Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Volcán en La Palma

El volcán de La Palma "se apaga a veces" pero la erupción no terminará a corto plazo

La consolidación de la tendencia a la baja de las emisiones de azufre, el tremor volcánico, la sismicidad en profundidades intermedias y la deformación del terreno es aún "lenta"

Impactante vídeo del volcán de La Palma tomado con un dron

Impactante vídeo del volcán de La Palma tomado con un dron La Provincia

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Impactante vídeo del volcán de La Palma tomado con un dron A. F.

“El volcán de La Palma se apaga a veces y presenta un nivel bajo de actividad, pero a corto plazo la erupción no va a terminar”. Así se ha referido este martes la portavoz del Comité Científico del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca), María José Blanco, a la situación del proceso volcánico en la Isla Bonita.

Blanco y el Cabildo de La Palma insisten en que la consolidación de la tendencia a la baja en los indicadores principales de riesgo volcánico, como son la emisión de dióxido de azufre, el tremor volcánico, la sismicidad intermedia (en profundidades entre 15 y 20 kilómetros) y la deformación en las estaciones regionales es “lenta” pero ello no implica que el fin de la erupción esté cerca a pesar de que la energía está decreciendo. En concreto, el informe científico reproducido por Blanco en la rueda de prensa de hoy, recoge que "la energía del sistema sigue mostrando una tendencia descendente en los últimos días".

Blanco detalló que se sigue manteniendo el nivel de sismicidad a profundidades superiores a los 20 kilómetros, mientras que en profundidades intermedias se mantiene baja respecto a las semanas anteriores y continúa localizándose en las mismas zonas. La magnitud máxima de terremotos en las últimas horas ha sido de 3.8 mbLg a las 1.01 horas de hoy y a una profundidad de 38 kilómetros.

El tremor (vibraciones prolongadas relacionadas con la circulación del magma dentro del edificio volcánico) en las últimas 24 horas se mantiene en niveles bajos.

El nivel de sismicidad actual sigue indicando que es posible que se produzcan más sismos sentidos, pudiendo alcanzarse intensidades V-VI (en la escala de intensidad EMS) y originar pequeños derrumbes en zonas de pendiente. En cuanto a la deformación, desde comienzos de noviembre se observa una notable disminución de la deflación regional.

En la jornada de ayer continuó la elevada tasa de emisión de ceniza y por las condiciones meteorológicas, afectó principalmente a las zonas en dirección norte y noroeste. En el caso del aeropuerto de La Palma, "la ligera afección de cenizas obligó a cancelar varios vuelos a primeras horas del día de hoy, pero a las dos horas el aeropuerto comenzó a operar con normalidad", aseguró el portavoz del Comité Técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende.

La aportación de lava en la zona de los deltas lávicos sigue creciendo, pero se ha producido una menor afección al entorno marino que en días anteriores. El delta lávico ha crecido en 1,09 hectáreas en las últimas horas, hasta casi alcanzar las 42 hectáreas, según los datos aportados por Morcuende, quien ha añadido que el ancho máximo entre coladas es de 3.200 metros como consecuencia del ensanchamiento del frente de colada número 9.

Actualmente siguen activos varios centros de emisión con actividad variable (tanto de piroclastos y gases, como de lava) según se modifica la configuración de la zona eruptiva. No se descarta la aparición de nuevos centros de emisión en el entorno del cono principal, dentro de la zona de exclusión. La altura de la columna eruptiva medida a las 8.45 horas de hoy es de 3.000 metros con la nube de dispersión hacia el este, indicó Blanco.

La superficie total cubierta por el material volcánico desde que comenzó la erupción, hace ya 58 días, ha alcanzado ya las 1.034,32 hectáreas, 14,53 en las últimas 24 horas.

El número de construcciones destruidas es de 1.462, a tenor de los últimos datos del Castro. De ellas 1.181 tienen uso residencial, 152 son agrícolas, 67 industriales y el resto, 62, tienen otros usos.

La destrucción de hectáreas en suelo agrícola es de 305,59, de las que 179,36 corresponden a plataneras, 59,9 a viñedos y 24,2 a aguacateros.

Compartir el artículo

stats