Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Volcán en La Palma

El cementerio de Las Manchas, atravesado por la lava del volcán de La Palma, albergaba restos de 3.160 difuntos

El nuevo río de lava paralelo a la colada número 10 ha atravesado el campo santo este jueves, que tenía más de 5.000 nichos y el único crematorio de la isla

Avance de la nueva colada del volcán de La Palma

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Avance de la nueva colada del volcán de La Palma Efe

El cementerio de Nuestra Señora de Los Ángeles, en el barrio de Las Manchas, que la lava de una nueva colada del volcán de La Palma ha atravesado por la mitad albergaba los restos de 3.160 difuntos y el único crematorio de la isla.

Situado en el lado sur de la montaña del Cogote, el cementerio había evitado el avance de sucesivas coladas cada vez más cercanas desde el pasado 19 de septiembre hasta que el nuevo río de lava paralelo a la colada número 10 lo ha atravesado este jueves.

El camposanto de Las Manchas tenía una superficie de más de mil metros cuadrados y contenía más de 5.000 nichos y el único crematorio de la isla, lo cual lo convertía en uno de los de mayor capacidad del Valle de Aridane.

Emotivo homenaje de las Fuerzas Armadas a los difuntos de La Palma por el Día de Todos los Santos Ministerio de Defensa

El Ayuntamiento de Los Llanos había ofrecido a las familias que así lo desearan la exhumación de los restos de sus allegados que descansaran en dicho camposanto, aunque el número exacto se desconoce por respeto a los afectados.

Con motivo del día de Todos los Santos se instaló en la Plaza de España de Los Llanos de Aridane el llamado 'Rincón de la Memoria', una instalación de paneles con los nombres de los 3.610 difuntos sepultados en el cementerio del barrio de Nuestra señora de los Ángeles para que los familiares pudieran recordarlos en dicha festividad.

Rincón de la Memoria de Los Llanos Christian Afonso

Tras varias jornadas de descenso en su actividad, según científicos del Instituto Geográfico Nacional, en las últimas horas se ha registrado una mayor emisión de lava desde la boca suroeste que ha provocado desbordamientos y afección a terrenos que habían quedado a salvo anteriormente, como es el caso del cementerio de Las Manchas.

El volcán de Cumbre Vieja ha cubierto de coladas de lava una superficie de más de 1.100 hectáreas y ha destruido un total de 1.484 edificaciones según el Catastro, de las cuales 1.195 eran de uso residencial.

La lava, a 600 metros por hora

La lava que fluye de la nueva fisura localizada este jueves al sur del cono principal de la erupción de La Palma avanza a unos 600 metros por hora, según calcula el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcán).

En un nuevo vídeo que Involcan ha difundido en las redes sociales se puede apreciar cómo la lava desciende líquida y con rapidez sobre un manto de ceniza.

Además, este organismo científico informa de que la nueva colada ha superado el cementerio de Las Manchas y su frente se ha situado en el camino Aniceto interior.

La Televisión Canaria ha emitido imágenes en las que se aprecia cómo la lava ha atravesado el camposanto, arrasando con buena parte del mismo, quedando en pie una zona de nichos.

La lava que fluye por esta nueva colada que ha alcanzado el cementerio de Las Manchas y la planta fotovoltaica genera preocupación porque está destruyendo todo lo que encuentra a su paso en una zona de caseríos dispersos y terrenos de labranza.

El director técnico del Plan Especial de Protección ante Riesgo Volcánico de Canarias (Pevolca), Miguel Ángel Morcuende, ha afirmado que la nueva colada surgió a primera hora de esta mañana y discurre paralela a la décima.

Es "una mala noticia" porque el nuevo río de roca fundida discurre por zonas "no holladas" anteriormente por la lava "y está destruyendo lo que encuentra a su paso, ha superado el cementerio de Las Manchas" y ha discurrido con bastante velocidad, aunque posteriormente ha ralentizado su marcha porque se está volviendo viscosa.

Esto es consecuencia del material que ha arrastrado a su paso por zonas de mucha concentración urbana, y dispersa, lo que la ha frenado a unos 25 metros por hora, muy diferente "al ritmo más elevado de esta mañana, con una lava que emerge probablemente de bastante profundidad, muy caliente y fluida", ha apostillado Morcuende.

Científicos y técnicos están monitorizando esta colada porque "es preocupante" ya que empieza a entrar en una zona de fuerte pendiente, y de hecho su trayectoria será objeto de una reunión a primera hora de la tarde en el Puesto de Mando Avanzado.

Compartir el artículo

stats