena», refiriéndose a la gran cantidad de residuos expulsados por el volcán que mantienen totalmente copados los territorios de las plantaciones.

Sobre eso reclama que es necesario «hacer las cosas bien hechas», solicitando que les permitan regar las fincas, al menos cada quince días, «o los días que correspondan», pero «bien regadas, no haciendo más gastos de agua». Se refiere Bonilla a que el problema es que la cantidad de agua que le toca a cada agricultor, repartida por las distintas comunidades de regantes, «no da para traspasar la amplia cantidad de arena que cubre las plantaciones».

El espesor de ceniza «es de cuatro dedos», calcula, por lo que cree que, con trece minutos de agua, que es el tiempo concedido a este regante, no es suficiente. Por eso reclama que «más vale que den el agua a quince días, y en vez de regar trece minutos nos dejen hacerlo 26».

El Gobierno de Canarias, por su parte, ha autorizado la instalación de dos grupos de emergencia en La Palma ante las repercusiones económicas en el sistema eléctrico que le ha provocado la erupción volcánica que comenzó el pasado 19 de septiembre en la zona de Montaña Rajada.

Registro para los afectados


El Gobierno de Canarias presentó ayer la web www.infovolcanlapalma.org y abrió el registro único on-line, dos herramientas que van a facilitar la información y petición de ayudas a los damnificados por la erupción. Los detalles fueron expuestos por el viceconsejero de la Presidencia del Gobierno de Canarias, Antonio Olivera, y la directora general de Modernización y Calidad de los Servicios, Alicia Álvarez, quienes insistieron en que el objetivo es que la tramitación de datos sea «lo más fácil posible». El registro estará operativo aún seis meses después de que acabe la emergencia y los afectados podrán hacer la inscripción tanto de forma telemática como a través de los registros físicos de la comunidad autónoma y otras instituciones de las Islas. Olivera ha comentado que se hará un cierre semanal todos los martes para contabilizar el número de inscritos, y a partir de ahí en un plazo aproximado de unos diez días, empezarán a recibir respuestas a sus solicitudes. Hasta este momento se ha atendido a 290 personas en la oficina de afectados de la Casa Massieu, cuyos datos pasarán al registro.



Compartir el artículo

stats