Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Volcán de La Palma | Estrategias para la reconstrucción

Empresarios de Puerto Naos reclaman «claridad» con el plan de recuperación para La Palma

Los inversores quieren información de los planes de futuro de las administraciones públicas en la zona | «No sabemos qué va a pasar con la agricultura y el turismo»

La calidad del aire en La Palma cancela vuelos y suspende clases

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

La calidad del aire en La Palma cancela vuelos y suspende clases Ramón Pérez

Los empresarios del núcleo turístico de Puertos Naos, en el municipio de Los Llanos de Aridane, reclaman un documento en el que aparezcan reflejadas las intervenciones que se van a realizar para conseguir la recuperación económica de una zona que está muy afectada por la destrucción provocada por las coladas del volcán de Tajogaite. Entre sus peticiones sobresale asentar las bases para forzar un cambio productivo en este perímetro de la Isla Bonita.

Francisco Garlaz, emprendedor y portavoz de la Asociación de Empresarios de Puerto Naos, en la que también se incluyen los propietarios de negocios de los núcleos de La Bombilla, Charco Verde y El Remo, es el impulsor de un proyecto innovador que mezcla la agricultora ecológica con el potencial turístico que existe en el Valle de Aridane. Su propuesta, denominada Ecofinca Platanológico, combina la agricultura sostenible con un programa de visitas turísticas y aspectos asociados a la educación ambiental.

Un «bosque comestible»

A través de un pequeño sendero, por el interior de una finca, los visitantes descubren un bosque comestible en el que el plátano es el producto estrella, junto a los árboles frutales y plantas medicinales. Además, la ruta permite comprender el papel que juega la agricultura como medio de desarrollo y sostenibilidad: los visitantes pueden hacer un recorrido por un jardín botánico subtropical y tener contacto con ovejas, gallinas, burros y otros animales, que contribuyen al abono del cultivo.

La erupción del volcán de Tajogaite ha desencadenado una situación compleja e incierta, aunque Francisco Garlaz por ahora prefiere mantener la calma. Su gran duda, y la del resto de los empresarios de Puerto Naos, gira en torno a saber cuál es el futuro que espera a los inversores. Esas incertidumbres les ha llevado a pedir información sobre las actuaciones que ejecutarán las distintas administraciones públicas en un área que se ha quedado fuera de servicio en distintos frentes. «No sabemos qué va a pasar con el turismo, tampoco con las fincas».

La gran incógnita a despejar por este colectivo es saber si «a corto o medio plazo» hay algún plan estratégico. Los comerciantes palmeros, entre otras medidas, solicitan que les «cuenten lo que van a hacer», aludiendo a que estos mantienen una situación de inseguridad que a día de hoy no les permite garantizar si podrán seguir regentando sus negocios, algunos de ellos perdidos debajo de las coladas de lava. Por esta razón exigen, además de claridad por parte de los políticos, que lleguen las ayudas comprometidas a los damnificados.

Garlaz considera que para recuperar esta zona es fundamental el contar con los caminos abiertos por tierra que han quedado totalmente destruidos. De esas obras «depende el futuro de Puerto Naos», recalca, no descartando que se sigan potenciando los traslados por mar, en los que «la carretera ya está hecha», ni tampoco la realización de la demanda histórica de una vía por la costa que una Fuencaliente con El Remo, de la que dijo que se tendría que ejecutar en una zona en la que «es difícil hacer buenos cimientos y hay constantes desprendimientos», siendo un importante reto de ingeniería. De todos modos, recalca la necesidad de contar con esas zonas de paso, ya que las opciones que les han llegado informan sobre una espera de un año y medio hasta que haya una circulación rodada desde Los Llanos de Aridane. Por eso, y ante la posibilidad de poder regresar a esa zona de costa antes de que esas infraestructuras estén habilitadas, desde la Asociación de Empresarios de Puerto Naos han comenzado a reclamar la instalación de nuevos servicios en el perímetro del litoral, sobre todo, vinculados con la atención sanitaria. Francisco Garlaz alude a que «si se produce un infarto, una emergencia o un accidente, tardamos un montón en llegar a cualquier centro de salud». Antes ese recorrido lo hacían en quince minutos.

Compartir el artículo

stats