Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Volcán de La Palma | La Isla gana terreno al mar

La fajana del volcán de La Palma se une a la creada por la erupción del San Juan en 1949

La plataforma creada por los dos procesos alcanza las 140 hectáreas | Las coladas ya han sepultado más de mil hectáreas después de 54 días de erupción

Así se recogen las muestras de la nueva colada del volcán de La Palma que ha llegado al mar Agencias

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Así se recogen las muestras de la nueva colada del volcán de La Palma que ha llegado al mar Alberto Castellano

54 días después de su nacimiento, el volcán de Cumbre Vieja superó ayer las mil hectáreas sepultadas por una lava que brota incesante desde los diferentes conos y avanza en forma de río hasta llegar al mar. En la playa de Los Guirres (Tazacorte), la fajana formada durante esta erupción continuó con su crecimiento hasta anexionarse anoche a la formada en el proceso eruptivo de San Juan en 1949, originándose a su vez una plataforma única que tiene un tamaño aproximado de unas 140 hectáreas.

Los meteorólogos vigilan una borrasca que la semana que viene podría dejar lluvias en la Isla

decoration

La erupción no para, ni tampoco hay visos para que lo haga a corto plazo. Los drones, que se han convertido en los ojos de los científicos, graban durante los últimos días cómo se ha creado una fuente de lava que se encarga de llevar todo lo expulsado en Cumbre Vieja hasta el Atlántico, formando en el acantilado de Los Guirres unas cascadas de material incandescente que se entremezclan con las columnas de humo tóxico y vapor que se forman en el contacto con el agua salada. Durante la tarde de ayer se produjo un nuevo derrumbe en la cara norte del volcán, que elevó las alarmas ante la posibilidad de que reactivara las coladas situadas al norte, sobre todo la denominada número 8 que desde hace ya 20 días está parada frente a la iglesia del barrio de La Laguna. Las primeras inspecciones aéreas corroboraron que la modificación de la montaña no supuso cambio alguno: el material magmático solidificado seguía el mismo rumbo de las últimas jornadas.

Esta dinámica del proceso eruptivo ha propiciado el crecimiento de la Isla mediante la fajana de la playa de Los Guirres, que desde la madrugada del miércoles sigue alimentándose hasta arrasar con lo que quedaba de la playa homónima y alcanzando anoche una superficie aproximada de 34 hectáreas, según mediciones realizadas a través de las aplicaciones de la empresa pública Grafcan del Gobierno de Canarias y del Consejo de Investigación de Investigaciones Científica y el Instituto Geológico y Minero de España (CSIC-IGME). Con este tamaño, unida a la isla baja de unas 111 hectáreas formada en el San Juan de 1949, la plataforma única por los procesos eruptivos tiene ya un tamaño de, aproximadamente, 145 hectáreas.

Componentes de la UME junto a la fajana del volcán. | | LUISMI ORTIZ / EFE

Con todo, el Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca) indicó que el volcán alcanzó ayer las 1.005 hectáreas cubiertas. Este dato lo sitúa en el proceso más importante de los ocurridos en los últimos 375 años en La Palma, por delante del Martín o Tigalate del año 1646, con 760 hectáreas; Fuencaliente o San Antonio del 1677, con 650; El Charco del 1712, con 490, el citado San Juan o Nambroque del 1949, con 450; y, por último, el Teneguía del 1971, que sepultó 213 hectáreas, según información recogida por la Asociación Volcanes de Canarias.

El incremento de la superficie afectada también conlleva un aumento de las plantaciones agrícolas enterradas bajo toneladas de tierra volcánica. El portavoz del Pevolca, Francisco Prieto, apuntó que ya hay 290 hectáreas inservibles, siete más que el día anterior; de las que la gran mayoría, 165, pertenecen a plataneras, 59 son de viñas y 24 de aguacateros. Ya la Armada comenzó este jueves a acercar a los agricultores de Puerto Naos, La Bombilla y El Remo a sus fincas mediante lanchas desde el puerto de Tazacorte. De esta forma, el trayecto se recorta de la hora y media que se tarda en coche a los 20 minutos que se demora al hacerlo por vía marítima. Los empleados trabajan bajo la ceniza para recoger la fruta que empieza a madurarse, regar o retirar la tierra volcánica que se acumula en los techos de los invernaderos para evitar que colapsen.

La sismicidad cae de forma notable, aunque mantiene su actividad a grandes profundidades

decoration

Todo ello con el intenso ruido que emite el volcán de fondo y los temblores que se suceden bajo sus pies durante todo el día. La sismicidad volvió ayer a un actividad baja en comparación con días anteriores después del pico registrado el pasado miércoles, cuando se localizaron cerca de 120 movimientos. Este episodio llegó acompañado de un importante incremento de los terremotos a profundidades superiores a 20 kilómetros tanto en número como en magnitud, registrándose además el mayor número en un mismo día de toda la serie de la erupción.

El río de lava que nutre a la isla baja formada por la erupción.

