Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis volcánica | Evolución de la erupción

Los científicos constatan que el volcán de La Palma pierde fuerza pero no se apaga

La directora del IGN en Canarias apunta que la erupción tiene «un nivel más bajo de actividad» | «Desde luego, en 14 días no se va a terminar», adelanta Blanco

La calidad del aire en La Palma cancela vuelos y suspende clases Agencia ATLAS | EFE

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

La calidad del aire en La Palma cancela vuelos y suspende clases Alberto Castellano

La directora del Instituto Geográfico Nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco, quiso dejarlo claro: «[El volcán de La Palma] está en un proceso más estable y con un nivel más bajo de actividad», pero, «desde luego, a corto plazo la erupción no va a terminar». Cuando habló de «a corto plazo» en la rueda de prensa sobre la evolución del volcán de La Palma, la científica especificó que es en torno a dos semanas. Los parámetros que radiografían al minuto el estado de la erupción siguen indicando esa tendencia a la baja, sobre todo en los niveles de dióxido de azufre (SO2) en el penacho que se situó en uno de sus valores más bajos de toda la serie histórica del proceso eruptivo al situarse entre 3.000 y 3.500 toneladas diarias, según las mediciones realizadas por sensores ópticos del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan). En cualquier caso, este valor tendría que situarse por debajo de 1.000 para atisbar el final.

El director técnico del Plan de Emergencias Volcánicas de Canaria (Pevolca), Miguel Ángel Morcuende, señaló con respecto a este gas que se ha producido «un apreciable descenso en el día de ayer [antes de ayer], que no viene más que a confirmar la tendencia general que es claramente descendente». A esta se une la deflación del terreno, que en la estación situada en Jedey, se mantiene estable; la sismicidad, que continúa por sexto día consecutivo en torno al medio centenar de temblores diarios, y el tremor -ruido que realiza el material magmático al subir por los conos volcánicos hasta la superficie-, que si bien ayer tuvo un ligero ascenso, desde principios del mes de noviembre está en niveles «bajos», como señala el Pevolca en su informe diario. Blanco volvió a indicar, tal y como hizo el pasado domingo, que «la energía del sistema sigue mostrando una tendencia descendente en los últimos días».

Impactante vídeo del volcán de La Palma tomado con un dron La Provincia

Este descenso de la presencia de gas en el penacho no se traduce en una bajada en la atmósfera. El Pevolca ha tenido que suspender durante los tres últimos días los convoyes para retirar cenizas de las viviendas y recoger enseres en Las Manchas debido a la alta concentración de dióxido de azufre al sur del volcán de Cumbre Vieja, según señaló Morcuende. Estos episodios de contaminación no se produjeron en la zona de costa y los agricultores han podido acudir a regar sus cultivos en las localidades de El Remo, Puerto Naos y La Bombilla. En Los Llanos de Aridane y Puntagorda, por su parte, también se registraron «niveles bastante desfavorables», que se repitieron en la madrugada de ayer pero que durante la mañana descendieron hasta valores «que podríamos calificar de regulares», apuntó Morcuende.

Estos registros, junto a los de partículas menores a 10 micras (PM10), están afectando de manera considerable la calidad del aire en el valle de Aridane. En este sentido, el director técnico del Pevolca explicó que los momentos de alta concentración derivadas de la expulsión de cenizas se deben en determinado casos a «un mayor movimiento de tráfico» por el casco urbano, que ponen en «recirculación determinadas partículas que ya estaban depositadas en el suelo». Este evento se ve reflejado por la noche, cuando la cantidad de PM10 es baja, y por el día, con un aumento que coincide con la jornada laboral.

Las cenizas también llegaron ayer a la cara este de la Isla, provocando cancelaciones de vuelos en el aeropuerto de La Palma. A mediodía se normalizó la operatividad al comprobar que tanto la pista como la atmósfera estaban libres de arena volcánica. Y es que los niveles de PM10 mejoraron con el paso de las horas. Esto hizo que la consejería de Educación del Gobierno de Canarias decidiera reanudar la actividad lectiva presencial en los centros educativos de Los Llanos de Aridane, El Paso, Tazacorte, Tijarafe y Puntagorda, después de que durante el martes las clases se desarrollaron online. Aun así, el Pevolca mantiene la recomendación para la población de estos cinco municipios de que deben considerar reducir las actividades enérgicas o prolongadas en el exterior, y realizarlas en el interior o cuando mejore la calidad del aire.

El volcán, mientras tanto, sigue expulsando lava que continúa alimentando la fajana formada en la playa de Los Guirres, que sigue con su crecimiento diario hasta alcanzar las 41,99 hectáreas, según mediciones realizadas por el Instituto Geológico y Minero de España (IGME). Parte de este incremento se está produciendo en el delta lávico en su día creó el volcán de San Juan de 1949 y está generando, además, la destrucción de decenas de fanegadas de plataneras de Las Hoyas. Los datos aportados por el Pevolca apuntan a que la superficie total de cultivos afectados asciende a 305,59 hectáreas, con un incremento de 9,91 entre el domingo y el martes. Ese aumento afectó únicamente a las plantaciones de plataneras, que acumulan ya 179,36 hectáreas destruidas durante la erupción por las 59 de viñas y las 24 de aguacates.

Este avance de la lava por las fincas también se ve reflejado en las cifras de edificaciones destruidas durante los últimos días. La información aportada por el Catastro señala que en las últimas 24 horas se habían destruidos dos nuevos inmuebles, ambos relacionados con el uso agrícola. Así, un total de 1.462 construcciones han quedado por ahora sepultadas por el material volcánico, de las que 1.181 son de uso residencial, 152 agrícolas, 67 industriales, 34 de ocio y hostelería, 13 públicos y 15 entre los denominados otros.

Las previsiones apuntan a que la lava continuará su avance sobre todo por las coladas 1, 2 y 9, que se han unido en una para seguir acrecentando el tamaño de la fajana de Los Guirres después de sepultar la playa de El Charcón. Asimismo, el Pevolca indicó que la ramificación que se originó el pasado lunes y que podría alimentar a los frentes 4 y 7, situados ambos entre las montañas de Todoque y La Laguna, aminoró su ritmo sin llegar a reactivarlos en su camino hacia el mar, del que le distan 360 y 125 metros respectivamente.

Compartir el artículo

stats