Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud

Ocho claves sobre la diabetes

La Encuesta Nacional de Salud desvela que el 11% de la población canaria mayor de 14 años sufre la patología, un dato que supera la media del país

Una paciente diabética se inyecta insulina. La Provincia

El 11% de la población canaria mayor de 14 años sufre algún tipo de diabetes. Así lo refleja la última Encuesta Nacional de Salud, que fue realizada en 2017, y que evidencia que el dato que reúne el Archipiélago supone casi un 3% más que la media española. Según la Federación Internacional de la Diabetes, este problema de salud afectaba en 2019 a 463 millones de personas en todo el mundo, pero las previsiones apuntan a que en 2045 habrá 700 millones de pacientes aquejados. Hoy, con motivo de la celebración del Día Mundial de esta patología, el doctor Pedro Luis de Pablos, jefe de la sección de Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín, aborda ocho claves esenciales para entender el comportamiento de esta enfermedad y la importancia que tiene su tratamiento.

Características.

Según explica el facultativo, aunque existen varios tipos de diabetes, todos se caracterizan por elevar el nivel de azúcar en sangre. «Esto se conoce con el nombre de hiperglucemia y, si no se controla, pueden producirse daños en distintos órganos. Nuestra misión es instruir a los pacientes para evitar estas complicaciones y lograr que tengan unos niveles de azúcar muy próximos a la normalidad», manifiesta el jefe de la citada sección.

Tipos.

Hay varios tipos de diabetes, si bien las más frecuentes son la de tipo 1, tipo 2 y la gestacional. La primera se caracteriza por un déficit en la producción de la insulina, que es una hormona que produce el páncreas. «Los islotes pancreáticos son una fábrica inteligente de insulina, puesto que están midiendo continuamente el azúcar. En función de los niveles que existan, liberan insulina a la sangre, así como otras hormonas como el glucagón», aclara el doctor de Pablos. Precisamente, en las personas afectadas por este tipo de diabetes este proceso falla, por lo que deben administrarse insulina a diario y monitorizar sus niveles de glucosa. En la de tipo 2, en cambio, el problema es otro y suele ir de la mano del sobrepeso y la obesidad. «Inicialmente, el páncreas produce insulina, pero el exceso de grasa, especialmente en el abdomen, hace que la insulina no trabaje. Este es el tipo de diabetes más frecuente, sobre todo en Canarias», apunta el endocrino. Por su parte, la diabetes gestacional acontece durante el embarazo y tiene otras particularidades. «La explicación es que cuando una mujer tiene un déficit relativo de insulina, al tener una sobrecarga, el páncreas tiene que producir más y no se siente capaz. Por esta razón se produce la diabetes gestacional, que no es lo mismo que cuando una diabética se queda embarazada», puntualiza el experto. Cabe resaltar que es más frecuente que esto suceda en mujeres con sobrepeso y con edades más avanzadas.

La enfermedad puede afectar a la visión, a los riñones o a la circulación si no está controlada

decoration

Avances.

En el transcurso de los últimos años se han producido grandes avances tecnológicos, que están financiados por el Servicio Canario de la Salud, y que han beneficiado a muchos pacientes diagnosticados de diabetes tipo 1. Un ejemplo lo ponen los parches inteligentes. «Se llevan en el antebrazo e incorporan unos sensores que ofrecen una información muy amplia. De este modo, las personas pueden conocer sus niveles de glucosa sin necesidad de pincharse el dedo», señala el especialista del Doctor Negrín. Otras de las grandes revoluciones han sido las bombas de insulina, unos sistemas que permiten administrar la hormona de manera continua a través de una cánula que se coloca, normalmente, en el abdomen. «Solo están indicadas para un grupo seleccionado de pacientes, ya que tienen que estar muy bien instruidos para poder hacer un uso correcto de estas. Las bombas conceden una gran precisión, ya que nos dan la posibilidad de ajustar la dosis necesaria de insulina», detalla.

Complicaciones.

El doctor de Pablos recuerda que la diabetes no controlada continúa siendo la principal causa de ceguera y uno de los principales desencadenantes de la insuficiencia renal. «También hay que tener en cuenta que muchas de las amputaciones que se realizan por mala circulación en las piernas se deben a la diabetes. De hecho, es la principal causa después de los accidentes de tráfico», alerta el profesional.

Causas.

En base a las palabras de Pedro Luis de Pablos, en el caso de la diabetes de tipo 1, no hay un marcador capaz de medir sus probabilidades de aparición. Además, «nueve de cada diez afectados no tienen antecedentes en la familia», lo que dificulta determinar las causas de su aparición. No obstante, la diabetes de tipo 2 tiene mayor riesgo hereditario y está vinculada a la mala alimentación.

Prevención.

En la actualidad, la diabetes de tipo 1 ni tiene cura ni es posible prevenirla, pero no ocurre lo mismo con la de tipo 2. «La prevención consiste en una alimentación sana, con bajo contenido en grasas, y en practicar ejercicio de forma regular», apostilla el sanitario. Además, la experiencia clínica ha demostrado que, gracias a estos hábitos, muchos pacientes logran normalizar sus cifras de azúcar y, por tanto, dejan de utilizar pastillas o insulina para controlar la diabetes. «Esto lo empezamos a ver en pacientes con obesidad mórbida, después de que bajaran de peso. No hay que olvidar que la obesidad es muy mala compañera de vida».

La diabetes tipo 2 puede prevenirse con una buena alimentación y ejercicio físico

decoration

Diabetes y Covid.

La patología constituye un claro factor de riesgo para desarrollar complicaciones en el caso de contraer la infección por SARS-CoV-2. «Los pacientes también tienen mayor riesgo de mortalidad, sobre todo si son mayores y sufren obesidad», recalca el endocrino.

Señales de alerta.

Los síntomas que pueden indicar la presencia de la enfermedad varían en función de la clase de diabetes. «En la de tipo 1 es más frecuente la nicturia, que lleva a las personas a despertarse con mucha frecuencia por la noche para orinar, así como a perder peso y sufrir náuseas. En la diabetes de tipo 2, los síntomas aparecen más despacio y las personas suelen ganar peso y estar muy cansadas», sostiene el especialista.

Prevención y abordaje

Bajo el lema Prevención y abordaje de la diabetes mellitus. Si no es ahora, ¿cuándo?, la Consejería de Sanidad, a través de las direcciones generales de Salud Pública y de Programas Asistenciales del Servicio Canario de la Salud (SCS), se suma a la iniciativa internacional del Día Mundial de la Diabetes, que cada 14 de noviembre promueven la Federación Internacional de la Diabetes y la Organización de las Naciones Unidas, desde hace ya 30 años. Este año, además, se cumplen 100 años del descubrimiento de la insulina y se ha querido rendir un homenaje a este gran avance terapéutico. Cabe resaltar que el pasado octubre, el SCS publicó la Estrategia de abordaje de la Diabetes Mellitus en Canarias, en la que se incluyen recomendaciones eficaces y seguras adaptadas al entorno de las Islas. | LP/DLP

Compartir el artículo

stats