Este comportamiento se revirtió ayer puesto que, hasta las ocho de la tarde, se habían detectado 33 temblores, por los 150 de antes de ayer, de los que 23 se produjeron a altas profundidades. En cambio, se localizó uno de los terremotos más fuertes de toda la erupción, con una magnitud 5.0 y a 34 kilómetros de profundidad que a las tres de la madrugada hizo temblar prácticamente toda la provincia de Santa Cruz de Tenerife, especialmente en las islas de La Palma y Tenerife. Así, el sismo tuvo una intensidad de IV (ampliamente observado), según la escala europea.

Sobre el episodio de alta sismicidad que se produjo el miércoles, la directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco, señaló al leer el informe del comité científico que aún hay probabilidades de que se produzcan movimientos de intensidad V (fuerte) o VI (levemente dañino). Blanco explicó que para realizar esta predicción utilizan modelos en los que se tienen en cuenta la cantidad de sismos registrados desde el pasado 11 de septiembre, cuando se detectó el primer enjambre al sur de La Palma, y su magnitud. Estos valores les indican que existe una «probabilidad alta de que en una ventana de días o semanas se sigan produciendo terremotos sentidos por la población y pudiera alcanzar una intensidad V-VI».

El tremor (el movimiento que produce el magma al subir por los conductos lávicos hasta la superficie) mantiene la tendencia de los últimos días y se sitúa en niveles «bajo», como señaló la directora del IGN en Canarias. Por su parte, el dióxido de azufre medido en el penacho desde una posición marina también dio ayer un respiro con un descenso hasta valores de entre 13.000 y 15.000 toneladas diarias -entre 31.000 y 43.000 el miércoles-. Pese a ello, el Pevolca sigue insistiendo en que la emisión de este gas es todavía «alta» puesto que se tiene que situar por debajo de 1.000 para empezar a atisbar el final. Blanco volvió a recalcar que, en cambio, las imágenes satelitales apuntan a que hay una tendencia descendente desde el pasado 23 de septiembre.

La calidad del aire también sigue un patrón con datos que se repiten durante los últimos días, con episodios de alta cantidad de dióxido de azufre, sobre todo en la estación de Puntagorda que en determinadas horas supera el límite que establece la calidad el aire buena, y una estabilización en las partículas menores de 10 (PM10), asociadas a una mayor presencia de cenizas. Los Llanos de Aridane se mantuvo durante la primera mitad del día en valores regulares para, a partir de las cinco de la tarde, producirse un ligero incremento que le hizo situarse en calidad del aire desfavorable.

Las previsiones meteorológicas para las próximas días siguen siendo favorables tanto para la mejora de las condiciones atmosféricas como para la operatividad del aeropuerto de la Isla. Así, los pronósticos apuntan a que continuarán soplando vientos procedentes del noreste y el este, desviando el penacho de gases y cenizas hacia el suroeste-oeste donde la Isla está deshabitada al situarse dentro de la zona de exclusión. Los meteorólogos continúan atentos a un frente de bajas presiones que se situará a principios de la próxima semana al noroeste del Archipiélago y que podría dejar importantes precipitaciones. El informe del Pevolca recalca que «aún existe una alta incertidumbre en cuanto a la intensidad, localización del sistema y por tanto a posibles zonas de afección».

Por otro lado, Amilcar Cabrera, técnico del Servicio de Infraestructuras del Cabildo de La Palma, informó de la instalación de un depósito de cenizas en la zona de Las Manchas, en el denominado cruce de San Nicolás en la conexión de las carreteras LP-2 con LP-211. Cabrera avanzó que investigadores de las dos universidades públicas canarias están «ensayando para dar la máxima utilidad a este producto» que «es completamente reutilizable», dijo.

921 inscritos en el registro

Un total de 921 damnificados por la erupción del volcán de Cumbre Vieja ya se han inscrito en el Registro de Personas Afectadas creado recientemente por el Gobierno de Canarias para gestionar las diferentes ayudas. El viceconsejero del Ejecutivo regional, Antonio Olivera, indicó que, además, hay 1.201 peticiones de cita previa para acudir a la oficina de Los Llanos de Aridane y que se espera llegar en breve a las 1.500 inscripciones, tanto de personas físicas como jurídicas. Olivera, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, anunció que la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca ha habilitado una nueva partida de 500.000 euros para ayudar a los agricultores afectados. Esta subvención será complementaria a la que realice el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. | R. A. D.

289

Superficie de cultivos

  • La superficie de cultivos afectados por el volcán de Cumbre Vieja asciende a 289 hectáreas, de las que 165 pertenecen a plataneras, 59 a viñas y 24 a aguacateros.

1.005

Hectáreas afectadas

  • El Pevolca estima en 1.005 hectáreas la superficie sepultada por la lava. Esta cifra significa que en la jornada del miércoles se incrementó en otras 7 por el crecimiento de la fajana.

65

Kilómetros de carreteras

  • La Palma ha visto como hasta 65 kilómetros de carreteras, calles y caminos han quedado enterrados bajo las coladas, entre las que se encuentran vías tan importantes como la LP-2.

1.131

Metros de altura

  • El cono volcánico crece y decrece a medida que avanza el proceso eruptivo. El punto más alto se sitúa a 1.131 metros sobre el nivel del mar, 39 metros menos que la semana pasada.


Compartir el artículo

stats