Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El volcán de La Palma disminuye la emisión de gases, provoca menos terremotos y mantiene estables las coladas de lava

Los ríos de lava transcurren por el sector central y se dirigen hacia el oeste sobre las coladas previas, sin invadir nueva superficie

Vuelo sobre el volcán de La Palma de la Guardia Civil con personal de Involcan

Vuelo sobre el volcán de La Palma de la Guardia Civil con personal de Involcan. La Provincia

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Vuelo sobre el volcán de La Palma de la Guardia Civil con personal de Involcan. M. Á. Autero

Carmen López, asesora científica del Plan de Emergencia Volcánica de Canarias (Pevolca), y Francisco Prieto, técnico del Pevolca, han señalado en rueda de prensa este mediodía que la erupción del volcán de La Palma continúa una fase de descenso de la emisión de gases y terremotos ya vista en días previos, aunque es aún muy pronto para hablar de tendencia que indique un final próximo del fenómeno.Las coladas de lava se mantienen bastante estables, transcurren por el sector central y se dirigen hacia el oeste sobre coladas previas, sin invadir nueva superficie".

El total de personas albergadas en hoteles se mantiene en 467, de las cuales 400 se encuentran en 400 en Fuencaliente y 67 en Los Llanos de Aridane. asimismo son 43 las personas dependientes alojadas en centros sociosanitarios insulares.

La superficie afectada por la erupción del volcán de Cumbre Vieja ha aumentado ligeramente en 1,41 hectáreas y se calcula que afecta ya a un total de 984,85 hectáreas. Mientras, la anchura máxima entre los puntos extremos de las coladas se mantiene en 3.100 metros, mientras que las construcciones destruidas o dañadas ascienden a 1.452 edificaciones, de las cuales 1.177 son de uso residencial, 147 agrícola, 67 industrial, 33 de ocio y hostelería, 13 de uso público y 15 de otros usos, según los datos facilitados por el Catastro. Copernicus, en cambio, eleva esa cifra a 2.722 edificaciones, la mayoría de ellas destruidas.

La erupción fisural continúa mostrando mecanismo estromboliano, esto es, un mecanismo de carácter mixto, con fases de explosividad que producen depósitos piroclásticos y fases efusivas que producen las coladas de lava, de forma simultánea. El proceso eruptivo muestra episodios de incremento y disminución de la actividad estromboliana, así como pulsos con actividad freatomagmática.

Las coladas de lava transcurren por el sector central y se dirigen hacia el oeste sobre las coladas previas, sin invadir nueva superficie.

Actualmente siguen activos varios centros de emisión con actividad intermitente (tanto de piroclastos, como de lava) variando según se modifica la configuración de la zona eruptiva. No se descarta la aparición de nuevos centros de emisión en el entorno del cono principal, dentro de la zona de exclusión. La altura de la nube de dispersión de cenizas medida hoy a las 08:45 es de 2.500 metros, dirigiéndose hacia el Suroeste.

En superficie continuará soplando el viento del Noreste fuerte con rachas que pueden alcanzar los 60 a 70 kilómetros por hora principalmente en zonas de cumbres y medianías (a partir de esta noche se debilitará ligeramente). En niveles superiores (hasta los 5.000 metros) predominará el viento de componente este.

El penacho de cenizas y dióxido de azufre (SO2) se dispone hacia el oeste-suroeste y se espera que continúe en la posición actual. La disposición esperada de la nube supone un escenario favorable para la operatividad aeronáutica. No se esperan cambios significativos de las condiciones meteorológicas durante los próximos días.

La sismicidad se mantiene baja respecto a las semanas anteriores y continúa localizándose en las mismas zonas, a profundidades entre 10 y 15 kilómetros y también a profundidades superiores a 20 kilómetros. La magnitud máxima ha sido 4.6 mbLg de un evento ocurrido el domingo a las 17:07 horas a una profundidad de 37 kilómetros, sentido con intensidad máxima IV (EMS).

El tremor en las últimas 24 horas se mantiene en niveles bajos. El nivel de sismicidad actual sigue indicando que es posible que se produzcan más sismos sentidos, pudiendo alcanzarse intensidades VI (EMS) y originar pequeños derrumbes en zonas de pendiente.

En cuanto a la deformación, la estación más cercana al centro sigue mostrando deformaciones que reflejan la dinámica del proceso eruptivo. En el resto de las estaciones se muestra una tendencia a la deflación regional.

La emisión de dióxido de azufre (SO2), asociada al penacho volcánico del actual proceso eruptivo en marcha (emanaciones visibles de gases volcánicos), registrada durante el día de ayer, domingo, continúa siendo alta, registrándose un rango de valores entre 16.600 y 23.100 toneladas diarias mediante el uso de sensores ópticos remotos tipo miniDOAS en posición móvil marítima.

Por otro lado, su evolución temporal refleja un tendencia descendente desde el pasado 23 de septiembre cuando se registraron máximos superiores a las 50.000 toneladas diarias a través de análisis satelitales. La evolución temporal de la composición química del penacho volcánico refleja también una tendencia descendente de la relación C/S, indicando que el aporte magmático tiene un origen más superficial.

En el caso de la emisión difusa de dióxido de carbono (CO2), asociada a los 220 kilómetros cuadrados de la dorsal volcánica de Cumbre Vieja (emanaciones no visibles de gases volcánicos) refleja una tendencia ascendente desde el 22 de octubre registrándose durante el día de ayer, domingo, un valor superior a las 1.200 toneladas diarias. En la estación de Los Llanos de Aridane (LP10) se registra una ligera fracción magmática-hidrotermal en el dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera del suelo, mientras que en la estación de Fuencaliente (LP08) esta es prácticamente nula.

Todas estas observaciones geoquímicas son coherentes con el actual proceso eruptivo.

En el día de ayer la calidad del aire debida al dióxido de azufre (SO2), contaminante asociado al proceso eruptivo, se situó en niveles entre razonablemente buenos y regulares en la estación de Puntagorda, con niveles medios que superaron el límite diario (establecido en 125 µg/m³). En el resto de las estaciones los niveles de calidad de aire fueron buenos o razonablemente buenos durante el día de ayer, sin superaciones de los umbrales horarios.

Durante la mañana de hoy los niveles de SO2 se han incrementado en Los Llanos de Aridane y Puntagorda, con una superación, en esta última estación, del umbral de alerta horario (establecido en 500 µg/m³) entre las 6:00 y las 10:00 horas, y los valores continúan en estos momentos por encima de este umbral. Con respecto a las partículas menores de 10 micras (PM10), ayer en la estación de los Los Llanos de Aridane se obtuvo el valor medio diario más alto registrado desde el inicio de la erupción, 382 µg/m³ (umbral diario establecido en 50 µg/m³), manteniéndose los niveles extremadamente desfavorables.

Entre las 12:00 y las 16:00 horas se registraron medidas horarias superiores a 1.000 µg/m³, coincidiendo con una mayor velocidad del viento, que intensifica el fenómeno de resuspensión de partículas depositadas previamente. Durante la noche y la madrugada, con el descenso de la velocidad del viento, los valores descendieron significativamente.

En estos momentos se repite la pauta ascendente de las mañanas. La media móvil de 24 horas en esta estación se encuentra en niveles extremadamente desfavorables, reflejando la incidencia diaria de la dinámica eruptiva y vientos. En el resto de estaciones los niveles de calidad del aire por partículas PM10 son buenos o razonablemente buenos. 

Si quiere volver a ver la rueda de prensa completa, pinche en el siguiente vídeo:

Compartir el artículo

stats