Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Volcán de La Palma

La emisión de dióxido de azufre del volcán de La Palma vuelve muy desfavorable el aire en varios municipios

La superación del umbral de alerta por dióxido de azufre (SO2) durante tres horas consecutivas se ha detectado en la estación de Puntagorda entre las 6 y las 9 horas de este lunes

Nueva fase de explosividad del volcán de La Palma

Nueva fase de explosividad del volcán de La Palma

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Nueva fase de explosividad del volcán de La Palma La Provincia

La calidad del aire es muy desfavorable en el municipio palmero de Puntagorda tras haberse superado este lunes el umbral de alerta por dióxido de azufre, establecido en 500 microgramos por metro cúbico de aire, ya que se han registrado valores de 671, asociados al volcán.

La Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias ha emitido un informe relativo a la calidad del aire en el municipio de Puntagorda en aplicación al Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico en la Comunidad Autónoma de Canarias (Pevolca).

La superación del umbral de alerta por dióxido de azufre (SO2) durante tres horas consecutivas se ha detectado en la estación de Puntagorda entre las 6 y las 9 horas de este lunes, asociado a las emisiones de la actividad volcánica, se indica en un comunicado.

El umbral se ha superado en la medición de entre las 6 y las 7, cuando se llegó a 501, mientras que a la hora siguiente se llegó a 671 microgramos de dióxido de azufre por metro cúbico de aire, y entre las 8 y las 9 a los 633.

También se ha superado el umbral de 500 microgramos entre las 9 y las 10, cuando se ha llegado a 606.

Recuerda la Dirección General de Seguridad que la población sensible a esta superación de los umbrales son las personas con enfermedades respiratorias o cardíacas previas, como asma, bronquitis crónica y enfisema; niños, mujeres gestantes y ancianos y personas que realizan una actividad física intensa.

Los síntomas probables son tos, irritación de ojos, nariz o garganta, dificultad para respirar profundamente, molestias torácicas, palpitaciones, fatiga y agravamiento de síntomas en las personas con enfermedades respiratorias o cardíacas previas.

La recomendación para estos grupos de riesgo es la de permanecer en espacios interiores y seguir meticulosamente su plan de tratamiento médico.

Para la población en general se aconseja evitar actividades físicas intensas o prolongadas en el exterior durante la alerta, evitar el contacto con el humo de tabaco y alérgenos como el polvo o animales domésticos.

También se recomienda la reducción de las actividades al aire libre, y que se realicen en el interior, o posponerlas para cuando la calidad del aire sea buena o razonablemente buena. 

Compartir el artículo

stats