Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

25N | Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Machista

Manifestación del 25N en la capital grancanaria: «Ni olvidamos ni callamos, ¡gritemos!»

La manifestación ‘ruidosa’ de la capital reivindica el fin de los asesinatos de mujeres y menores, de la violencia vicaria y del acoso sexual

Manifestación del 25N en Las Palmas de Gran Canaria José Carlos Guerra

Para ver este vídeo suscríbete a La Provincia - Diario de Las Palmas o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Manifestación del 25N en Las Palmas de Gran Canaria Amalia García-Alcalde

A las siete de la tarde de este jueves ya se habían concentrado múltiples manifestantes, entre mujeres y hombres, por el 25N, en el kiosco del parque San Telmo para, a ritmo de pitos y cacerolas, cruzar la calle Triana y llegar a la plaza de Santa Ana donde se produjo la lectura de un manifiesto reivindicando el fin de esta lacra, de la violencia machista, el fin de los asesinatos a mujeres y de las muertes a menores, de la violencia vicaria, de dejar a niños huérfanos y del acoso sexual a mujeres.

«Ni olvidamos ni callamos ¡Gritemos!»

Miembros de la Red Feminista de Gran Canaria, que engloba a 15 asociaciones de toda la Isla, portaban pancartas y gritaban consignas como cada ocho de marzo, 25 de noviembre y en momentos en que se concentran contra los feminicidios que ocurran durante el año en Canarias.

«Ni olvidamos ni callamos ¡Gritemos!»

Al frente de la manifestación destacaba el eslogan de este año: Contra las violencias machistas los feminismos actuamos. ¿Y tú? Cuando comenzó el recorrido hacia Triana, comenzaron también a repetirse las consignas. Entre ellas, Ni olvidamos ni callamos. ¡Gritemos juntas!; El machismo, eso sí que es terrorismo; No son muertas, son asesinadas; Por las que están, por las que no están, por las que peligran, por las que vendrán; Que no, que no, que no tenemos miedo, que sí, que sí, que sí tenemos rabia; Jueces y fiscales, ustedes son los culpables; No tenemos ganas de un gobierno facha; La calle, la noche, también son nuestras, ninguna agresión sin respuesta, etc...

Entre el público congregado había gente de todas las edades. Carmen Guerra, de 65 años, acude a todas las manifestaciones reivindicativas de la igualdad para la mujer. Lleva 40 años pidiendo que cambien las situaciones «pero siguen igual. No se está educando en la igualdad. La mujer avanza mientras el hombre no lo hace mentalmente ni ve que tenemos los mismos derechos». «Antes la mujer se callaba cuando la pareja le prohibía salir o no le dejaba vestir como quisiera, pero hoy en día no, por lo que se generan situaciones de violencia donde él impone la fuerza». Stephanie Bulté, de 20 años, viene del norte de Francia y está en Gran Canaria estudiando el programa Erasmus en Lenguas Extranjeras. «He aprovechado para acudir a una de mis primeras manifestaciones. Se trata de un tema muy actual en que la gente de mi generación se implica cada vez más. Nos ofrecen mucha información sobre la violencia para que no suceda en nuestras edades. En Francia también hay muchos casos de violencia machista». Alyssa Lebel, compañera de Bulté, opina que hay que participar en la concentración por ser una cuestión de gran actualidad. «Aparte de la violencia física se ve mucho la psicológica en la generación de mis padres. Incluso en el colegio he podido comprobar cómo en los últimos cursos los chicos se creían superiores».

35

Manifestación del 25N en Las Palmas de Gran Canaria José Carlos Guerra

Andrei Guerrero, canario de 23 años, estudia Trabajo Social. «Somos agentes sociales y tenemos que estar aquí aunando y apoyando esta causa de todos y todas. Muchas compañeras me decían que era su día, pero en mi opinión, es el de todos y hemos de apoyar y luchar para cambiar las cosas poco a poco. Si no han evolucionado ya es por falta de educación, por el lenguaje y por la escasez de conocimientos». Guerrero piensa que en su generación siguen ocurriendo casos. «Lo que sí es cierto es que ahora es mucho más visible a través de las redes sociales. Sigue apreciándose un control en las parejas sobre con quién se queda o no. Hay que evitar que esta gran lacra social continúe ocurriendo en ninguna parte del mundo porque en todas hay machismo».

Carmen Carbó, catalana de 22 años y estudiante de Educación Social, cree que hay que partir de la educación en la niñez para evitar la violencia. «En mi rango de edad sigue habiendo casos por el aprendizaje dentro de un patriarcado». Carlos González, de 23 años y de Las Palmas, piensa que todos y todas «tenemos que comprometernos por esta causa. En mi generación veo este tipo de actitudes incluso, más reforzadas, en la forma de vestir o control de amistades. Sufrimos una involución. Hay ciertos partidos políticos, además, que rechazan emplear el término de violencia de género en su discurso, pero desde la educación más primaria se debe que entender lo que significa y luchar en contra». Patricia Posadas, de 60 años, cree que la violencia machista es una manifestación muy visible «de la sociedad patriarcal en que estamos. En mi generación seguro que hay muchísismos casos, pero no existen datos porque no se hablaba del tema. Las mujeres de mi edad, desde jóvenes, hemos sido objeto de todo tipo de abusos sexuales y no había movimientos reivindicativos de la igualdad. Estos grandes cambios necesitan tiempo y un relevo generacional».

La Jefatura Superior de Policía de Canarias se une a la lucha contra la violencia de género en el 25N

En el manifiesto que se leyó al finalizar la concentración en Santa Ana, las feministas expusieron que, de nuevo, un 25N «estamos en pie contra las violencias machistas para alzar la voz por cada una de las 37 mujeres asesinadas en el último año a manos de sus parejas o exparejas, 37 familias han quedado destrozadas por la violencia de género, y 37 asesinos han dejado 24 huérfanos y huérfanas». Añadieron que «asesinan a mujeres, pero también a sus niñas y niños con la única finalidad de hacer daño a la madre. Ni olvidamos ni callamos. Por eso les vamos a pedir un minuto de grito. Un grito para canalizar la rabia, la angustia, la pena, por las pequeñas Anna y y Olivia y por su madre Beatriz. Un grito por cada una de las 37 mujeres asesinadas este año». «Ni olvidamos ni callamos. Estamos y seguiremos estando aquí. ¡Gritemos por ellas!»

Destacaron que 17 años tras la aprobación de la ley contra la violencia de género en España «seguimos esperando un currículum que frene la socialización en el machismo en todas las etapas educativas porque la educación debe servir de contrapeso a la cultura de la violación, a la LGTBIfobia». En cada crisis las mujeres «padecemos las peores consecuencias. Lo vimos con el covid y ahora en La Palma por el volcán, donde han aumentado las denuncias de violencia de género».

Alumnos de un instituto de Lanzarote realizan un emotivo vídeo contra el machismo LP / DLP

Compartir el artículo

stats