Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

25 N | Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Un trato correcto de la información

La asociación Vivas recibe el Premio Menina por su interés en la lucha contra la violencia machista

Mujeres periodistas de Vivas de la Comunicación. | | LP

Hoy se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Con motivo de esta jornada, mañana, la Delegación del Gobierno en Canarias entregará los Premios Menina 2021 a cinco personas y entidades, entre las que se encuentran la asociación Vivas Mujeres Canarias de la Comunicación y la tripulación del buque oceanográfico Ángeles Alvariño que participó en el caso de violencia de Tenerife.

La asociación Vivas Mujeres Canarias de la Comunicación ha obtenido el Premio Menina Canarias 2021 que otorga mañana la Delegación del Gobierno en las Islas, como viene haciendo desde el año 2010, a personas e instituciones en el Archipiélago por su labor e implicación en la lucha contra la violencia de género, cuyo día de reivindicación para su erradicación es hoy. La asociación recibió la noticia hace una semana a través de su presidenta y resultó «una grata sorpresa», según señaló Luisa del Rosario.

Vivas es un grupo de mujeres de la comunicación que defiende el feminismo como teoría, acción y movimiento necesario para alcanzar la igualdad real entre mujeres y hombres en todos los terrenos. Como profesionales del sector son conscientes de la enorme trascendencia e influencia social de su trabajo. Creen que es fundamental informar con perspectiva de género, formarse y ofrecer formación, contribuir a visibilizar las aportaciones de las mujeres a la sociedad y a eliminar los estereotipos y modelos lesivos para la imagen y la consideración de las mismas que difundan los medios. Ven necesario informar desde una perspectiva de género erradicando el lenguaje y el tratamiento de imágenes sexistas y haciendo visibles a las mujeres y sus aportaciones a la sociedad.

«Intentamos concienciarnos de cómo trabajamos en el sector de la comunicación. Contamos en la asociación con fotógrafas, diseñadoras, periodistas de medios privados y públicos y autónomas para ayudar a generar un cambio. Queremos poner en práctica la perspectiva de género en los medios. Nos hemos informado bien del tema más preocupante, la violencia machista. Pienso que el premio nos ha sido concedido porque se ha notado una modificación en los medios de comunicación en el tratamiento de la problemática desde hace cuatro años y hemos incluido temas que antes no se manifestaban, tales como la violencia vicaria», apuntó Del Rosario.

Se pueden apreciar variaciones en el manejo de esta información en diarios como LA PROVINCIA o el Canarias 7 donde «estas noticias ya no se incluyen en sucesos, sino en la sección de Sociedad. Por tanto, se toman ya como un problema social. Nuestra asociación estuvo trabajando en el protocolo, al que se adhirieron todos los medios de comunicación del Archipiélago, que hizo el Instituto Canario de Igualdad». «Otro ejemplo claro de cómo ha variado la visión de estas situaciones es que ya no se sacan anuncios de prostitución». En la Televisión Canaria también se ha apreciado un cambio. «Los medios se dedican mucho más a temas, como las jornadas de trata de mujeres y niños con fines de explotación sexual», indicó la presidenta de Vivas.

Se analizan mucho más las problemáticas y ha cambiado la forma de abordarlas. Entre ellas, darle una mayor extensión a todo lo concerniente a la violencia de género o «poner más el énfasis en el maltratador que en la víctima, no revictimizar a la víctima, teniendo en cuenta el uso del lenguaje inclusivo o las buenas praxis. Entre ellas, por ejemplo, evitar sacar imágenes de la casa donde vivía la víctima y se ha cometido un asesinato o hablar de asesinato y no de que las mujeres se mueren. Evidentemente, se trata de un problema social, pero no queremos manifestarnos como suceso». Si se echa una ojeada a los diarios de los años 70 «podemos ver cómo viene escrito, varias veces, que los celos llevaron a matar. Ese tratamiento de la información no se puede permitir hoy en día. Es quitarle al agresor su responsabilidad en un asesinato por sobrevenirle un arrebato de furia».

Compartir el artículo

stats