Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Religión

Cancelan una misa falangista en Alicante tras anunciar la Generalitat valenciana acciones legales

El cartel de la convocatoria para este jueves mostraba la imagen de Franco y Primo de Rivera - Los organizadores la suspenden tras el revuelo generado

Cartel promocional de la misa difundido a través de aplicaciones de mensajería.

La Concatedral de San Nicolás de Alicante no albergará el próximo jueves una misa de difuntos por los "caídos por Dios y por España" que se promocionaba con la imagen de Francisco Franco. Los organizadores anunciaron anoche su suspensión tras informar ayer tarde este medio de la misa en su web. En el cartel que se estaba difundiendo se podía observar la figura de Franco junto con la de José Antonio Primo de Rivera, la cruz del Valle de los Caídos y La Piedad de Juan de Ávalos, que preside el acceso a la cripta. Además, en la imagen también aparece el símbolo de la FEJONS sobre una bandera preconstitucional.

Cartel promocional de la misa por los caídos.

Desde la Concatedral, el deán Ramón Egío aseguró en un primer momento que "no podemos prohibir rezar a nadie" y consideraba que el título de la eucaristía "Caídos por Dios y por España" no tiene por qué hacer referencia únicamente a los fallecidos que formasen parte del bando franquista, sino que es mucho más "inclusivo". Además, afirmó que la ceremonia - que iba a ser oficiada dos días antes del aniversario de la muerte del dictador- ya se ha celebrado en las mismas fechas de años anteriores. Pero anoche, al cierre de esta edición, el deán informó que los organizadores le habían informado de su cancelación debido a que la Generalitat valenciana, a través del diario Información, del mismo grupo que este periódico, había anunciado medidas legales contra la misa. Según Egío, la intención de los organizadores era la de "mantener la celebración en un ambiente íntimo y privado, tal y como lo han venido haciendo los últimos años", motivo por el cual se han decantado por cancelar definitivamente el acto.

Y es que desde el Gobierno regional su director general de Calidad Democrática, Iñaki Pérez, había lamentado antes en la web que "lo que ocurre en este país es impensable en otros lugares como Alemania" y consideró que "después de 40 años de dictadura, que han supuesto la época más oscura de nuestra historia, hemos tenido que soportar 40 años más de exaltación de esa época por parte de los que nos quieren sin derechos ni libertad". No obstante, Pérez celebró que "ahora tenemos una ley que condena los actos de exaltación de la dictadura y una administración dispuesta a hacer que se cumpla. No se pueden permitir este tipo de homenajes porque no pueden haber víctimas de primera y de segunda".

Fuentes de la Generalitat aseguraron que están estudiando la mejor manera de proceder y anuncian que, ante la falta de competencias para impedir la celebración de la misa, pedirán a la Subdelegación que identifique a los organizadores por una posible infracción de la Ley de Memoria Democrática, por celebrar actos u homenajes contrarios a la memoria democrática y a la dignidad de las víctimas y sus familiares, así como aquellos que "entrañen la exaltación individual o colectiva de la sublevación militar o del franquismo".

Compartir el artículo

stats